Fundamentos de la Actividad Física con Equipamiento de Cuerda Rigida en Suspensión. (Suspension Training)

Fundamentals of Physical Activity With Rigid Rope Equipment In Suspension. (Suspension Training)

Adrián Arévalo Rodríguez

Dir. Científico Centro de Capacitación en Acondicionamiento y Preparación Física Ccapf. Bogotá, Colombia

Artículo publicado en el journal Revista de Entrenamiento Deportivo, Volumen 30, Número 1 del año .

Resumen

Dentro de las múltiples posibilidades del uso de herramientas para el entrenamiento de la fuerza y el equilibrio, la cuerda rígida en suspensión es una de las más versátiles y utilizadas en la actualidad. Esta es la principal razón por la que se esclarece este tema con la mayor cautela posible, por lo que la manera en que los entrenadores seleccionan dicha modalidad para los que aplican a un programa de ejercicio físico enfocado a la salud, no suele ser una tarea sencilla. Ya que dichas actividades presentan un desafío desde el punto de vista de la dosificación del esfuerzo por la simple razón de carecer de bases de información solidas, pues se debe acceder entonces a los estudios y propuestas que más nos enriquezca desde el punto de vista científico. Aunque el presente artículo no pretende ser una revisión sistemática, si nace desde un rastreo bibliográfico pertinente al tema del comportamiento electromiografico y que tiene como fin recaudar datos que vislumbren y organicen nuestro entendimiento a este tipo de mecanismos, y así mismo entregue al final por lo menos una breve propuesta al manejo útil de este en la sesión o unidad de entrenamiento.

Palabras clave: Entrenamiento de fuerza, Entrenamiento en suspensión, CORE, Electromiografía

Abstract

Among the many possibilities of tools used for strength training and balance stiff suspension rope is one of the most versatile and used today. This is the main reason why this topic is define with the greatest caution possible, Thus the way coaches select that approach for implementing an exercise program focused on health, is not usually a simple task. Since such activities represent a challenge from the point of view of measure of effort simply because of lack of solid information, as it must then access the studies and proposals that instruct us from a scientific point of view. Although this article is not intended to be a systematic review, it is built from a relevant bibliographic tracking of electromyographic behavior and aims to collect and organize data that glimpse our understanding of these mechanisms, and likewise delivered to end at least a brief proposal to an useful management of this tool or training unit.

Keywords: Strength training, Suspension training, CORE, Electromyographic

INTRODUCCIÓN

Es muy común que en nuestro ámbito laboral del Fitness o del acondicionamiento físico encontremos novedosas formas de mejoramiento de nuestras cualidades y habilidades humanas, las cuales promueven sobre todo el cambio rutinario del ejercicio presentándonos equipamientos con un amplio espectro de ejecución y/o aplicación logística que pretende empujar al participante fuera del contexto del entrenamiento bajo techo. Lo anterior, bajo la concepción volitiva autoexhortativa y   motivante del que lo practica, cumple en sí un beneficio mental aun no comprobado, pero en sí muy evidente de las autodenominadas “nuevas tendencias del fitness”; que para el caso en particular del siguiente articulo se tratara la actividad física con equipamiento de cuerda rígida en suspensión “suspensión training” (ST) el cual ha tenido una importante repercusión en el ámbito del fitness  ya que podría ocupar el puesto 9 o 15 en el listado 2015 del ACSM, siendo el puesto del “CORE TRAINING” el caso más preciso, claro está, siguiendo la propuesta de clasificación de superficies inestables de Benito y Martínez en el 2009 en Hernando G.

Ya que gran parte del éxito de este mecanismo se soporta en el mercadeo masivo de publicidad, refiriéndose para el caso del sistema “Total Resistance Exercise Suspension Training” (TRX®) que se vale de grandes figuras del deporte como Jorge Lorenzo piloto de Moto GP, el tenista Tommy Robredo o el futbolista Fernando Torres, entre otros; eso sin contar el gran impacto que ha tenido la implementación del ST-TRX® sobre las artes marciales mixtas, todo esto con el fin de alcanzar reconocimiento de marca por parte del participante recreativo que busca incansablemente atusarse a la imagen ideal del deportista profesional, ello dentro de un marco de gran exigencia y muy poco juicio. Es por esto que todas aquellas ciencias aplicadas al ejercicio físico e instituciones referentes del medio, vean importante la apreciación que ellos tienen acerca de estos novedosos mecanismos de entrenamiento en cuanto a su uso y aplicación, así no se encuentre la evidencia suficiente para ello. “Es necesario fundamentarse en tendencias que colaboren en pos de una salud integral dinámica. Así, que pueden ser abordados desde una perspectiva anatómico-funcional de la E.F., que aboga por un tratamiento del correcto desarrollo motor y postural del alumno, aprovechando todos los beneficios derivados de la práctica del ejercicio físico.”

