LA IMPORTANCIA DEL SCOUTING EN EL DEPORTE ACTUAL

LA IMPORTANCIA DEL SCOUTING EN EL DEPORTE ACTUAL

Prof. José Luis López Becerra

En los últimos años, el scouting ha tomado un papel relevante en la alta competición. Del genérico “nuevas tecnologías”, con la que se describía todo aquello relacionado con el vídeo- análisis hace apenas una década, hemos pasado en la actualidad a un crecimiento espectacular en dicho campo. Conceptos como “scouting”, “scouter”, “analista de rendimiento”, videoinforme y otros muchos, son de sobra conocidos en el mundo del deporte actualmente, no solo ya en la alta competición sino en equipos de cantera, deportes individuales y cualquier rama y disciplina deportiva.

La demanda de profesionales que cubran un mercado que crece exponencialmente, hace que cada vez haya más especialistas cualificados, más formación y más conocimientos sobre la materia.Pero como en todos los ámbitos del deporte y la vida, solo los mejor formados y con mayor cualificación van a tener salida en este excitante mercado.

A continuación paso a exponer algunas, de los a mi juicio, deben ser cualidades de un buen analista.

En primer lugar, un buen analista de vídeos debe tener un extenso conocimiento sobre el deporte al que va a dedicarse.

Debe, igualmente, conocer los, cada vez más numerosos, programas específicos de análisis. (Longomatch, Dartfish, Er1c, etc), así como otras herramientas informáticas (excel, powerpoint) que van a complementar su trabajo.

Por supuesto, debe conocer el uso de la videocámara y todas sus aplicaciones con respecto al software específico (captura en directo, captura post-partido...), así como nociones sobre los diversos formatos de vídeo, audio, códecs, etc…

También debe tener una gran capacidad de análisis, y sobre todo de síntesis. Debe escarbar de entre toda la maraña de datos que se producen en un partido, aquellos que son relevantes, y descartar los accesorios.

En definitiva, un buen analista debe prever con la mayor exactitud posible que es lo que va a ocurrir en el próximo partido, lo que va a permitir al equipo para el que trabajamos reducir la incertidumbre y tener más opciones de conseguir los objetivos propuestos. Esta parte del análisis se centra más en el rival.

Igualmente, debe trabajar para mejorar el rendimiento del propio equipo, de cara a detectar los defectos y virtudes.

Especialmente los conceptos tácticos y estratégicos adquieren aquí gran relevancia.

Por el contrario, en deportes individuales, un buen analista deberá centrar prioritariamente su trabajo en los factores de mejora de la ejecución.

Pero sobre todo, y para mí, lo más importante: un buen analista debe tener ilusión, ganas de aprender, flexibilidad y sobre todo, capacidad de innovar.

Muchos equipos en todas las disciplinas deportivas están buscando cada día profesionales que de valor añadido al trabajo del equipo técnico.

Tú puedes ser uno de ellos. Desde aquí te animo a profundizar en la materia de un campo que, personalmente, ha cambiado mi vida y mis expectativas profesionales.

COMPARTIR