¿La Vitamina D Engorda? Vitamina D y su Implicancia en el Deporte

¿La Vitamina D Engorda? Vitamina D y su Implicancia en el Deporte
 

Recibe más contenidos como este en tu Whatsapp de inmediato y sin perder tiempo buscando.

Recibir sugerencias

¿Qué es la vitamina D? ¿La vitamina D engorda?

La vitamina D es una vitamina liposoluble, ¿Esto quiere decir que la vitamina D engorda? NO, esto significa que parte de su absorción se produce gracias a las grasas.

Esta vitamina es sintetizada en el organismo principalmente a partir de la exposición solar, por lo tanto, una exposición solar adecuada es necesaria para que esta vitamina “actúe” en nuestro cuerpo. Aunque la fuente más fácil para obtener vitamina D es la exposición a la luz solar, también podemos obtenerla a través de ciertos alimentos, y en algunos casos, se puede suplementar (1).

Si bien la vitamina D se asocia principalmente con la salud ósea ya que contribuye con la absorción del calcio y fósforo, la misma tiene muchas más funciones: protección contra ciertas enfermedades crónicas como hipertensión arterial, diabetes, cáncer, enfermedades neurodegenerativas y enfermedades autoinmunes (2).

La exposición solar diaria de 10 minutos sin protector solar ayuda a mantener los niveles adecuados de vitamina D.

Metabolismo de la vitamina D

Como se mencionó anteriormente, la vitamina D puede obtenerse a través de la exposición a la luz solar, alimentos o suplementos. Una vez que obtenemos esta vitamina, esta viaja al hígado donde es hidrolizada a 25- hidroxivitamina-D. El paso final en donde la vitamina D se convierte en la forma activa 1,25-dihidroxivitamina-D ocurre principalmente en el riñón, aunque se ha visto que la misma expresión enzimática ocurre en el músculo esquelético. Desde allí interacciona con todos los receptores de vitamina D que se encuentran en el cuerpo para ejercer sus funciones (3).

Niveles óptimos en el organismo

Para evaluar los valores de vitamina D en el organismo, se considera que la mejor referencia es evaluar la concentración sérica de 25(OH)D (1). Esta representa la síntesis de vitamina D cutánea y la ingesta de vitamina D2 y D3 a través de las comidas. Si bien las concentraciones pueden variar según la edad y sexo, en adultos, los valores referentes son los que se muestran en la tabla 1.

Tabla 1. Niveles de 25(OH) vitamina D y significancia clínica.

25(OH) vitamina D (ng/ml)

25(OH) vitamina D (nmol/l)

Diagnóstico

<20

<50

Deficiencia de vitamina D

20-30

50-75

Insuficiencia de vitamina D

>30

>75

Niveles suficientes de vitamina D

Ingesta diaria recomendada

Según las recomendaciones del Instituto de Medicina Estadounidense, las mismas serían en base a las ingestas adecuadas (IA). Tabla2.

Aunque la misma podría cubrirse de manera adecuada con la dieta, no se descarta su suplementación en personas que no se exponen al sol lo suficiente, en personas con obesidad, o en adultos mayores (4)(5).

Tabla 2 Ingesta de vitamina D recomendada por el Instituto de Medicina Estadounidense (IOM)

Suplementación con vitamina D

La suplementación no solamente hace referencia a los suplementos más comunes utilizados en deporte, por ejemplo, suplementos para aumentar la masa muscular. También podemos recomendar la suplementación cuando hay deficiencia de micronutrientes, en este caso la vitamina D se recomienda según cada individuo. Por lo general, se reduce a los meses estivales dónde la exposición a la luz solar se ve disminuida. Los suplementos pueden recomendarse en dosis diarias, semanales, mensuales, trimestrales (5) (6).

Fuentes de vitamina D

Una correcta alimentación y nutrición nos provee los niveles adecuados de todos los micronutrientes y macronutrientes que necesita nuestro organismo para poder funcionar correctamente. Los alimentos fuentes de vitamina D pueden ser la yema de huevo (si la gallina fue expuesta a la luz solar), aceite de bacalao, lácteos enriquecidos con vit D, champiñones que hayan estado expuestos a luz solar (7). Como mencionamos anteriormente, consumirlas con alimentos ricos en grasas va a contribuir a su absorción.

Funciones de la vitamina D.

La vitamina D se ha estudiado exhaustivamente los últimos años debido a sus importantes funciones que la caracterizan como una hormona (2).

Algunas de las funciones que cumple son:

Regular la absorción de calcio y fósforo y sus niveles en sangre.

