Respuesta hormonal aguda al ejercicio de swing con pesas rusas

Respuesta hormonal aguda al ejercicio de swing con pesas rusas
 

Recibe más contenidos como este en tu Whatsapp de inmediato y sin perder tiempo buscando.

Recibir sugerencias

Respuesta hormonal aguda al ejercicio de swing con pesas rusas difiere según la carga, incluso cuando el trabajo total es normalizado


Aunque los ejercicios con pesas rusas (KB), y que no son nuevos, recientemente ha habido un aumento en el uso y el interés científico en la utilidad del entrenamiento de KB tanto para la aptitud física recreativa como para la fuerza y el acondicionamiento atlético. La KB es un peso libre con una distribución de peso desigual donde el centro de masa se extiende más allá del agarre del atleta. Las pesas rusas brindan una herramienta única para el ejercicio balístico de cuerpo entero (Jay 2011), que tiene beneficios similares a los del levantamiento de pesas tradicional, incluida la mejora de la fuerza muscular (Jay 2011, Lake 2012), la potencia, la resistencia, la capacidad aeróbica y la reducción de la grasa corporal cuando se usan adecuadamente (Farrar 2010, Raastad 2000). A pesar de esto, relativamente pocos estudios han examinado el entrenamiento con KB, y existen brechas significativas en la literatura relacionada con el uso de KB para la fuerza y el acondicionamiento.

La revisión más reciente de la investigación de KB sugirió la necesidad de examinar los efectos fisiológicos y mecánicos de diferentes cargas de KB, ya que la investigación, hasta la fecha, aparentemente ha utilizado una amplia gama de cargas de KB (Bhasin 1996). Comprender la carga óptima para el entrenamiento de KB es una consideración importante para los entrenadores y los deportistas para la programación y la planificación, pero en la investigación hasta la fecha, no hay consenso sobre qué carga de KB podría ser apropiada y sobre qué base. Debido a las diferentes cargas y cadencias del swing utilizadas en estudios previos, es difícil sacar conclusiones sobre el efecto de la carga de la pesa KB sobre las variables fisiológicas y mecánicas independientes del trabajo total completado. El trabajo total se conceptualiza como el número de repeticiones (o swings en este caso) multiplicado por el peso levantado. Por ejemplo, Lake y Lauder (2012) examinaron cargas de 3 KB (16, 24 y 32 kg) haciendo el swing para 2 x 10 series, lo que resultó en un trabajo total completado diferente (carga x swings = 320, 480 y 640 kg para las cargas KB de 16, 24 y 32 kg, respectivamente). Por lo tanto, cualquier inferencia hecha con respecto al efecto de la carga de la KB sobre las variables mecánicas no es independiente del trabajo realizado. Para comprender mejor el efecto de la carga de la KB en cualquier variable, es importante asegurarse de que el trabajo total completado se iguale de otro modo; las conclusiones extraídas pueden ser simplemente un producto del trabajo adicional realizado en lugar de la carga levantada. La modificación de la cadencia del swing de la KB puede resultar en una intensidad diferente del ejercicio, particularmente si el volumen del swing resulta como un producto de una duración determinada del ejercicio. Recientemente, Duncan y cols. (2015) no demostraron diferencias en las respuestas fisiológicas o mecánicas a 4 minutos de ejercicio de swing de KB con una carga de 4 kg a una cadencia rápida y 2 minutos de ejercicio con una KB de 8 kg a una cadencia lenta; el tiempo y la cadencia se modificaron entre cada condición para asegurar que el trabajo total fuera igual en ambas condiciones. Sin embargo, las cargas de las KB (4 y 8 kg) utilizadas en el estudio de Duncan y cols. (2015) fueron relativamente ligeras en comparación con las utilizadas en la mayoría de la literatura (Hackney 2008, Lake 2012, Spiering 2009). Asimismo, aunque Duncan y cols. (5) muestran la importancia de hacer coincidir el ejercicio de KB con el trabajo total completado, sus hallazgos se limitan a la frecuencia cardíaca (FC), el esfuerzo percibido y los valores máximos de fuerza vertical neta.

La respuesta endocrina al ejercicio de KB es hasta la fecha relativamente poco explorada, pero potencialmente importante. En algunos casos, se informa que tanto el cortisol (C) como la testosterona (T) juegan un papel potencial en las adaptaciones fisiológicas del entrenamiento de la fuerza, donde se informa que los protocolos de alto volumen, de moderada a alta intensidad y con cortos intervalos de descanso producen las mayores elevaciones hormonales agudas en comparación con los protocolos de bajo volumen y alta intensidad que utilizan largos intervalos de descanso (Kraemer 2005). Sin embargo, hay algunos estudios que no apoyan esta afirmación, lo que demuestra que el ejercicio de fuerza puede provocar poca o ninguna respuesta hormonal y, por lo tanto, tener poco efecto sobre la adaptación muscular (Migiano 2010, Spiering 2009, Wilkinson 2006).

