Reducir la estabilidad del 'core' influye en la biomecánica de las extremidades inferiores en corredores novatos

Reducir la estabilidad del 'core' influye en la biomecánica de las extremidades inferiores en corredores novatos
 

Recibe más contenidos como este en tu Whatsapp de inmediato y sin perder tiempo buscando.

Recibir sugerencias

Correr es una actividad física popular a pesar de la alta tasa anual de lesiones relacionadas con la carrera (van Mechelen 1992). Los corredores novatos pueden ser más susceptibles a estas lesiones, posiblemente debido a la falta de experiencia en el entrenamiento (Tonoli 2010). La literatura sobre la prevención de lesiones relacionadas con la carrera es escasa y los programas y productos actuales de prevención de lesiones no han tenido éxito en reducir las tasas de lesiones en los corredores (Shirazi-Adl 1989).

Varios factores de riesgo biomecánicos de las extremidades inferiores se han asociado con lesiones comunes relacionadas con la carrera, como el síndrome de dolor femororrotuliano (PFPS), el síndrome de la banda iliotibial y las fracturas por estrés tibial (Taunton 2003). Muy pocos estudios de intervención se han centrado en estos parámetros en un intento por reducir el riesgo de lesiones. El reentrenamiento de la marcha puede ser beneficioso como paradigma de intervención biomecánica (Crowell 2011); sin embargo, es posible que este enfoque no esté disponible para todos los corredores. La identificación de los contribuyentes fundamentales a estos factores de riesgo biomecánicos puede facilitar el diseño de protocolos mejorados de tratamiento y prevención.

La actividad muscular del tronco precede al movimiento dinámico de las extremidades (Hodges 1997), lo que sugiere que los músculos abdominales pueden activarse para proporcionar una base estable para la producción, absorción y control de la fuerza y el movimiento de las extremidades. En consecuencia, se cree que una estabilidad central insuficiente conduce a movimientos menos eficientes y, en última instancia, a lesiones musculoesqueléticas (Willson 2005); sin embargo, esta teoría no ha sido apoyada con suficiente evidencia científica. Aquí se define la estabilidad del 'core' como la capacidad del cuerpo para controlar el torso y mantener o reanudar una posición o estado de equilibrio del tronco y la pelvis después de perturbaciones internas o externas. La mayoría de los estudios que han examinado la relación entre la estabilidad del 'core' y las lesiones al correr han utilizado diseños transversales o retrospectivos (Rojhani Shirazi 2014). Los estudios que manipulan directamente la estabilidad del 'core' y determinan los efectos de esa perturbación en la mecánica de carrera pueden facilitar una mejor comprensión del papel que desempeña la estabilidad del 'core' durante la carrera y su influencia en el riesgo de lesiones.

Recientemente, Ajit M.W. Chaudhari de la The Ohio State University (EEUU), llevó a cabo un estudio referente a esta temática. El propósito de ese estudio fue identificar los efectos causales de la reducción de la estabilidad del 'core' en la mecánica de carrera en corredores novatos. Se planteó la hipótesis de que la disminución de la estabilidad del 'core' en corredores individuales para dar como resultado una mecánica de carrera alterada previamente asociada con un mayor riesgo de lesión musculoesquelética de las extremidades inferiores.

La cinemática y la cinética tridimensional de la carrera y de la postura sentado sobre una superficie inestable en 25 corredores novatos sanos antes y después de realizar un protocolo de caída de la estabilidad del 'core' (CSKP), diseñado para reducir temporalmente la estabilidad del 'core' de los participantes en una sola sesión de prueba.

Los modelos lineales mixtos demostraron que el CSKP resultó en un aumento del momento pico de flexión de la rodilla (aumento de 0.51% BWht (BW=peso corporal), tamaño del efecto = 0.49, P = 0.021) y una tasa de carga promedio vertical disminuida (4.5 BWseg−1 disminución, tamaño del efecto = 0.44, P = 0.037) durante la carrera, pero sin cambios significativos en el momento pico de aducción de la rodilla, el impulso de aducción de la rodilla, el momento de aducción de la cadera, el impulso de aducción de la cadera o la fuerza máxima de reacción vertical del suelo (todos P> 0.05). De los 25 corredores, 20 demostraron una disminución medible en la estabilidad de su 'core' según lo definido por su centro de equilibrio postural sentado de excursión de presión cambiando más que el error estándar de medición de 76 mm.

Una disminución inducida experimentalmente en la estabilidad del 'core' en corredores novatos provocó un aumento del momento máximo de flexión de la rodilla durante la postura, que previamente se había asociado con un aumento de la presión de contacto fémororrotuliana durante la carrera. Por lo tanto, estos resultados demuestran que una estabilidad del 'core' insuficiente en corredores principiantes puede ser un factor de riesgo para desarrollar dolor fémororrotuliano. Otros resultados no respaldaron el papel de la estabilidad del 'core' en otras lesiones comunes de la carrera por sobreuso en esta población.

 

¿Te gustó este contenido? Recibe sugerencias de más y nuevos artículos en tu Whatsapp en el acto y con solo un clic.

Recibir sugerencias