Es el caso del ACSM (2014) que aunque no se habla específicamente de la modalidad o herramienta a utilizar (ST), Nelson, Rejeski, Blair y otros, refieren como componentes de la condición física en el Manual para la Valoración y Prescripción del Ejercicio, “actividades que mejoren la capacidad neuromuscular, como el equilibrio y la agilidad, sobre todo en adultos mayores y personas en muy baja condición física”

Cuestión que desde la institución educativa no consideramos muy correcta tanto por el término “capacidad neuromuscular” referido exclusivamente a esta modalidad y por la población a la cual se le aplica, “personas en muy baja condición física”. Objeciones que no serán tratados por el momento, pero sí que vemos importante rescatar el elemento de capacidades (equilibrio-agilidad) que anteriormente no se tenían muy en cuenta en ediciones anteriores de estos manuales. 

Sinónimos

La actividad física con equipamiento de cuerda rígida en suspensión se la ha llamado de otras formas. Entrenamiento de suspensión, de su traducción literal del término en ingles: “suspension training”, ejercicio funcional en suspensión, ejercicio pendular. En el caso del argot popular se le conoce por el nombre de la misma casa comercial, TRX®, JUKARI Fit to Fly®, Flying®, AirFit®,  Aeroslig®.

Historia

No es sencillo describir la historia o adjudicar la invención del uso de este equipamiento, ya que podríamos describir sus verdaderos inicios con Cecilio Aurelio desde la Roma clásica que enumeró conceptos que resultan asombrosamente modernos y fueron sostenidos por los antiguos en tratamiento físico, incluyendo entre ellos la hidrogimnasia, la suspensión, la cinesioterapia y el uso de las poleas y los pesos, ya en esta etapa se comienza a observar la introducción de elementos tecnológicos de impacto para la época. En su libro De las Enfermedades Crónicas considera la parálisis de distintas partes del cuerpo y su tratamiento, e insiste sobre el inteligente y ventajoso uso del ejercicio con mucha claridad. “Tiempo después estas técnicas fueron utilizadas por primera vez en el área de la actividad física y la fisioterapia por Guttrie Smith en 1943 como tratamiento de las secuelas de afecciones motrices y, valiéndose de un montaje en forma de marco”. Aunque en principio se parece muy poco a los amarres que estaríamos acostumbrados a ver en cualquier centro deportivo y zona de actividad física, el principio mecánico es muy similar. Como señala José Martínez, “los ejercicios en suspensión son una modalidad terapéutica, una  cinesiterapia activa asistida que va encaminada a suprimir la acción de la gravedad. Esto es, hacer “flotar” la extremidad tratada en el espacio  con un sistema de sostén, por lo que el segmento movilizado no está soportado por  la musculatura del sujeto”. Nace entonces la cinesiterapia como la terapia del movimiento, ya que esta se puede hacer de forma manual o instrumental, dichos instrumentos convierten a esta en la conocida mecanoterapia como parte de la fisioterapia que utiliza sistemas de poleas o de suspensión. Dicho de otra forma, el uso de poleas y suspensiones como sistema de ejercitación en pro al fortalecimiento del aparato osteomuscular se le denominan suspensionterapia y poleoterapia. 

Si continuáramos refiriéndonos a terminología del entrenamiento de suspensión y todo aquello que se ha desarrollado alrededor de esto, no podríamos olvidar entonces a Friedrich Ludwig Jahn, que tras enterarse de la derrota  de las tropas que encabezaba el rey Federico Guillermo III de Prusia ante el ejército francés de Napoleón, ideo una forma de utilizar la gimnasia para mejorar el estado físico y emocional de sus compañeros donde el objetivo se centraba en el uso de piezas para que los gimnastas realizaran todo tipo de piruetas y movimientos de fuerza y agilidad. Es entonces que la gimnasia prusiana se mezcla con la sueca a lo largo del siglo XIX y es el momento donde se introduce en el calendario olímpico de 1896 los aparatos originarios de Jahn y se añaden el potro con anillas, la escalada en cuerda y las anillas. Siendo aquí  donde se evidencia históricamente el primer uso deportivo sobre el entrenamiento en suspensión.

