Principios fundamentales de la evaluación en deportes de resistencia: deportistas que se inician

Principios fundamentales de la evaluación en deportes de resistencia: deportistas que se inician

Para evaluar la efectividad de los programas de entrenamiento de resistencia se deben realizar diferentes test con cierta regularidad. Los mismos muchas veces se realizados en laboratorio, pero las evaluaciones de campo suelen ser más convenientes tanto para los coach como para los atletas debido a su especificidad. La información obtenida en las valoraciones debe ser utilizada para realizar un feedback a los atletas y a partir de esto poder generar ajustes en los programas de entrenamiento. Si el atleta ve las mejoras se va a convencer de que el programa de entrenamiento está funcionando,añadiendo además un importante y necesario aporte motivacional.

Teniendo en cuenta la duración y la intensidad a la que se compite en la mayoría de los deportes de resistencia, la resíntesis de ATP se producirá principalmente mediante la contribución de las vías oxidativas, por lo que la velocidad de salida estará principalmente determinada por el “rendimiento aeróbico” y por la “eficiencia mecánica”, por lo que analizaremos en este escrito los principios de evaluación de estas variables fisiológicas.

Vo2max, umbral de lactato y economía del ejercicio, explican más del 70% la variación interindividual en resistencia de larga duración (Di Prampero, Atchou, Bruckner, & Moia, 1986).

Grafico1: Factores de rendimiento y evaluación en deportes de resistencia.

VAM, PAM (Velocidad y Potencia asociadas al Vo2max)

Las evaluaciones de consumo máximo de oxigeno (Vo2max) son costosas y por lo general no son de fácil acceso para la mayoría de deportistas. Es por esto que se utilizan evaluaciones para estimar la VAM (velocidad aeróbica máxima) y PAM (Potencia aeróbica máxima), es decir la velocidad y la potencia asociada a ese VO2max y a partir de esto establecer diferentes zonas de entrenamiento.

La velocidad media que se puede mantener en un test máximo de 5` de carrera tiene alta correlación con la VAM, es decir con la velocidad asociada al Vo2max(Berthon, 1997). Los autores establecieron una fuerte correlación que nos permite a través de un simple test estimar la VAM en carrera y a partir de esta comenzar a establecer las zonas de entrenamiento y cuantificar las adaptaciones producidas por el entrenamiento de manera sencilla.

El test de la Universidad de Montreal también es utilizado para estimar la VAM en carrera. El mismo se realiza en una pista de atletismo con conos ubicados cada 25m. A la señal (se utiliza un audio con señales sonoras) los deportistas comienzan a correr, intentando pasar por cada cono al mismo tiempo que escucha el sonido. El atleta comenzará a correr a una velocidad de 7km/k, y la misma se irá incrementando en 1km/h cada 2 minutos hasta el agotamiento. La velocidad del último palier completo es considerada como la VAM. También se puede simplificar el test marcando el ritmo con una persona en bicicleta(liebre) que vaya ajustando la velocidad cada 2 minutos.

Si bien esta correlación fue establecida en pedestrismo, estos test suelen ser utilizados en natación, por lo general con la distancia más cercana a los 5min realizados a máxima intensidad. Es decir la velocidad media que obtiene el nadador en un test máximo de 350m, 400m o 450m dependiendo de que distancia de acerque más al tiempo de 5 minutos.

En ciclismo se puede evaluar la potencia aeróbica máxima con un test de 5m, pero por lo general los entrenadores planifican utilizando el FTP (potencia de umbral funcional) en vez de utilizar la PAM estimada en un test de 5 minutos. El mismo se estima con una crono de 60 minutos calculando el 95% de una crono de 20 minutos.

Estas simples evaluaciones, nos permiten determinar diferentes zonas de entrenamiento y ritmos de trabajo, principalmente en deportistas que se inician ya que van a tener mejoras significativas del rendimiento en periodos de tiempo relativamente cortos y no se justifica hacer evaluaciones más complejas o costosas.