La respuesta hormonal aguda al ejercicio de fuerza puede ser relevante para la adaptación al ejercicio a largo plazo porque algunos estudios han demostrado mayores aumentos en la fuerza y la masa muscular a partir del entrenamiento con ejercicios que provocan una mayor respuesta hormonal (Hansen 2001, Ronnestad 2011). A pesar de esto, la investigación actual sobre las respuestas agudas de la testosterona al ejercicio de fuerza no está clara (Husley 2012) debido a inconsistencias metodológicas y la falta de capacidad para separar la intensidad del ejercicio (o la carga levantada) del trabajo total realizado. Un estudio hasta la fecha ha examinado la respuesta hormonal aguda al ejercicio de swing con KB (Budnar 2014). Utilizando 12 rondas de swings con KB de 30 segundos (carga de 16 kg) alternados con 30 segundos de descanso, Budnar y cols. (2014) informaron que el ejercicio de KB provocó un aumento agudo de la T y el C inmediatamente después y 15 minutos después del ejercicio y sugirió que el ejercicio de KB podría aumentar la fuerza y las respuestas de hipertrofia al entrenamiento a través de aumentos agudos de los factores endócrinos. Ningún otro estudio parece haber investigado la respuesta aguda al ejercicio de KB, y las conclusiones de Budnar y cols. (2014) se limitan a la única carga examinada en su estudio. Comprender si la respuesta hormonal aguda al ejercicio con KB cambia a través de diferentes cargas es un factor importante para los entrenadores cuando planean implementar el ejercicio de KB dentro de sus programas.

Recientemente, Leanne M. Raymond de la Universidad de Coventry (Reino Unido) examinó las respuestas fisiológicas y hormonales agudas con cargas de 2 kettlebell, al tiempo que igualaba el trabajo total realizado. Este trabajo, amplía estudios previos en el área, concretamente el de Budnar y cols. (2014), y trató de determinar si había alguna diferencia en las respuestas hormonales al swing agudo con KB en función de la carga de la KB mientras se igualaba el peso total levantado.

Diez sujetos varones entrenados en fuerza (25±6 años) completaron 2 pruebas de swing con KB, con una KB de 8 y otra de 16 kg, respectivamente, en un orden balanceado. Cada protocolo duró 12 minutos y comprendió swings con KB de 30 segundos seguidos de un descanso de 30 segundos. La cadencia del swing se controló en cada prueba para garantizar que el peso total levantado fuera el mismo en todas las condiciones. La frecuencia cardíaca (FC) y los registros del esfuerzo percibido (RPE), utilizando la escala de Borg RPE 6-20, se tomaron al final de cada período de ejercicio de 30 segundos. Se tomaron muestras de saliva (mín 0.5 ml) 15 minutos antes, inmediatamente después y 15 y 30 minutos después de cada condición a partir de la cual se determinaron el cortisol (C) y la testosterona (T).

Los resultados indicaron un efecto principal significativo para la carga para el C (p = 0.007) y la T (p = 0.05) donde fueron evidentes valores más altos para el C y la T para la carga de 16 kg. También hubo un efecto principal significativo para el tiempo para la T (p = 0.001), donde los valores de T fueron todos significativamente más altos después del ejercicio en comparación con antes del ejercicio. Para la FC, hubo efectos principales significativos para la carga (p = 0.004) y el tiempo (p = 0.001) con una FC más alta observada en una carga de 16 kg y aumentos significativos en la FC evidentes con el aumento de la repetición, independientemente de la condición (todos p <0.05). El registro de los valores de esfuerzo percibido aumentó con la repetición para las cargas de 8 kg y 16 kg, pero el aumento fue más marcado para la carga de 16 kg en comparación con la carga de 8 kg (p = 0.002).

Los presentes hallazgos sugieren que el ejercicio de swing con KB produce un aumento agudo de las hormonas involucradas en la adaptación muscular, pero que la carga de la KB influye en esta respuesta, incluso cuando el trabajo total realizado es el mismo.

APLICACIONES PRÁCTICAS

El swing con KB es un tipo de ejercicio de fuerza de cuerpo entero ampliamente utilizado que puede aumentar la fuerza muscular y, en algunos casos, la resistencia cardiovascular. Aunque otros tipos de programas de entrenamiento de la fuerza pueden obtener mayores beneficios fisiológicos que el swing con KB, la adición de swings con KB a un programa de acondicionamiento puede aumentar la respuesta hormonal general al entrenamiento de la fuerza. Los profesionales de la fuerza y del acondicionamiento pueden encontrar beneficioso el uso del ejercicio con KB complementario a otros ejercicios de fuerza y, de ser así, debe tenerse en cuenta que se trata de la carga y no del trabajo total realizado, lo que parece promover un aumento de la respuesta hormonal, al menos de forma aguda.

 

¿Te gustó este contenido? Recibe sugerencias de más y nuevos artículos en tu Whatsapp en el acto y con solo un clic.

Recibir sugerencias