Aunque si describiéramos un poco más allá de la verdadera génesis del ST, y relatáramos mas bien la reingeniería de este para nuestro entendimiento modernista, tendríamos que acogernos a lo que se propone desde la visión del sistema TRX®, que adjudica no solo la invención sino también la patente al Marine Estadounidense Randy Hetrick que tras prestar 13 años de servicio, desarrolló su primer arnés casero de entrenamiento propio hecho de tela de paracaídas y de un viejo cinturón de karate. Con ayuda de algunos miembros de su unidad que lo empezaron a implementar dentro de sus actividades de ejercitación y rehabilitación, Hetrick podía dar rienda suelta a la creatividad para la aplicación de ejercicios cada vez más completos y eficaces para todos y cada uno de los músculos del individuo que lo practicara. -TRX® se lanzó oficialmente en julio del 2004, como parte del evento World Fitness Conference. Actualmente, el desarrollo del programa está en manos de la compañía Fitness Anywhere-.

Otro ejemplo de la confusa historia del ST, es aquel donde la marca Reebok® en colaboración con el Cirque de Soleil crean el programa JUKARI Fit to Fly® basándose principalmente en una serie de encuestas aplicadas al género femenino en un total de 25 países, donde “el 61% de las mujeres se ejercitaría más si fuera más divertido y más de la mitad (54%) sentían que el contar calorías, los minutos que llevas en las distintas máquinas, el tipo de máquinas, etc. no hacía otra cosa que provocar una sensación de hacer que la actividad física fuera una tortuosa obligación”. Todo lo anterior dio paso a un modelo de clase que no solo trabajaba la fuerza y el equilibrio, sino también el ejercicio cardiovascular.

Ya habiendo referenciado el término reingeniería aplicada al ST, podemos también nombrar algunas innovaciones de tipo mecánico al arnés de suspensión como es el AirFit® de Pürmotion, el Aeroslig elite® o el RIP: 60®, Rotation is Power por sus siglas en inglés; que integra dentro del mismo una polea de tracción unilateral de cada extremo, acercándose cada vez más a  los prototipos de la Roma clásica con sus adecuaciones para llevar a cabo los procedimientos terapéuticos de la poleoterapia.
También se puede observar las características básicas de la suspensión en mecanismos tan asociados a nuestro diario vivir como lo es el estar prensado y sustentado sobre una barra paralela del transporte público, realizando flexiones de las extremidades superiores prensado a una barra (dominadas) donde intervienen no solo la musculatura general de la espalda sino también los erectores como sujetadores intrínsecos de  la columna o para algunos casos de personas interesadas en la práctica regular de la escalada recreativa. Pero es para el medio del fitness que se redefine y aplica de forma novedosa y única.

Definición

Saliéndonos un poco del contexto académico y realzando aun más el comercial, se citara entonces los conceptos y definiciones establecidos por estos medios: “El ST hace referencia a la amplia colección de movimientos y ejercicios y los principios del programa creados por Fitness Anywhere.” Esto no explica como Bettendorf contextualiza el mecanismo de trabajo, para ello: “Estos movimientos y ejercicios se diferencian de los ejercicios tradicionales ya que las manos o los pies del usuario se encuentran generalmente sostenidos por un solo punto de anclaje, mientras que el extremo opuesto del cuerpo está en contacto con el suelo.” 10 Por otra parte se explica también que con el uso exclusivo de TRX®, “el porcentaje deseado del peso corporal recae sobre la zona corporal deseada y con una dinámica de movimiento de ejercicio.” 10 Continuando con la misma idea del punto de sujeción este: “proporciona una combinación ideal de apoyo y movilidad para desarrollar fuerza, resistencia, coordinación, flexibilidad, potencia y estabilidad de la parte central y con una elección amplia de resistencia.”10

En cuanto al desarrollo de fuerza, balance y flexibilidad, Pagan determina que “Es un sistema de Entrenamiento que se refiere a un régimen de entrenamiento extremo  que trabaja con el peso del cuerpo en suspensión y que se  practica con diferentes grados de dificultad utilizando una banda  ajustable.”.
Por último, “el Sistema de Entrenamiento de Flying® es el programa que identifica a los ejercicios de práctica suspendida activando muchos músculos estabilizadores y que ayudan a estabilizar el movimiento principal”.

