Fibo 2013. Tendencias del Fitness en Europa. Análisis y reflexiones

Fibo 2013. Tendencias del Fitness en Europa. Análisis y reflexiones

Emprendimos viaje hacia Alemania para disfrutar de la Feria Internacional del Fitness en el contexto del marco Europeo, el que supone un punto de encuentro profesional y donde se reflejan las tendencias del sector.

El viaje fue plácido y disfrutamos de un desplazamiento acompañado, ya en el mismo avión, de una importante expedición española. También allí encontramos algunos amigos más que se incorporarían más tarde, compañeros de profesión fiel muestra del interés de los profesionales por estar al corriente de todo cuanto acontece entorno al mundo del fitness. Fue, una vez más, una extraordinaria experiencia

Nos recibió un país maravilloso, con un tráfico algo caótico, pero con excelentes comunicaciones por tren. El tiempo acompañó a una Feria que volvía a Colonia. El viaje en tren dejaba hacia el recinto ferial dejaba entrever un paisaje especial, el Rin y la Catedral de Colonia, cuyo estilo gótico envuelto de un entorno único le proporcionan ese aroma romántico que desprende esta parte de la ciudad

La llegada al recinto ferial nos mostró un gran despliegue de medios y áreas donde podríamos encontrar todo lo relativo a maquinaria, tecnología, material, fisioterapia, rehabilitación, formación. Poder profundizar adecuadamente nos llevaría dos días intensos, agotadores, de numerables horas de recorrer y conversar con especialistas de diversas áreas y nacionalidades. En el tercer día haríamos un tour por una de las instituciones con mayor número de centros de Alemania para conocer sus planteamientos y formas de aplicación en sus más de 18 centros.

Después de todo ello quisiéramos poder plasmar todo ello (dejando constancia de que no deja de ser más que una serie de observaciones y análisis desde la perspectiva de los observadores que, obviamente, una evidencia) pensando que puede ser de ayuda para todos los profesionales europeos e igualmente para nuestros amigos y compañeros del otro lado del Atlántico.

En 2013 el American College of Sports Medecine (ACSM) presentó los resultados de su encuesta entre sus miembros sobre la valoración del sector y las tendencias emergentes. En este año parece que el entrenamiento de fuerza cobra especial relevancia (y van…) y dentro el mismo el entrenamiento del core, funcional, entrenamiento con el peso corporal, etc…(una clara muestra más de conceptos asociados al marketing que un verdadero enfoque basado en el rigor, puesto que de lo contrario no son muy comprensibles estas “diferenciaciones”, pero este es otro tema). De ello vimos mucho también en esta FIBO y hablaremos a continuación. Sobre otro temas como el entrenamiento con niños, adultos mayores o la mejora de la composición corporal (con especial atención a la pérdida de %graso) entendemos sí son verdaderas tendencias a considerar y analizar pero, lamentablemente no tienen mucha cabida aún en este tipo de eventos (algo también para reflexionar, dada la tendencia socio-cultural y económica que está adquiriendo la sociedad en este siglo).

Observamos en la Feria un buen despliegue de materiales, maquinaria y algunas muy interesantes. Sobre ello no vamos a detenernos, nos parece positivo el que se siga apostando por la mejora en dichos aspectos vinculados a proporcionar más recursos y posibilidades.

No obstante, lo que más llamaba la atención era la evidente apuesta por el entrenamiento que utiliza espacios “distintos”, utilizando jaulas enfocadas a un entrenamiento mediante ejercicios con el propio peso corporal o con distintos implementos, incluso incorporando algún elemento para el entrenamiento cardiovascular. Todo ello permitiendo un entrenamiento denominado (quizás por diferenciarlo, pero con escaso rigor a la hora de utilizar dicho término) “entrenamiento funcional”, en un contexto grupal y con una metodología basada en el agrupamiento de series o la organización circular neuromuscular o mixta.

