Sistema endócrino (hormonas)

Sistema endócrino (hormonas)

Las funciones del cuerpo humano son controladas por los sistemas neural y endocrino (neuroendocrino). El sistema neural tiene una respuesta rápida, mientras que el endócrino una lenta. Todas las funciones que genera como adaptación el ejercicio son mediadas por estos sistemas. En este caso desarrollaremos el sistema endocrino. En marzo se dictará un webinar de adaptaciones hormonales al ejercicio donde se profundizarán las adaptaciones al entrenamiento con sobrecarga.

El sistema endócrino está formado por un serie de tejidos (antes se los llamaba glándulas) que producen sustancia química con la capacidad de llevar información y generar cambios en las funciones biológicas. Estas sustancias conocidas como hormonas son mensajeros químicos secretados a la sangre por células especializadas. Estas son responsables de muchas funciones que se consideran continuas y de largo plazo en nuestro organismo. Los procesos que están prácticamente por completo bajo control hormonal son el crecimiento y el desarrollo, el metabolismo, la regulación del medio interno (temperatura, balance de agua, iones)y la reproducción.

Las hormonas actúan en sus células diana (objetivo) de 3 maneras básicas: 1) Controlando las velocidades de las reacciones enzimáticas, 2) Controlando el transporte de iones o moléculas a través de las membranas, 3) Controlando la expresión de los genes y la síntesis de proteínas.

Sabemos hoy en día, que las moléculas que actúan como hormonas no solamente se secretan en las glándulas endocrinas clásicas, sino que también lo hacen en células endocrinas aisladas. (Hormonas del sistema endocrino difuso), neuronas (Neurohormonas) y en células del sistema inmunológico (Citocinas).

Para entender más como actúan las hormonas, debemos saber que todas las hormonas, se unen a receptores de la célula diana e inician respuestas bioquímicas. Estas respuestas se conocen como el mecanismo de acción celular de la hormona. Una hormona, puede actuar en varios tejidos, pero para complicarla un poco más, debemos tener en cuenta que estos efectos pueden ser distintos en varios tejidos o varias etapas de desarrollo. Una hormona puede no tener ningún efecto en alguna célula en particular ya que puede no tener un receptor.

Ahora, para que el cuerpo pueda responder a los cambios de su medio interno, la actividad de las hormonas así como las de otras moléculas de señal deben ser de duración limitada (deben iniciar y parar). En general, cuando es necesario que el efecto de las hormonas no sea desmedido, estas son degradadas o transformadas en metabolitos inactivos en circulación, por enzimas que se encuentran principalmente en el hígado y los riñones.

Clasificación de las hormonas

Las hormonas pueden ser clasificadas según distintos criterios. Uno de ellos, es la clasificación de acuerdo 3 clases químicas principales: peptídicas, esteroideas y amínicas. Las hormonas peptídicas están formadas por aminoácidos unidos. Las esteroideas derivan del colesterol. Y por último las amínicas derivan de uno de dos aminoácidos: Triptófano o tirosina.

Características de los distintos tipos de hormonas

El siguiente cuadro muestra algunas de las características que tiene estas hormonas.

Característica

H. Peptídicas

H. Esteroideas

H. Amina (Catecolaminas)

H. Amina

(Tiroideas)

Síntesis y Almacenamiento

Sintetizadas por adelantado. Almacenada en vesículas secretoras

Sintetizada según demanda a partir de precursores

Sintetizadas por adelantado, almacenamiento en vesículas secretoras

Sintetizadas por adelantado, el precursor se almacena en vesícula secretora

Liberación de la célula productora

Exocitosis

Difusión simple

Exocitosis

Difusión simple

Transporte en la sangre

Disuelta en plasma

Unidas a proteínas transportadoras

Difusión en plasma

Unidas a proteínas transportadoras

Semivida

Corta

Larga

Corta

Larga

Ubicación del receptor

Membrana celular

Citoplasma o núcleo; algunas tienen también receptores de membrana

Membrana celular

Núcleo

Respuesta a la unión del ligando al receptor

Activación de sistemas de segundo mensajero: Puede activar genes

Activación de genes para la transcripción o traducción; pueden tener efectos no genómicos

Activación de sistemas de segundos mensajeros.

Activación de genes para la transcripción y traducción.

Respuesta general del blanco

Modificación de proteínas existentes e inducción de síntesis de nuevas proteínas

Inducción de síntesis de nuevas proteínas

Modificación de proteínas existentes

Inducción de la síntesis de nuevas proteínas

Ejemplos

Insulina. PTH.

Estrógenos, Andrógenos, Cortisol

Adrenalina, Noradrenalina

Tiroxina (T4)

¿Cómo se controla la liberación de estas hormonas?

Las hormonas se controlan a través de vías reflejas, las cuales ofrecen un método eficaz para el mantenimiento de las mismas. Debemos saber que todas las vías reflejas tienen componentes similares: El estimulo, la señal de entrada, la integración de la señal, la señal de salida y la respuesta. En los reflejos endocrinos y neuroendocrinos, la señal de salida es una hormona o una neurohormona.

En la vía refleja simple, la respuesta generalmente actúa como señal de retroalimentación negativa que interrumpe el reflejo. Por ejemplo, el aumento la glucemia dispara la secreción de insulina en el páncreas. Una vez liberada por esta glándula, la insulina viaja por la sangre hacia sus tejidos diana, donde aumenta la captación y el metabolismo de la glucosa. La consecuente disminución de la glucemia actúa como señal de retroalimentación negativa e interrumpe el reflejo, terminando la liberación de insulina.

Con las neurohormonas es un poco diferente. El sistema nervioso del ser humano produce tres grupos principales de neurohormonas: 1) las catecolaminas producidas por las neuronas modificadas de la medula suprarrenal, 2) Las neurohormonas hipotalámicas secretadas por la neurohipófisis (secreta vasopresina y oxitocina) y 3) Las neurohormonas hipotalámicas que controlan la liberación de hormonas de la adenohipófisis (secreta prolactina, tirotropina, adrenocorticotropina, hormona del crecimiento, foliculoestimulante, luteinizante).

Estas neurohormonas de la adenohipófisis se conocen como hormonas tróficas, ya que sus tejidos diana son otra glándula o célula endocrina y controlan la liberación de otra hormona.

Las vías mediante las cuales las hormonas de la adenohipófisis actúan como hormonas tróficas se encuentran entre los reflejos endocrinos más complejos ya que involucran a 3 centros integradores: El hipotálamo, la adenohipófisis y la diana endocrina.

En el próximo blog nos ocuparemos de otros temas importantes que servirán de base para el webinar de adaptaciones hormonales al entrenamiento con sobrecarga.

COMPARTIR