Fuerza Explosiva y Fuerza Elástica Explosiva - Aclaraciones

Fuerza Explosiva y Fuerza Elástica Explosiva - Aclaraciones

Fuerza explosiva

Dado que es un término muy utilizado en el argot del entrenamiento, es necesario aclarar el significado de esta expresión. La relación de este término con la fuerza y el deporte en general podría venir medianamente justificada por dos acepciones de la definición de este término en el diccionario de la RAE como son “liberación brusca de energía…” y “desarrollo vertiginoso de algo”. La adaptación de la acepción “liberación brusca de energía…” se puede asociar a la rápida liberación de energía necesaria para la activación muscular y alcanzar muy rápidamente la máxima tensión muscular, tanto en acciones estáticas como dinámicas. Esta rápida liberación de energía también sería responsable del “desarrollo vertiginoso … de la fuerza” en una acción muscular.

Pero nuestra reflexión definitiva acerca de este término es que sería saludable no utilizarlo en el lenguaje del entrenamiento, ya que en la mayoría de los casos se utiliza de manera errónea, pues se asocia a acciones de alta velocidad y como algo opuesto a las acciones estáticas y a las realizadas con cargas medias y altas, ignorando que si se utiliza el término “explosivo” debería aplicarse a todas las acciones o activaciones musculares en las que se intente aplicar la máxima fuerza posible en la unidad de tiempo (máxima RFD) ante cualquier carga y actividad e incluso en acciones estáticas.

La interpretación errónea de este término también ha dado lugar a la aparición de otros términos inapropiados, como por ejemplo “entrenamiento explosivo” (explosive training), como algo opuesto al entrenamiento con cargas medias y altas o al entrenamiento isométrico, cuando la calificación de “explosivo” debe hacer referencia a la manera como se aplica la fuerza y no a la carga o resistencia contra la que se aplica la fuerza ni a la velocidad con la que se desplaza la carga. Todos los entrenamientos pueden ser llamados “explosivos” si se intenta aplicar la fuerza lo más rápidamente posible (máxima RFD para la carga con la que se entrena). Pero lo más importante es que todos los entrenamientos deberían ser explosivos, con el fin de obtener el máximo rendimiento de las cargas con la que se entrena, cualquiera que sea la carga.



Fuerza elástico-explosiva

Cuando se emplea este término se hace referencia al resultado de una acción en la que el sujeto realiza un ciclo estiramiento-acortamiento (CEA) intenso o a alta velocidad. Se entiende que el resultado de la acción depende en parte de la fuerza elástica que se ha generado en la fase excéntrica del CEA. El término “explosiva” se emplea porque la fase concéntrica de la acción se realiza a la máxima velocidad posible para el sujeto. Aunque este término pudiera ser admisible, añadir lo de “explosiva” no tiene sentido, porque la fuerza “elástica” no se aprovecharía si la fase concéntrica no se realizase a alta velocidad y de manera inmediata después de la excéntrica. En cualquier caso, lo único que podríamos medir tanto en la fase excéntrica como concéntrica sería un pico de fuerza, o múltiples, y un tiempo para alcanzar cada uno de estos picos, es decir, uno o múltiples valores de RFD. Estos “picos” y sus correspondientes valores de RFD serían
los indicadores del resultado de la acción, y, por tanto, de ellos dependerá el rendimiento en altura, distancia horizontal o velocidad alcanzadas después de la acción. Es decir, la fuerza “elástica” tiene entidad propia, y no es necesario añadirle el término “explosiva” para que exista como tal. Por ello, en el campo del entrenamiento y la evaluación de la fuerza sería suficiente utilizar “elástico/a” para indicar un objetivo del entrenamiento y para evaluar el rendimiento en esta capacidad.


Fuerza reflejo-elástico-explosiva

Este término es semejante al anterior, pero se quiere dar a entender que el CEA se realiza a mayor velocidad y que el reflejo de estiramiento contribuye a que la fase concéntrica sea más efectiva. Esta situación se daría en mayor medida cuando el CEA se produce después de una “caída” al suelo desde una determinada altura. Es decir, se referiría a una acción con “rebote”. Si bien el efecto de la acción podría depender en parte de la contribución del reflejo de estiramiento y de la fuerza elástica generada, y esto justificaría el empleo de este término, lo que podríamos medir y los indicadores del rendimiento seguirían siendo de nuevo los picos de fuerza generados y sus correspondientes valores de RFD. A veces, para referirse a este tipo de acción se emplea el término “fuerza reactiva”. Al emplear este término se debería entender que después de un tipo de acción, en este caso una acción excéntrica, se da “una reacción” es decir, una acción en sentido contrario, que en este caso será una acción concéntrica. La oportunidad de excluir el término “explosiva” tendría la misma justificación indicada en el caso anterior.

COMPARTIR