No obstante, tras recorrer (y grabar) la mayoría de propuestas, tras conversar con especialistas y compañeros, resaltamos algunas cuestiones que deberían llamar la atención de empresarios, gestores y técnicos, en el intento de un análisis y crítica constructiva.


En primer lugar, destacó la escasez de criterios en la prescripción (tuvimos ocasión de comentarlo con algunos compañeros) de la mayoría de estas propuestas, fue algo que llamó poderosamente nuestra atención:

-¿Cuáles eran los parámetros fisiológicos que podrían definían la dosis de la sesión organizada y expuesta? Ello claramente se relaciona con los objetivos, que en la mayoría de casos, curiosamente, todos basaban en: aspectos hormonales, pérdida de peso, mejora de la fuerza (muchos de ellos al menos cuestionables). Realmente parecía más una publicidad de carácter comercial que un verdadero intento por mostrar las bondades de los expuesto (algo que no favorece el posicionamiento del sector del ejercicio a nivel socio-sanitario).

- ¿Con qué criterios se seleccionaban los ejercicios? No encontramos una justificación para dicho componente. Los ejercicios se utilizaban más con criterio de espectacularidad, máxima utilización de materiales, etc., y con escaso control que con una cierta coherencia en dicha selección.

Sobra decir que se entiende la necesidad de crear espectáculo, de exponer el material, la potencialidad de todo ello, etc…la pregunta sería ¿no es posible hacer esto mismo acompañado de algo más de rigor técnico? Creo que una cosa no va reñida con la otra.

Obviamente estas propuestas suponen un desafío a nivel bionergético y neuromuscular (si bien pueden, en muchos casos, emplear estímulos excesivos (en volumen y especialmente intensidad), inadecuados y hasta contraproducentes en población de salud a la luz de las investigaciones actuales, pero también suponen resolver una tarea con adecuada capacidad de movilidad y estabilidad a nivel de sistema de movimiento (SMov). Sorprendió observar la escasez de criterios en la aplicación de normas básicas en el planteamiento y desarrollo de los distintos ejercicios. Íbamos paseando por los distintos expositores y en casi todos (creo que solo en un único caso fue posible observar lo contrario) encontramos que no se podía inferir, ni detectar, ni tampoco encontrar justificación (intentábamos dialogarlo con los compañeros) en las razones para elegir estos y no otros ejercicios, la razón de primar ejercicios de empuje de miembros superiores sobre tracción, situaciones con altas demandas de inestabilidad en situación de gran fatiga, con altos requerimientos de fuerza e incapacidad técnica (en la mayoría de casos) para su ejecución, la razón de ejercicios simples donde el ratio seguridad/eficacia estaba claramente descompensado, etc…y además detectando ejecuciones incorrectas (merecería un capítulo aparte las enorme deficiencias motrices detectadas en estos contextos) y con escasa, por no decir nula, corrección. Todo parecía más un “escaparate” caótico de una realidad, que lo que nos hubiese gustado fuese: una muestra del enorme potencial que pueden tener este tipo de propuestas. Como suele suceder en la vida, las cosas son como son y no como nos gustaría que fuesen.

Creemos que estos materiales, estos enfoques pueden suponer una forma óptima, adecuada para el entrenamiento saludable, ajustada a la realidad social actual, y hasta rentable (aunque no nos corresponde a nosotros decirlo), pero viendo lo visto es obvio que hay una condición indispensable para poder sacar el máximo provecho de ello: la competencia técnica.


Tras este análisis, no debemos caer en el error de ver los “problemas”, sino las tremendas “oportunidades” que supone todo ello. Queridos compañeros y amigos, empresarios, gestores, coordinadores, es necesario comprender que la necesidad de un adecuado asesoramiento técnico es condición fundamental para que un producto funcione y de resultado. El espectáculo, la motivación, diversión, etc… no están reñidos (muy al contrario son necesarios para favorecer la adherencia) con un adecuado diseño, programación y prescripción de ejercicio. Cada vez hay técnicos más preparados, mejor formados, con una enorme entusiasmo y excelente actitud para con su profesión…Apuesten por ello!!!


COMPARTIR