Beneficios

Así como la historia y la génesis del ST no son muy vislumbrantes, la fundamentación acerca de los beneficios no escapa en nada a esta realidad. Tomando como premisa básica la co-activación de la musculatura del Core, específicamente el aumento de la tensión lumbar, la pared abdominal y así mismo la mayor activación de la musculatura lumbopelvica en comparación con movimientos de flexión de codos (Push-ups) en suelo y otras superficies inestables respectivamente. Adicionalmente a otros beneficios que se señalan en el artículo de Bettendorf como son:

  1. Rehabilitar lesiones y discapacidades musculoesqueléticas,
  2. Mejorar la condición física
  3. Prevenir las lesiones. Además de modificar un ejercicio basándose en la carga y la estabilidad, tanto ejercicios bilaterales o unilaterales se pueden realizar para la parte superior e inferior del cuerpo.

Fundamentos

Si analizamos un poco más a profundidad este fenómeno de la evidencia científica en lo que a sistemas de entrenamiento de suspensión se refieren, el resultado es más bien desfavorable. “Aunque Bettendorf habla de las aplicaciones y mejoras a nivel de rendimiento, salud y prevención de lesiones que puede provocar el entrenamiento en plataformas generadoras de inestabilidad, considerando el TRX® como uno de ellos, pero sin mostrar investigaciones en las cuales se utilizara el TRX® como elemento central a estudiar”. Coincidiendo con el Licenciado Ribot acerca de las escasas publicaciones serias referentes al ST, no se descarta para este artículo el trabajo desarrollado como Tesis Doctoral de Fernando Martin Rivera acerca de -la comparación de los niveles de activación de los músculos estabilizadores del CORE y agonistas durante la realización del ejercicio push up sobre equipamientos con diferentes grados de dificultad- como titula el autor. Dentro de las hipótesis que se manejan como motor de estudio, se encuentran:

1.-El TRX es el material que más activación muscular producirá en los músculos estudiados, principalmente en la parte anterior del tronco, no solo comparándolo con la realización del ejercicio en condiciones estables, sino también en su comparación con el resto de materiales desestabilizadores empleados.
2.- La realización del ejercicio sobre las condiciones inestables generará mayor activación muscular en comparación con la condición estable.
Tomando como referencia esta intervención, donde los grupos musculares principalmente analizados fueron el Pectoral (P), la Porción Anterior del Deltoides (PAD), la Porción Lateral del Tríceps Braquial (PLTB), el Serrato Anterior (SA), el Oblicuo Externo (OE), los Multífidos (MF), el Erector de la Espina Dorsal (EED) y el Recto Femoral (RF), entre otros. Se encontraría similitud en trabajos como los de Lehman en la misma activación del CORE, aunque este tenga como herramienta principal de evaluación la bola suiza (fitball). De igual manera habría similitudes en el estudio de Dyreck sobre el oblicuo externo, así como en el de Beach junto con otros músculos como el erector espinal y los multifidos, que serán comentados más adelante.  “El realizar un push up en una superficie estable (CE) y en TRX®, nos podemos dar cuenta que en absolutamente todos los grupos musculares analizados, excepto en el EED, la activación de los músculos agonistas, como son el P y la PAD, no presentan diferencias muy amplias.”
Coincidiendo sobre la misma línea de trabajo de Fernando Rivera, encontramos también unos resultados paralelos en el estudio de Beach, donde once hombres entrenados participaron voluntariamente y se les comparó la co-activación integral de los músculos del CORE a lo largo de unas series de Push up en paralelo con el suelo y con dispositivos de suspensión, y concluyo que tanto el gran dorsal, recto abdominal y el oblicuo externo presentaban niveles significativamente mayores de activación producido por la inestabilidad de la cuerda de suspensión en comparación a la estabilidad del suelo (p <0,05). “Sin embargo, para las personas que no toleran altas cargas de compresión lumbar, los posibles beneficios obtenidos mediante la incorporación de suspensión push-ups en su régimen de entrenamiento de resistencia puede ser superada por el riesgo de sobrecarga de los tejidos de la espalda baja”.