●Promueve la absorción de calcio a nivel renal.

●Promueve la absorción del calcio a nivel óseo contribuyendo a la mineralización ósea.

●Interviene en los procesos del sistema inmunológico.

Prevención de enfermedades como el cáncer, Alzheimer,

●Se está estudiando su función antitumoral.

●Funciones antienvejecimiento por sus propiedades antioxidantes.

Vitamina D y función muscular.

Diversos estudios asocian los niveles de vitamina D y el rendimiento deportivo y/o fuerza muscular, más precisamente la relación de esta con el músculo esquelético y su influencia en la recuperación muscular luego de una lesión (8). Sin embargo, la mayoría de estos estudios, se han hecho en personas mayores de edad y con deficiencia de esta vitamina o en atletas jóvenes los cuales al estar en pleno crecimiento su rendimiento deportivo se ve modificado y no precisamente puede ser una relación directa con la vitamina D (9) (10).

Lo cierto es que aún hacen falta más estudios para poder ver la relación directa entre la vitamina D y el rendimiento muscular.

Vitamina D y salud ósea.

Los niveles de vitamina D guardan relación directa con la mineralización ósea ya que, cuando los niveles de esta son bajos aumenta la reabsorción ósea, pero cuando aumentan los niveles de vitamina D, ya sea por suplementación o aumento de la ingesta, se produce lo que llamamos resorción ósea (11). ¿Esto quiere decir que debemos vivir con niveles bajos de dicha vitamina? NO, es un mecanismo que se produce como forma de compensación pero que tiene un tiempo de duración.

Cuando la deficiencia se produce por un largo período puede producirse lo que conocemos como osteomalacia u osteoporosis (12) (13).

Por otro lado, el calcio es liberado cuando llega el impulso nervioso a la fibra muscular, es decir, actúa como señalizador celular. Al actuar como señalizador celular, el calcio es uno de los responsables de la adaptación muscular al ejercicio y, en caso de que haya deficiencia del mismo a nivel citoplasmático se puede producir la fatiga muscular.

¿La vitamina D engorda o contribuye al descenso de peso?

Si bien aún se está estudiando la asociación entre la vitamina D y la obesidad, se ha visto que en las personas con un IMC mayor o igual a 30 (obesidad), los niveles de esta se encuentran deficientes (14) (15).

Ante esto, no debemos olvidarnos que la vitamina D es una vitamina liposoluble por lo cual, ante la presencia de mayor tejido adiposo, menor cantidad de esta vitamina en sangre ya que es “secuestrada” por el mismo y disminuye su síntesis en dicho tejido y el hígado.

Por otro lado, la disminución de peso no se ha asociado a un mayor aumento de los niveles de vitamina D y la suplementación con la misma luego de la cirugía bariátrica y en obesidad aún está en estudio (16).

Conclusión

La vitamina D es de suma importancia para diferentes funciones fisiológicas las cuales son de vital importancia. Sin embargo, los estudios que la asocian con la función muscular son pocos y la mayoría se han hecho sobre poblaciones adultas, con deficiencia de esta vitamina.

Lo que hoy sabemos es que la deficiencia de esta vitamina se traduce en aumento de lesiones, fracturas y una disminución en el funcionamiento del sistema inmunológico (Quesada Gómez, JM, & Sosa Henríquez, M. 2019). Es por ello que la exposición solar diaria, durante el tiempo indicado y el control sérico de la vitamina D puede ayudar a prevenir una insuficiencia o deficiencia de la misma.