Umbrales de lactato

A medida que el deportista se va consolidando es conveniente realizar valoraciones más sofisticadas que nos permitan establecer las zonas de entrenamiento con mayor precisión y corroborar la eficacia del programa de trabajo con mayor exactitud.

Numerosos estudios han demostrado que el umbral de lactato es un buen indicador del rendimiento en una variedad de actividades de resistencia (carrera, ciclismo, marcha), tanto para poblaciones entrenadas como desentrenadas (Weltman, 1995). La velocidad en el umbral de lactato (LT) es el mejor predictor fisiológico del rendimiento en carreras de distancia. (Bassett & Howley, 2000).

La concentración de lactato en sangre es un indicador directo del aumento de la tasa metabólica glucolítica ya que proporciona información del ratio de producción de lactato en el musculo. Estos niveles de lactato en sangre son el resultado de (1) aquellos procesos que producen lactato y contribuyen a su aparición en la sangre y (2) de aquellos procesos que catabolizan lactato después de ser removido de la sangre. La acumulación de lactato más allá del umbral (LT) indica que los mecanismos de remoción de lactato no pueden seguir el ritmo de la producción de lactato. (Brooks, 1985)

  • LT1 (primer umbral de lactato): Corresponde a la más baja intensidad a la que se produce un incremento en la concentración de lactato sanguíneo por sobre los valores de reposo. Este punto coincide generalmente con concentraciones de lactato inferiores a 2,0mmol/l.
  • LT2 (segundo umbral de lactato): La intensidad a la que se produce un rápido incremento en el lactato sanguíneo indicando el límite superior entre la producción y el clearance de lactato. Este punto generalmente corresponde a concentraciones de lactato de entre 2,5 y 5,5mmol/l.

Análisis de Movimiento y Biomecánica

Como se mencionó anteriormente la eficiencia mecánica es muy importante en el rendimiento de los deportes de resistencia, por lo que no debemos soslayar la evaluación de estos aspectos.

En la mayoría de los deportes de resistencia los movimientos son repetidos miles de veces en cada sesión, es por esto una buena mecánica es clave para optimizar el rendimiento y evitar lesiones.

La evaluación del movimiento puede ser realizada con un ojo entrenado, con vídeo análisis o con equipos de biomecánica especializados, como sensores de presión, placas de fuerza y programas tridimensionales de análisis de movimiento. (Henderson, Kirousis, & Gootman, 2012). Cada deportista tiene una constitución física única, así como también ciertas debilidades, fortalezas y asimetrías que determinan un estilo personal de movimiento, pero en cada deporte existen patrones de movimiento que son más efectivos y son considerados como la técnica apropiada. Hay que tener en cuenta que no siempre los mejores alteas de cada deporte tiene una óptima biomecánica y a pesar de eso pueden son exitosos.

Autor

Leandro Muñoz

Bibliografía

Bassett, D. R., & Howley, E. T. (2000). Limiting factors for maximum oxygen uptake and determinants of endurance performance. Official Journal of the American College of Sports Medicine, 32, 70-84.

Berthon, P. (1997). A 5-min running field test as a measurement of maximal aerobic velocity. Eur J Appl Phisiol Occup Physiol, 75, 233-238.

Brooks, G. A. (1985). Anaerobic threshold: review of the concept and directiens for future research. Med Sci Exerc, 17(1), 22-24.

Brooks, G. A. (1985). Anaerobic threshold: review of the concept and directions for future research. Med Sci Exerc, 17(1), 22-24.

Di Prampero, P. E., Atchou, G., Bruckner, J. C., & Moia, C. (1986). The energetics of endurance running. eur J Appl Physiol Occup Physiol, 1986, 259-266.

Henderson, N., Kirousis, W., & Gootman, J. (2012). Endurance Test and Assessments. En NSCA, & B. Reuter (Ed.), Developing Endurance (págs. 27-44). Human Kinetics.

Joyner, M. J., & Coyle, E. F. (2008). Endurance exercise performance: the physiology of champions. J Physiol, 586(1), 35-44.

Weltman, A. (1995). The Blood Lactate Response to Exercise. Champaign: Human Kinetics.

COMPARTIR