Tabla 1. Resultados por grupos musculares de la activación muscular media. Comparaciones RMS media entre equipamientos.  Fuente: Rivera, F 17


Figura 1.
Representación gráfica diferencia de medias global de los músculos estudiados.  Fuente: Rivera, F 17

Aunque, en contraposición a los resultados expuestos con anterioridad, el estudio de Andrade demuestra que bajo unas condiciones especificas de isometría e inestabilidad se producían mayores activaciones en el tríceps braquial y deltoides posterior. Comenta que uno de los tres aspectos fundamentales por los cuales pueda suceder esto, es que en el experimento de Andrade se realizo de forma isométrica mientras que en el otro se ejecuto de forma dinámica. “Esto también puede ser la causa de que tanto el deltoides como el tríceps deban realizar un mayor esfuerzo a la hora de fijar el ejercicio”.

Dyrek también presenta un análisis significativo del Push up sobre condiciones de ST, Fitball y suelo, concluyendo también una gran intensificación del trabajo por activación agónica en el Tríceps Braquial, siendo así otra ambigüedad mas sobre los resultados esperados por Rivera. “El tríceps braquial no presentaba diferencias significativas de activación en ninguna de las condiciones de realización del ejercicio, en el estudio de Dyrek”.

Así mismo se conoce el trabajo desarrollado por Schoffstall, que haciendo un cambio en la posición corpórea horizontal del Push up, siendo este el mas implementado en este tipo de trabajos, examinó la respuesta electromiográfica del músculo recto del abdomen superior, recto abdominal inferior, los oblicuos internos, los oblicuos externos y el recto femoral durante varios ejercicios abdominales como:  (crunch, supine V-up, prone V-up on ball, prone V-up on slide board, prone V-up on TRX, and prone V-up on Power Wheel), y mostro resultados que indican una gran similitud de los ejercicios abdominales isométricos trabajados con y sin equipo, poniendo una vez más en duda el beneficio del desarrollo de la musculatura abdominal utilizando este tipo de equipo comercial.

Algunos otros trabajos y propuestas sobre el tema de la inestabilidad se podrían también citar de forma tal que las interpretaciones de otro tipo de autores generarían una basé mas solida a la co-activación neuromuscular del CORE se refiere, pero no todos basan su estudio en el uso de aparatos de suspensión específicamente. Aún así, hasta el análisis sobre la fundamentación científica del CORE también se halla más bien discordante debido a algunos resultados contradictorios y la falta de una estandarización para la medición de resultados y demás cualidades físicas provenientes del entrenamiento de este. Tal como lo presenta Reed, en su revisión sistemática de los efectos del entrenamiento aislado e integrado de la “estabilidad central” en las medidas del rendimiento atlético, y cito:

“Es complejo metodológicamente encontrar evidencias directas de la mejora del rendimiento de los deportistas a través del desarrollo de la estabilidad de la zona central, no obstante, los principales autores de la literatura científica internacional sugieren que es posible optimizar el rendimiento a través del desarrollo de la parte central de las cadenas cinéticas implicadas en las acciones deportivas”. Reed en su revisión declara no tener hasta la fecha argumentos suficientes para quedar demostrado la asociación entre la mejora de la estabilización central mediante el entrenamiento con medios inestables y por consiguiente la mejora del rendimiento deportivo. “Sin duda, algunos de los problemas pueden estar en la especificidad biomecánica y validez científica de los tests utilizados para medir la estabilidad central, ya que no existe un test universal de referencia para la valoración de la misma.” 25

