Sentadilla de Arranque Modificada

Sentadilla de Arranque Modificada

Este material de video ilustra la entrada del blog

La sentadilla de arranque es uno de los ejercicios mas completos para la activación sinérgica de la musculatura del CORE. McGill sostiene que le mejor trabajo del CORE es el que se realiza en condiciones de postura similares a la de competición, así pues, este ejercicio permite activar y estabilizar la espina en una posición vertical.

Durante la sentadilla se requiere que los músculos de tronco se activen para mantener la postura correcta. Estos músculos deben contraerse y activarse junto con los músculos de los miembros inferiores. El centro de gravedad se desplaza y cambia de posición, mientras que os músculos profundos del core constantemente deben trabajar para mantener el balance y la estabilidad durante todo el movimiento.

Durante la sentadilla de arranque la postura es mucho más compleja. El peso o la resistencia se encuentra por encima de la cabeza con los brazos extendidos, provocando un cambio en el centro de gravedad del cuerpo. Es importante destacar que el centro de gravedad se encuentra en el CORE. Si el CORE está fuera de equilibrio, el cuerpo va a estar fuera de equilibrio. Debido a este aumento en la distancia en el brazo de palanca, el centro de gravedad se desplaza hacia arriba, por lo que requiere de los los músculos de la base,un trabajo mas intenso para estabilizar y sostener la columna en una posición vertical.

Otro punto importante es la importante estabilización que se requiere en la articulación escapulo-humeral y en el eje cadera-rodilla para control del valgo, aspecto fundamental para la prevención de lesiones en jugadores/as de voleibol.

La sentadilla de arranque modificada, es un ejercicio que se realiza con baja carga externa, pero implica y requiere un fuerte trabajo de estabilización complejo. La superbanda genera una mayor inestabilidad escapulo-humeral; al incorporar la banda corta a la altura de las rodillas, se facilita la a abducción durante la sentadilla, obligando a controlar el valgo incrementando el patrón de actividad de los glúteos. Por último la pelota (puede ser un banco), permite al ejecutante una mejor posición de control para realizar el descenso de forma correcta

Archivo adjunto: DESCARGAR

COMPARTIR