Ritmo circadiano y rendimiento en natación

El cuerpo humano funciona siguiendo un ritmo biológico el cual regula todas las funciones fisiológicas del organismo. Dichas funciones siguen un ciclo regular que se repite cada 24 horas y que coincide con los estados de sueño y vigilia. Estos dos parámetros (sueño y vigilia) están asociados a los estímulos de luz, que el cerebro asocia con una mayor actividad fisiológica, mientras que, cuando reina la oscuridad, dichas funciones se reducen, siendo las horas entre las 3:00 y las 6:00 horas, los momentos en los que menor actividad tienen. A estos procesos biológicos naturales de nuestro cuerpo lo conocemos comúnmente como ritmo circadiano.

La presente entrada pretende aclarar cómo afecta el ritmo circadiano al rendimiento en natación, que diferencias puede haber entre competir por la mañana y hacerlo por la tarde y cuáles son las conclusiones a las que se ha llegado a través de diferentes estudios científicos que han tratado el tema.

Diferentes estudios llegan a la conclusión de que durante el día, los factores que determinan el rendimiento (resistencia muscular, la fuerza y la resistencia cardiorrespiratoria) oscilan, lográndose mejores resultados durante el mediodía y la tarde-noche a diferencia de la noche y la madrugada, donde merman las aptitudes físicas (Kline et al. 2007; Taylor et al. 2010).

En natación, diferentes autores han estudiado los efectos que tiene el ritmo circadiano en el rendimiento, encontrándose pérdidas de entre un 1.2 y un 3.5% en las pruebas de 50m, 100m, 200m y 400m estilo libre cuando se realizan por la mañana (6:00 – 10:00h) en comparación a cuando se realizaban las mismas pruebas por la tarde (17:00 – 22:00) (Baxter & Reilly 1983; Deschodt & Arsac 2004; Kline et al. 2007; Martin et al. 2007).

Un estudio reciente de Pallares et al. (2014) estudió como afecta la hora del día al rendimiento en sprint (25m) de natación, a la fuerza máxima y a la potencia muscular. 12 nadadores junior bien entrenados realizaron diferentes pruebas (Salto CMJ, test Wingate 10s, carga usada al 75%RM y a velocidad de 1m/s y un sprint de 25m en natación con salida desde el agua) con dos horarios distintos, uno a las 10:00 y otro a las 18:00.


Figura 1. Resultados del efecto de la hora del día en el rendimiento en la fuerza y la potencia muscular (extraído de Pallares et al 2014).



Figura 2. Resultados del efecto de la hora del día en el tiempo utilizado para cubrir una distancia de 25m (Extraído de Pallarés et al 2014).


Como podemos observar, hay un descenso significativo del rendimiento de los test de CMJ, y fuerza en press banca (en el test de Wingate el descenso del rendimiento no fue significativo) y un mayor tiempo en completar los 25m estilo libre cuando estos test se realizan por la mañana. En base a estos datos, podríamos concluir que la hora del día afecta significativamente al rendimiento en natación.

Tanto los entrenamientos como las competiciones se suelen llevar a cabo en los horarios utilizados por los diferentes estudios, por los que los entrenadores deben esperan un descenso del rendimiento de los nadadores por la mañana respecto a la tarde-noche, sobre todo en las pruebas en las que la fuerza dinámica máxima sea un factor importante (pruebas de velocidad en las cuales la salida y los virajes son aspectos clave)

Dichos resultados ponen de manifiesto la necesidad de adecuar los programas de entrenamiento (Principio de Especificidad) en nadadores que compitan por la mañana con el fin de reducir los efectos adversos del ritmo circadiano.

Por último, cabe mencionar un estudio realizado por Mora-Rodriguez et al (2015), en el cual se demuestra que la cafeína tiene un mayor efecto ergogénico por la mañana (dosis de 6mg/kg), mientras que por la tarde no consigue mejorar el rendimiento que ya ha potenciado el ritmo circadiano (tan solo se potencian los efectos adversos que tiene la cafeína sobre el organismo).


Figura 3. Resultados del efecto ergogénico de la cafeína entre la mañana y la tarde en dos ejercicios de fuerza con diferentes cargas (Extraído de Mora-Rodriguez et al 2015).


Dicha estrategia (uso de dosis de 6mg/kg de cafeína) puede ser utilizada por los nadadores para contrarrestar las reducciones de rendimiento que experimentan durante la mañana (por la acción del ritmo circadiano) respecto a la tarde.


AUTOR

Adrián Peris Contreras


BIBLIOGRAFIA

  • Baxter C, Reilly T. 1983. Influence of time of day on all-out swimming. Br J Sports Med. 17:122–127.
  • Deschodt VJ, Arsac LM. 2004. Morning vs. evening maximal cycle power and technical swimming ability. J Strength Cond Res. 18:149–154.
  • García Pallarés J, López –Samanes A, Moreno J, Fernández-Elías V, Ortega J, Mora Rodriguez R. 2014. Circadian rhythm effects on neuromuscular and sprint swimming performance. Biological Rhythm Research. Volumen 45, Issue 1.
  • Kline CE, Durstine JL, Davis JM, Moore TA, Devlin TM, Zielinski MR, Youngstedt SD. 2007. Circadian variation in swim performance. J Appl Physiol. 102:641–649.
  • Martin L, Nevill AM, Thompson KG. 2007. Diurnal variation in swim performance remains, irrespective of training once or twice daily. Int J Sports Physiol Perform. 2:192–200.
  • Mora-Rodríguez, R., Pallarés, J. G., López-Gullón, J. M., López-Samanes, Á., Fernández-Elías, V. E.,& Ortega, J. F. (2015). Improvements on neuromuscular performance with caffeine ingestion depend on the time-of-day. Journal of Science and Medicine in Sport, 18(3), 338-342. doi: 10.1016/j.jsams.2014.04.010.
  • Taylor K-L, Cronin J, Gill ND, Chapman DW, Sheppard J. 2010. Sources of variability in iso-inertial jump assessments. Int J Sports Physiol Perform. 5:546–558.
COMPARTIR