Radiculopatía

Básicamente es la lesión de la raíz nerviosa. Cuando una raíz es comprimida se produce dolor radicular, y posteriormente, si la compresión persiste, sobrevienen signos y síntomas de alteración de la función. Las lesiones, en orden de frecuencia, son: compresiones mecánicas por discos intervertebrales y crecimientos óseos o tumores (neurofibromas, meningiomas, leucemias, infomas), trauma, infecciones por herpes zoster y lesiones inflamatorias. [1].

El dolor radicular y la radiculopatía pueden ser la consecuencia tanto de un prolapso del disco vertebral como de una estenosis degenerativa del canal lateral, siendo esta la causa más frecuente [2]. El dolor radicular puede ser de dos tipos: troncular (por irritación mecánica o química de las cubiertas conectivas del complejo radicular) y disestésico (consecuencia de cambios fisiopatológicos del complejo radicular) por agresión mecánica, alteración de la perfusión sanguínea o difusión de irritantes antiinflamatorios químicos provenientes del disco [3-4]

1.- Peña G. Radiculopatía cervical. En: Guías para el manejo de urgencias.

2.- Torres, R. La columna cervical: Síndromes clínicos y su tratamiento manipulativo. 2008. Madrid: Panamericana.

3.- Asbury AK, Fields HL. Pain due to peripheral nerve damage: an hypothesis. Neurology. 1984; 34 (12):1587-90.

4.- Olmarker K, Rydevik B, Nordborg C. Autologous nucleus pulposus induces neurophysiologic and histologic changes in porcine cauda equine nerve roots. Spine. 1993; 18 (11):1425-32.

COMPARTIR