Evaluación postural dinámica mediante sentadilla de arranque. Detección de desequilibrios musculares.

Evaluación postural dinámica mediante sentadilla de arranque. Detección de desequilibrios musculares.

El movimiento es un componente esencial de la vida diaria y el rendimiento deportivo. Está influenciado por la alineación estructural del individuo, su flexibilidad y fuerza muscular, su coordinación y por las respuestas del sistema nervioso a un entorno cambiante.

La observación del movimiento humano puede ser utilizada para desarrollar
estrategias de prevención de lesiones y mejorar la performance atlética del individuo.

Estaríamos hablando de que no alcanzaría con una evaluación estática de la postura, la cual sin lugar a dudas tiene una marcada influencia, y debe realizarse para que nos oriente hacia un plan correctivo. Sino que, también es necesario realizar una evaluación dinámica, como puede ser la prueba de sentadillas de arranque, para determinar distintas falencias en nuestro entrenado.

Esta sentadilla que propone la Academia Nacional de Medicina del Deporte (NASM), puede utilizarse para una evaluación general del individuo y sus patrones de movimiento. Los resultados de esta prueba estarán relacionados con la flexibilidad y fuerza muscular integrados en una acción global de movimiento de dicho individuo.

Cómo ejecutar y utilizar los datos de la“Sentadilla de arranque”(Overhead Squat).

Los patrones comunes de movimientos observados durante la ejecución de la sentadilla de arranque, nos darán el estado de músculos antagonistas, en su función, por lo que tendremos datos que nos guiarán hacia trabajos específicos a realizar mediante ejercicios que tendrán como finalidad estirar los músculos hiperactivos, potencialmente acortados y fortalecer la musculatura de baja actividad ó débil.

Ejecución de la prueba.

La prueba de Sentadillas de Arranque implica una posición de cuclillas con apoyo de ambos pies y con los brazos levantados encima de la cabeza.

Las indicaciones previas a la ejecución son las siguientes: De pie con los pies ancho de cadera y no ancho de los hombros; los dedos apuntando hacia el frente y, los brazos levantados por encima de la cabeza.
A partir de esta posición inicial, al atleta se le indica que realice el gesto de sentadilla o bien que haga el movimiento como si se fuera a sentar en una silla.

La observación es a partir de tres puntos de vista: anterior, lateral y posterior.

Después de realizar 5 sentadillas para la vista anterior, el atleta realiza 5 sentadillas para la vista lateral y 5 sentadillas para la vista posterior.

El evaluador toma nota de las características del movimiento, o bien de un patrón de ejecución particular identificado durante la prueba.

Observaciones

Vista anterior: Las observaciones se centrarán en los pies y rodillas.

Una compensación común en los pies, es que estos se ubiquen girando hacia afuera. Al darse esto, el observador debe evaluar la posición de la primera metatarsofalángica (MTF) y su relación con el maléolo medial (Tibial). La primera articulación metatarsofalángica se alineará con el maléolo medial en un pie normal, mientras que la primera articulación metatarsofalángica aparecerá más lateral que el maléolo interno con un pie con rotación externa.

Compensaciones en la rodilla: implican movimientos hacia adentro (inward) o hacia afuera (outward) de la misma. En siguientes post que compartiremos, se publicaan tablas, imagenes, etc. que nos ayudarán a analizar los datos obtenidos mediante la observación realizada.

Vista Lateral: Las observaciones realizadas desde apuntan al complejo lumbo-pélvico/cadera (LPHC) y posiciones superiores del cuerpo.

El tronco debe permanecer paralelo a la pierna durante la fase de descenso de la sentadilla. Si trazamos dos líneas imaginarias no deberían cruzarse nunca, ahora bien, si se inclina hacia adelante se produciría el cruce de dichas líneas.

A su vez, se observara que ocurre a nivel de columna lumbar, si esta aumenta la lordosis lumbar fisiológica (low back arches) o bien si se invierte generando una rectificación lumbar o una cifosis lumbar (low back rounds).

Vista Posterior: Las observaciones realizadas desde la parte posterior, incluirán las posiciones de los pies y del complejo lumbo-pélvico/cadera. En cuanto a este último, podemos observar una descarga asimétrica del peso corporal durante la ejecucion. En cuanto a los pies, normalmente, el calcáneo debe permanecer paralelo con la pierna, sin embargo, una compensación común que se observa en los pies es la pronación. De igual manera, se debe observar que no se despeguen los talones del suelo (heel rises).

En conclusión, la prueba de sentadillas de arranque puede resultar útil para la identificación de disfunciones musculares durante el movimiento. Los resultados de esta prueba de fácil y práctica puesta en acción, nos aportara datos orientativos para el armado de un plan correctivo que nos permitirá mejorar los patrones de movimiento y, posiblemente, reducir el potencial de lesión del musculo esquelético.

Christopher J. Hirth. Clinical Movement Analysis to Identify Muscle Imbalances and Guide Exercise. National Academy of Sports Medicine; 2007.

Clark M, Corn RJ, Lucett S. Corrective Exercise Specialist. National Academy of Sports Medicine; 2005.




COMPARTIR