Para tal fin, cabe resaltar la importante labor que realiza un grupo de profesionales especializados en el área del Fitness como lo es el IICEFS ya que tratan no solo la exposición de la herramienta en cuestión sino que listan los efectos agudos que suelen darse al realizar ejercicios en entornos inestables. Aquí se vislumbra el alcance que tiene este tipo de materiales y a la vez el uso adecuado que sobrelleva a la condición aplicada de la fuerza. Lo anterior lleva a reflexionar al uso del mecanismo dentro de un proceso de selección del ejercicio y su consecuente modalidad como acciones previstas en el nivel de prescripción en el marco de un plan plurianual, sobre todo pensando en los riesgos que conlleva sobre el raquis y su consecuente compresión. Tomando a McGill en Peña y Heredia en referencia a estudios realizados en ejercicios de empuje y tracción con autocarga libre y utilizando el implemento TRX® concluyen: “que todos los ejercicios analizados de tracción y empuje son seguros para la integridad estructural del raquis ya que en ningún caso superan cargas raquídeas compresivas (>3000 N) o de cizalla (>500 N) por encima de los límites propuestos como seguros.” Esto lleva a pensar que lo anterior se da gracias a que el peso es distribuido uniformemente entre extremidades superiores e inferiores. Y concluye: “La clasificación de estos ejercicios según la carga raquídea generada puede ser una herramienta útil para el técnico que deba decidir sobre la selección de uno u otro tipo de ejercicios en suspensión y su progresión según el objetivo y nivel/características del sujeto”

Recomendaciones

A modo de recomendación final y coincidiendo con Rivera en el modo de progresión activa para aquellos participantes neófitos en las diferentes posiciones que conllevan el realizar ST. Se aconsejaría entonces el uso de elementos de sustentación estable o rígida, educando ante todo la habilidad del movimiento sin tener que llegar al uso de complejos y raros movimientos a manera de un deportista elite, lo que conllevaría paralelamente al análisis subjetivo y objetivo de los diferentes grupos musculares que hacen parte de las cadenas cinéticas encargadas de nuestra función básica. Esto abriría la posibilidad de manejar tanto superficies inestables de fácil aplicación, como el uso de sobrecargas en el sentido de fortalecer o liberar ciertas tensiones miofasciales, sin dejar a un lado la ayuda terapéutica del profesional.  Pero si lo vemos desde el aspecto único de la puesta en acción y teniendo como punto de partida la progresión de movimiento que propone la casa comercial Fitness Anywhere TRX® acerca de lo que ellos determinan como, principio del péndulo, principio del vector y principio de estabilidad. <> (véase ajuste de la intensidad en www.trxspain.com/videos) y la de autores como Fernando Martín y colaboradores que pretenden no solo parametrizar las acciones de movimiento <> sino que también por medio de la validación de la escala de percepción del esfuerzo OMNI-Resistance buscan la forma de periodizar el esfuerzo por medio de la intensidad. Así que hasta que no exista un mejor entendimiento de las variables del comportamiento del esfuerzo aplicados a este mecanismo no podemos aun requerir un procedimiento más que otro, pero si abstraer algún tipo de procedimiento que el profesional considere más correcto para su dosificación. 

Así mismo pensando en el término dosificación como mecanismo de distribuir ordenadamente el estimulo para la práctica del ejercicio físico, con sus consecuentes pasos metodológicos como lo son: Programación, Periodización y Prescripción; habría que analizar de forma consciente el comportamiento que el esfuerzo (Frecuencia, Volumen, Intensidad, Densidad, Modo) tiene para este u otro tipo de herramienta que resurja más adelante y sea así contemplada dentro de las posibilidades de la selección del ejercicio seguro y saludable. Ya que no se trata de desacreditar cualquier propuesta presente o futura, sino más bien alentar su uso responsable con el mayor rigor científico. Tema que se deja para reflexión propia del lector y que por nuestra parte será abordado en una próxima publicación.  “En este análisis, desde una actitud preventiva, se evitaran aquellos ejercicios que generen dudas en su eficacia, proponiendo otros que tengan efectos similares y sean saludables.”


Figura 2. Modificación del ángulo corporal y base de sustentación como cambio de intensidad en los ejercicios con TRX®    Fuente: Guía de inicio y ejercicios. Fitness Anywhere TRX®6

27 Fernando M., Sebastien B., Joaquin C., Diego M., Víctor T., Juan Carlos C.. Concurrent validation of the OMNI-Resistance Exercise Scale of Perceived Exertion with Suspension Training Devices. 
28 Heredia, JR. Gracía, H. Peña, G. Asignatura Nº 1: Planificación, programación, periodización y prescripción del entrenamiento fitness. Curso de posgrado en dirección de programas de fitness. Instituto Internacional de Ciencias del Ejercicio Físico y Salud IICEFS. Universidad CAECE. Grupo Sobre Entrenamiento G-SE. Primera edición 2014.
29 Miñarro, P. Op. cit., p. 22.


