Evaluación

La evaluación es un proceso que procura determinar, de manera más sistemática y objetiva posible, la pertinencia, eficacia, eficiencia e impacto de actividades a la luz de los objetivos específicos. Constituye una herramienta administrativa de aprendizaje y un proceso organizativo orientado a la acción para mejorar tanto las actividades en marcha, como la planificación, programación y toma de decisiones futuras. La evaluación llevada a cabo en el laboratorio (o en el campo) debe considerarse como una herramienta de diagnóstico y como una ayuda para el entrenamiento. Existen cinco razones principales para llevar a cabo la evaluación fisiológica de la aptitud física en el campo deportivo:

  1. Identificar debilidades. El propósito principal de la evaluación es establecer las fortalezas y debilidades de un individuo. Esto implica la identificación de los principales componentes de la aptitud física en una actividad o deporte y evaluar estos componentes
  2. Monitorear el progreso. Mediante la repetición de los tests apropiados en intervalos regulares, el entrenador pude tener un panorama de la efectividad del entrenamiento prescrito. La utilización de una única evaluación tiene pocos beneficios tanto para el atleta como para el entrenador.
  3. Proveer una retroalimentación. La retroalimentación mediante los resultados de uno o varios tests puede servir de incentivo para que el atleta mejore en un área determinada.
  4. Educar a atletas y entrenadores. Un programa de evaluación puede proveerle a los atletas y entrenadores una mejor comprensión de las demandas de un determinado deporte y de los atributos que se requieren para alcanzar el éxito. Esto facilita el desarrollo sistemático de los programas de entrenamiento.
  5. Estimar el potencial de rendimiento. Muchas naciones han experimentado el éxito al identificar a individuos que eran adecuados para deportes que requieren de ciertos atributos antropométricos y capacidades fisiológicas.

Estas características y capacidades solo pueden ser identificadas a través de un adecuado plan de evaluaciones.

Por otra parte, la competencia suele ser, naturalmente, la mejor evaluación de un atleta, pero es difícil aislar los diferentes componentes dentro de un deporte y obtener medidas objetivas del rendimiento. La evaluación de la aptitud física puede proveer información relevante acerca de los componentes específicos de un deporte. Además de los puntos señalados previamente, entre las razones para evaluar a un atleta se pueden establecer:

  • El estudio de los efectos del entrenamiento
  • Motivar a los atletas a entrenar en mayor medida
  • Proveer a los atletas de la retroalimentación adecuada
  • Concientizar a los atletas acerca de los objetivos del entrenamiento
  • Evaluar si un atleta está listo para competir
  • Determinar el nivel de rendimiento de un atleta durante un período de rehabilitación
  • Planificar programas de entrenamiento a corto y largo plazo
  • Identificar debilidades 

COMPARTIR