Bibliografía

  1. Nair, R. y Maseeh, A. (2012). Vitamina D: La vitamina del "sol". Revista de farmacología y farmacoterapia , 3 (2), 118-126. https://doi.org/10.4103/0976-500X.95506
  2. Heaney RP (2008). Vitamina D en salud y enfermedad. Revista clínica de la Sociedad Americana de Nefrología: CJASN, 3 (5), 1535-1541. https://doi.org/10.2215/CJN.01160308
  3. Ariel Sánchez, Beatriz Oliveri, José Luis Mansur, Erich Fradinger. (2015). Guía de la federación argentina de sociedades de endocrinología sobre diagnóstico, prevención y tratamiento de la hipovitaminosis d. 11(2): 151-171. http://osteologia.org.ar/files/pdf/rid42_5.pdf.
  4. Torres del Pliego, E., & Nogués Solán, X.. (2014). ¿Cómo utilizar la vitamina D y qué dosis de suplementación sería la más idónea para tener el mejor balance eficacia/seguridad?. Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral, 6(Supl. 1), 1-4. https://dx.doi.org/10.4321/S1889-836X2014000500001
  5. Jódar Gimeno, E.. (2014). Recomendaciones sobre cómo administrar la vitamina D: guías internacionales y nacionales. Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral, 6(Supl. 1), 19-22. https://dx.doi.org/10.4321/S1889-836X2014000500004
  6. Cashman, K. D., Hill, T. R., Lucey, A. J., Taylor, N., Seamans, K. M., Muldowney, S., Fitzgerald, A. P., Flynn, A., Barnes, M. S., Horigan, G., Bonham, M. P., Duffy, E. M., Strain, J. J., Wallace, J. M., & Kiely, M. (2008). Estimation of the dietary requirement for vitamin D in healthy adults. The American journal of clinical nutrition, 88(6), 1535–1542. https://doi.org/10.3945/ajcn.2008.26594
  7. Latham, C. M., Brightwell, C. R., Keeble, A. R., Munson, B. D., Thomas, N. T., Zagzoog, A. M., Fry, C. S., & Fry, J. L. (2021). Vitamin D Promotes Skeletal Muscle Regeneration and Mitochondrial Health. Frontiers in physiology, 12, 660498. https://doi.org/10.3389/fphys.2021.660498
  8. National Institutes of Health (2021). Datos sobre la vitamina D.
  9. Carswell, alexander t. 1 ; oliver, samuel j. 1 ; wentz, laurel m. 2 ; kashi, daniel s. 1 ; roberts, ross 1 ; tang, jonathan cy 3 ; izard, raquel m. 4 ; jackson, sarah 5 ; allan, donald 6 ; rhodes, lesley e. 7 ; fraser, william d. 3 ; greeves, julie p. 5 ; walsh, neil p. 1 Influencia de la suplementación con vitamina D por la luz solar o D3 oral en el rendimiento, Medicina y ciencia en el deporte y el ejercicio: diciembre de 2018 - Volumen 50 - Número 12 - p 2555-2564 doi: 10.1249 / MSS. 0000000000001721
  10. Quesada Gómez, JM, & Sosa Henríquez, M. (2019). Vitamina D y función muscular. Revista de Osteoporosis y Metabolismo Mineral, 11(1), 3-5. https://dx.doi.org/10.4321/s1889-836x2019000100001
  11. Guyton, C. G., & Hall, J. E. (2011). Tratado de fisiología médica. España: Elsevier.
  12. Matthieu Halfon, Olivier Phan, Daniel Teta , " Vitamina D: una revisión sobre sus efectos sobre la fuerza muscular, el riesgo de caída y la fragilidad ", BioMed Research International , vol. 2015 , Id. De artículo 953241 , 11 páginas , 2015 . https://doi.org/10.1155/2015/953241
  13. Adami, S., Romagnoli, E., Carnevale, V., Scillitani, A., Giusti, A., Rossini, M., Gatti, D., Nuti, R., Minisola, S., & Italian Society for Osteoporosis, Mineral Metabolism and Bone Diseases (SIOMMMS) (2011). Linee guida su prevenzione e trattamento dell'ipovitaminosi D con colecalciferolo. SIOMMMS [Guidelines on prevention and treatment of vitamin D deficiency. Italian Society for Osteoporosis, Mineral Metabolism and Bone Diseases (SIOMMMS)]. Reumatismo, 63(3), 129–147. https://doi.org/10.4081/reumatismo.2011.129
  14. Mallard, S. R., Howe, A. S., & Houghton, L. A. (2016). Vitamin D status and weight loss: a systematic review and meta-analysis of randomized and nonrandomized controlled weight-loss trials. The American journal of clinical nutrition, 104(4), 1151–1159. https://doi.org/10.3945/ajcn.116.136879
  15. Pannu, P. K., Zhao, Y., & Soares, M. J. (2016). Reductions in body weight and percent fat mass increase the vitamin D status of obese subjects: a systematic review and metaregression analysis. Nutrition research (New York, N.Y.), 36(3), 201–213. https://doi.org/10.1016/j.nutres.2015.11.013 .
  16. Karampela, I., Sakelliou, A., Vallianou, N., Christodoulatos, G. S., Magkos, F., & Dalamaga, M. (2021). Vitamin D and Obesity: Current Evidence and Controversies. Current obesity reports, 10(2), 162–180. https://doi.org/10.1007/s13679-021-00433-1
 

¿Te gustó este contenido? Recibe sugerencias de más y nuevos artículos en tu Whatsapp en el acto y con solo un clic.

Recibir sugerencias