Figura 3. Puesta en acción. Modificación de la posición corporal como cambio de intensidad en los ejercicios con banda rígida de suspensión. Fuente: www.fmartinr.com

CONCLUSIONES

En conclusión, a lo que se debe apuntar por ahora, es la incentivación del uso racional y responsable de este tipo de herramientas y por sobre todo en la aplicación de programas de actividad física regular en pro de la salud. Todo esto en el contexto de bajo nivel de entendimiento que tenemos de estos sistemas, ya sea por la escasa información de otro tipo de posiciones diferentes a las planchas, el uso indiscriminado del material, la falta de interés de parte de organizaciones para la salud y el ejercicio físico, genera la necesidad de racionalización para llevar al caso un trabajo concienzudo de metodología aplicado al ST como principales razones de estudio e investigación.

En tanto no se avance sustancialmente en estudios que conlleven a entender aun más los tipos de fenómenos cenestésicos implicados en cada uno de los ejercicios aplicados al ST, y estos sean presentados a manera de revisión sistemática, no se podrá tener parámetros exactos para su uso. Ya que se han presentado una serie de datos que precisan la gran intensidad en activación de la musculación lumbopelvica, se puede llegar a dos conclusiones importantes a modo de prevención, como lo son: el uso variado de elementos de inestabilidad y fortalecimiento muscular guiado (maquinas), mas no único del arnés; y el acondicionamiento físico adecuado con miras al uso relegado del ST sobre otros mecanismos de fortalecimiento musculo-tendinoso, ya que son varios los riesgos que demuestran los estudios, relacionando el acortamiento de los músculos flexores de la cadera y el dolor de la zona para lumbar en un gran número de participantes.

Referencias

1. Andrade R, Martins J, Tucci HT, Araújo RC, Bevilaqua-Grossi D, Oliveira AS. (2012). Electromyographic amplitude ratio of serratus anterior and upper trapezius muscles during modified push-ups and bench press exercises. J Strength Cond Res 2008; 22: 477–484., Citado por Rivera, F. Comparación de los niveles de activación de los músculos estabilizadores del CORE y agonistas durante la realización del ejercicio push up sobre equipamientos con diferentes grados de estabilidad. Universidad de Valencia, Valencia p. 131,

2. Beach T, Howarth S, Callaghan J. (2008). Muscular contribution to low-back loading stiffness during standard and suspended push-ups. Human Movement Science; 27 (3). p. 457-472.

3. Bergas, J. y Liébana, S. (2010). Manual de entrenamiento de suspensión. LifeStudio Health Company. España: Noviembre, p. 3.

4. Bettendorf, B. (2010). Suspension Training. Bodyweight Exercise: Scientific Foundations and Practical Applications. California:

5. Dyrek A. (2011). Agonist and stabilizer muscle activity during a push up on unstable surfaces. UNLV theses/Disertations/Professionals Papers/Capstones. Paper 1083. Citado por Rivera, F. Comparación de los niveles de activación de los músculos estabilizadores del CORE y agonistas durante la realización del ejercicio push up sobre equipamientos con diferentes grados de estabilidad. Universidad

6. Fitness Anywhere, Inc. TRX®. (2009). Guía de inicio y ejercicios. TRX® Entrenamiento básico. San Francisco, California. 2009-10. Disponible en versión Pdf en: http://mundofit.com/wp-content/uploads/2015/03/TRX-basic_training_guide_ES.pdf

7. Heredia, JR. Gracía, H. Peña, G. (2014). Asignatura Nº 1: Planificación, programación, periodización y prescripción del entrenamiento fitness. Curso de posgrado en dirección de programas de fitness. Instituto Internacional de Ciencias del Ejercicio Físico y Salud IICEFS. Universidad CAECE. Grupo Sobre Entrenamiento G-SE.

8. Hernando, G. (2009). Materiales inestables en entrenamiento personal. Nuevas tendencias en entrenamiento personal. Paidotribo: Badalona. p. 224-257.

9. Lehman GJ, MacMillan B., MacIntyre I., Chivers M., Fluter M. (2006). La actividad EMG del músculo del hombro durante el empuje hacia arriba variaciones dentro y fuera de una bola suiza. Dinámica Medicina 5, 7.

