La complejidad del tratamiento de las enfermedades cardiovasculares

Las enfermedades cardiovasculares son en general vistas como un riesgo muy temido, debido a la existencia de creencias o prejuicios que a veces las hacen más difíciles de superar, incluso algunas de ellas se sabe pueden tener en algunos casos un desenlacefulminante, lo que aumenta su temor.

Para los casos de sobrevivientes de algún tipo de episodios cardíacos (infartos,aneurismas, muerte súbita), el día después puede ser tal vez, el más importante.

Realizar una correcta rehabilitación es clave para recuperarse y disminuir la posibilidad de próximos episodios.

El día después de saberse portador de una enfermedad coronaria, con o sin infarto de miocardio, se produce generalmente en el paciente un sentimiento de gran incertidumbre sobre su futuro, que puede transformarse en temor, o llevar al aislamiento y la depresión. Para evitarlo, es importante que el paciente sea rápidamente derivado a un centro de rehabilitación cardiovascular.

La enfermedad en cualquier otra parte del cuerpo puede tener desenlaces muy variados, pero cuando se trata de un órgano vital como el corazón, el temor se multiplica y el impacto emocional de saberse enfermo crece en ciertos casos en forma desmedida.

En el miedo aparece el reconocimiento de la propia mortalidad: de alguna manera setermina la omnipotencia que a veces sentimos.

Ahí es donde aparecen los cuidados que debe recibir un paciente cardiovascular.En primer lugar se debe realizar un amplio estudio de los factores de riesgo coronario que potencialmente lo llevaron a sufrir esta enfermedad, y si lo amerita iniciar un tratamiento intensivo de cada uno de ellos.

Si el paciente tiene sobrepeso u obesidad, debe iniciar un plan de alimentación saludable. Si fue sedentario en el último tiempo, abandonar estos hábitos con ejercicio físico programado y supervisado. Si fuma, dejarlo inmediatamente. Si es hipertenso, puede modificar su alimentación con una dieta baja en sodio o tomar una medicación anti hipertensiva o implementar cualquier medida de las que los cardiólogos llamamos “de prevención secundaria”.

Sin lugar a dudas, la mejor manera de tratar todas estas cuestiones es dentro de un plan de rehabilitación cardiovascular.

Afrontar la recuperación y la rehabilitación de este tipo de enfermedades no es una tarea sencilla. Desde la psicología, en el marco de la rehabilitación cardíaca, se puede ayudar a los pacientes y a sus familiares directos a confrontar sus ansiedades y miedo a la muerte, brindándoles la contención necesaria para atravesar ese momento y poder comprender lo que les está pasando.

Es necesario abordar al paciente en forma interdisciplinaria para elaborar un plan de tratamiento que considere las características individuales y diferentes de cada individuo y poder reconocer las urgencias médicas y emocionales.

La rehabilitación cardiaca además de todo el plan de ejercicio físico personalizado y supervisado, abarca un conjunto de modificaciones del estilo de vida, por lo que la ayuda psicológica se torna importante para brindar a quien sufre una enfermedad cardiovascular el entrenamiento en habilidades conductuales y cognitivas que lo colocarán en mejor posición para intentar superar el impacto negativo de la ocurrencia, haciendo más fácil la modificación de los hábitos de comportamiento de riesgo coronario.

En definitiva el equipo multidisciplinario en su conjunto lo ayudan a lograr el control del estrés y las emociones negativas, como el enojo, la ansiedad, la depresión o la ira, estados todos muy frecuentes en este tipo de pacientes.

Si bien en un primer momento el panorama pueda parece desolador, nosotros siempre le decimos a nuestros pacientes que sobrevivir a una enfermedad cardiaca puede ser visto como una oportunidad para vivir mejor…

Tratar de ser feliz… tener ambiciones medidas…comer sano y lo necesario… ejercitar el cuerpo… y desprenderse de preocupaciones… pueden ser la mejor terapia para tener un músculo cardíaco sano, llevando una vida plena y activa, cosas que a simple vista, no parecerían ser tan complejas como luego la práctica diaria nos lo demuestra...

Dr. Alejandro M. Gómez Monroy

Especialista Consultor en Cardiología

Ex. Presidente del Comité de Cardiología del Ejercicio FAC

Ex. Jefe del área de RHCV del HIEA y C. San Juan de Dios de La Plata

Director medico de los Institutos de Prevención y Rehabilitación Cardiovascular “Asistencia Cardiológico Integral” La Plata y City Bell. www.cardioactivo.com.ar

COMPARTIR