Relación entre velocidad lineal y velocidad de cambio de dirección. Primera parte.

Relación entre velocidad lineal y velocidad de cambio de dirección. Primera parte.

En muchas publicaciones se ha buscado analizar la relación entre la velocidad lineal y la velocidad de cambio de dirección. Esto posiblemente haya tenido su fundamento en que la capacidad de velocidad fue tradicionalmente ligada a las modalidades competitivas de velocidad en el atletismo es decir con manifestación cíclica. Como se ha tratado en blogs
anteriores, se hace necesario tener en cuenta que existen distintas consideraciones en el abordaje de la comprensión y la metodología de entrenamiento de la velocidad en los deportes cíclicos y acíclicos.

Ahora bien, el modelo de elementos constituyentes de agilidad de Young y cols. (2001), sugiere a la velocidad lineal como un determinante de la velocidad de cambio de dirección. Es por ello que distintos investigadores han tratado de probar las cualidades diferentes (velocidad lineal y velocidad de cambio de dirección), con la misma prueba ya que debería
haber un gran número de varianza compartida entre las pruebas. Y también, el entrenamiento para mejorar la velocidad debería mejorar la velocidad de cambio dirección y viceversa (Brughelli y cols., 2008).

En términos de las relaciones reportadas por los distintos autores, la mayoría de las correlaciones entre velocidad de carrera lineal y velocidad de cambio dirección serían descritas como moderadas (r=0.3 a 0.5). Citamos algunos trabajos:

Un trabajo de Draper y Lancaster (1985), reportó una correlación de r=0.47 entre el Test de Sprint de 20m y el Test de Illinois, en deportistas recreacionales.

Young, Hawken, McDonald (1996), en jugadores de fútbol australiano informaron correlaciones pobres entre sprint lineal, sprint con conducción de balón, velocidad de cambio de dirección, y velocidad de cambio de dirección con conducción de balón.

Baker y cols. (1999), en jugadores de rugby profesionales australianos, encontraron pobre relación entre velocidad lineal y habilidad de cambio de dirección.

Buttifant, Graham y Cross (1999), en jugadores de fútbol reportaron una correlación moderada baja entre el test de sprint lineal y el test de agilidad (r=0.33).

Tsitskarsis, Theoharopoulus y Garefis (2003), en jugadores de básquetbol informaron correlaciones pobres entre sprint lineal, sprint con conducción de balón y velocidad de cambio de dirección con conducción de balón.

Gabett y cols. (2008), en jugadores de rugby de liga australiana, encontraron correlaciones entre tests de velocidad lineal (5, 10 y 20 m), y tests de velocidad de cambio de dirección (test 505, Test 505 modificado y test L), entre 0.52 y 0.70, es decir buenas, pero que no alcanzan a ser muy buenas en términos estadísticos.

Por otro lado, un trabajo de Little y Williams (2005), en jugadores profesionales de fútbol reportó correlaciones moderadas (r=0.34) entre aceleración y velocidad de cambio de dirección.

Es necesario considerar que los datos manifestados en este blog, a partir de lo reportado por los distintos autores citados en sus publicaciones, son necesarios de tener en cuenta con las salvedades del caso.

Es decir, que los trabajos de investigación tuvieron en cuenta distintos niveles de deportistas (recreacionales y profesionales), distintos deportes, pruebas de velocidad lineal de distinta longitud, tests de velocidad de cambio de dirección con número, ángulos de cambio y duraciones de tests también diversos.

En un próximo blog seguiremos ampliando este tema, para analizar a que conclusiones han llegado la mayoría de los autores en cuanto a la relación entre velocidad lineal y velocidad de cambio de dirección.

Lic. Mauricio Moyano

Co-Director de Equipo Physical

Editor de Sección de Entrenamiento de Velocidad y Agilidad


Referencias Bibliográficas

Draper, J. A., & Lancaster, M. G. (1985). The 505 test: A test for agility in the
horizontal plane. Australian Journal for Science and Medicine in Sport, 17(1),
15 18.

Young, W. B., Hawken, M., & McDonald, L. (1996). Relationship between speed,
agility, and strength qualities in Australian rules football. Strength and
Conditioning Coach, 4(4), 3 6.

Baker, D. (1999a). A comparison of running speed and quickness between elite
professional and young rugby league players. Strength and Conditioning Coach,
7(3), 3 7.

Buttifant, D., Graham, K., & Cross, K. (1999). Agility and speed in soccer
players are two different performance parameters. Paper presented at the
Science and Football IV Conference, Sydney, NSW.

Tsitskarsis, G., Theoharopoulus, A., & Garefis, A. (2003). Speed, speed dribble and
agility of male basketball players playing in different positions. Journal of
Human Movement Studies, 45, 21 30.

Gabbett, Tim J; Kelly, Jason N; Sheppard, Jeremy M. Speed, Change of Direction Speed,
and Reactive Agility of Rugby League Players. Journal of Strength &
Conditioning Research. 22(1):174-181, January 2008.

Little T, Williams AG. Specificity of acceleration, maximum speed, and agility in
professional soccer players. J Strength Cond Res 2005; 19 (1): 76-8.

Brughelli, Cronin, Levin, Chaouachi. Understanding Change of Direction Ability in Sport.A Review of Resistance Training Studies. Sports Med 2008; 38 (12): 1045-1063.

COMPARTIR