10. Lycht, S. (1968). Terapéutica por el ejercicio. Ciudad de la Habana: Edición Revolucionaria. Disponible en versión html del archivo en: http://rehabilitacion.byethost31.com/doc/mecanoterapia.doc.

11. Martin F, Borreani S, Alves J, Colado JC, Gramage D, Martin J. (2012). Lumbopelvic Muscular Activation during Push-ups performed under different Unstable Surfaces. Annual conference American College of sport Medicine (ACSM)., San Francisco 2012, may 29 to june 3.

12. Martinez, J L. y Martinez, J. (2008). Poleas y Suspensiones en la actividad física y fisioterapia. Madrid: Arán

13. MCGill, S.M., Cannon, J. and Andersen, J. (2014). Analysis of pushing exercises: Muscle activity and spine load while contrasting techniques on stable surfaces with a labile suspension strap training system. Journal of Strength and Conditioning Research, ; 28, 105-116. En Peña, G. Heredia, JR. Últimas informaciones sobre el entrenamiento con TRX®. Instituto Internacional Ciencias del Ejercicio Físico y Salud IICEFS. Blogs salud y fitness G-SE. 2014

14. Miñarro, P. (2001). Ejercicios desaconsejados en la actividad física: detección y alternativas. Editorial INDE. 2ª edición p. 16

15. Nelson ME, Rejeski WJ, Blair SN, y otros. (2007). Physical activity and public health in older adults: recommendation from the American College of Sports Medicine and the American Heart Association. Med Sci. Sports Exerc. 39(8).; 1435-45. En Manual ACSM para la valoración y prescripción del ejercicio. 3ª edición. 2014, Paidotribo. p. 152.

16. Pagan, J. (2009). Sistemas de entrenamiento. Argentina: Pate RR: The evolving definition of physical fitness. Quest 40: 174-179, 1998. En Manual ACSM para la valoración y prescripción del ejercicio. 2ª edición. 2005, Paidotribo. p. 72

17. Reed, C. Ford, K. Myer,G. Hewett, T. (2012). The effects of isolated and integrated “core stability” training on athletic performance measures: a systematic review. Sport Med. 2012 Aug 1; 42(8).: 697-706.

18. Reinaldo, R. (2012). Propuesta del uso y manejo de cintas TRX® en el entrenamiento de la fuerza funcional para el mejoramiento de la técnica de la natación clásica. Monografía. Universidad del Valle. Instituto de Educación y Pedagogía. Santiago de Cali, Colombia.

19. Ribot, J. (2013). Actualizaciones científicas sobre el entrenamiento en TRX®. España. Disponible en línea: http://www.elite-nextlevel.com/articulos/actualizacionescientificassobreelentrenamientoentrx10.01.2013.php

20. Rivera, F. (2012). Comparación de los niveles de activación de los.

21. Sebastien B, Joaquin C, Colado JC, Moya-Nájera D, Travis N, Martin F. (2015). Muscle activation during push-ups performed under stable and unstable conditions. Journal of Exercise Science & Fitness. 14 July

22. Schoffstall E, Titcomb A, Kilbourne F. (2010). Electromyographic Response of the Abdominal Musculature to Varying Abdominal Exercises, Journal of Strength & Conditioning Research. Volume 24, Issue 12, pp 3422-3426.

23. Thompson, W. (2014). Worldwide Survey of Fitness Trends for 2015: What´s Driving the Market. ACSM Health & Fitness Journal: November/December- Volume 18 - Issue 6 - p 8–17.

24. Youdas, James W; Amundson, Collier L; Cicerón, Kyle S; Hahn, Justin J; Harezlak, David T; Hollman, John H. (2010). Surface electromyographic activation patterns and elbow joint motion during a pull-up, chin-up, or perfect-pullup rotational exercise. J Strength Cond Res. Volumen 24 - Número 12 - p 3.404-3414

Cita en Rev Entren Deport

Adrián Arévalo Rodríguez (2016). Fundamentos de la Actividad Física con Equipamiento de Cuerda Rigida en Suspensión. (Suspension Training). Rev Entren Deport. 30 (1).
https://g-se.com/fundamentos-de-la-actividad-fisica-con-equipamiento-de-cuerda-rigida-en-suspension-suspension-training-2081-sa-U57cfb27278589

COMPARTIR