​Variaciones o adaptaciones de la natación en piscina a las aguas abiertas.

​Variaciones o adaptaciones de la natación en piscina a las aguas abiertas.



Autor:

Javier Torrado Barrera

Rolido – www.facebook.com/javitorradob

jtrolido@gmail.com


La natación en aguas abiertas es una actividad que se realiza en espacios naturales y abiertos, como en mar, bahías, canales, lagos o ríos. Dentro de este concepto la Federación Internacional de Natación (en adelante, F.I.N.A.) distingue entre los eventos cuya distancia sea igual o superior a los 10 km.

El nadar en aguas abiertas se está poniendo cada vez más de moda, ya sea por competiciones o por travesías solidarias, pero la falta de instalaciones de agua abiertas específicas para el nado o la lejanía del litoral costero hace que muchos nadadores/as o triatletas acudan a piscinas cercanas para desarrollar su entrenamiento.

También esta modalidad deportiva está en auge gracias a la evolución del triatlón a nivel popular y la gran cantidad de pruebas que alberga el calendario. Son muchos los triatletas que compiten en aguas abiertas y muchos los nadadores de piscina que se están pasando a esta modalidad, ya sea por especialidad, compensación en el entrenamiento o por diversión. Van desde nadadores en desarrollo o grupos por edades hasta nadadores de nivel master.

¿Se nada igual en piscina que en aguas abiertas?


Figura 1. Piscina olímpica de 50m.


Figura 2. Centro de tecnificación de aguas abiertas las graveras (Sevilla).


La mayoría de entrenadores/as y nadadores/as contestan que no, que no tiene nada que ver nadar en el mar o en la piscina, si alguna vez lo has experimentado creo que estarás de acuerdo con ellos, pero, ¿En que cambia? A nivel técnico, ¿Es diferente?

Intentaremos focalizar en los aspectos que más nos pueden ayudar en la transferencia de la práctica deportiva de una a otra disciplina.


¿Qué diferencias hay entre las de aguas abiertas la natación clásica?

Esta pregunta se puede contestar teniendo en cuenta diferentes aspectos. El análisis de la técnica, el rendimiento, la estrategia o los factores intrínsecos del deporte.


Desde el punto de vista técnico:

  • Un recobro 90º/codo extendido.

La técnica pura de la natación habla del recobro aéreo como “La fase que consiste en trasladar la mano de atrás hacia delante. Este recorrido se realiza aprovechando el rolido, flexionando el codo (imagen 3), trasladando la mano próxima al cuerpo, para extender el codo y atacar de nuevo el agua con la fase de entrada” (Abraldes 2011).

Según esta descripción puramente teórica la fase aérea está perfectamente detallada, pero hay nadadores/as o triatletas que usan otro recurso diferente como el brazo recto (figuras 3 y 4).


Figura 3- seleccionada de www.nadar bien.es. Nadador codo alto. (Plano frontal y lateral). Figura 4- extraída de www.triatletasenred.com . Nadadores con recobro más recto. (Plano frontal y lateral).

El recobro tiene como finalidad recuperar la posición propulsiva de la mano, con una buena entrada y una correcta alineación corporal, si ninguno de estos patrones se ven afectado el nadador/a puede realizar el recobro de la manera más natural y personal, todo dependerá de su amplitud de movimiento. En aguas abiertas el oleaje, la respiración frontal y el nado en ocasiones lateral (adelantamientos, giros o circunstancias de carrera) hacen que este drill técnico a veces sea modificado para la mejora de la eficiencia en el medio y se puede considerar un recurso de adaptación al medio que el atleta usa.


Desde el punto de vista estratégico:

  • Una respiración más versátil.
La respiración en algunas pruebas cortas de natación (50m crol) es apenas inexistente, debido a que la respiración rompe la posición hidrodinámica del nadador/a a la hora de desplazarse por el agua. Bien es cierto que las adaptaciones técnicas hacen que la posición óptima para el avance se vea poco afectada, siempre vulnera la colocación y a menudo es un hándicap para los iniciados en el estilo crol.
En las aguas abiertas los nadadores/as hacen de este recurso su mejor baza, debido a que les dan referencias orientativas y les permiten plantear donde y como colocarse. De hecho se dan respiraciones que en la natación en piscina ni se usan ni son necesarias. Como por ejemplo:

Respiración frontal.

Es aquella que nos da una visión anterior de lo que ocurre en la travesía, en los deportes acuáticos también se da en el waterpolo, la utilizan como recurso de control del balón y visualización del juego, esta técnica no tiene ninguna aplicación en la natación clásica. Con lo cual se considera un recurso propio de aguas abiertas u otras modalidades acuáticas pero no de la natación.



Figura 5- https://www.el-triatlon.com.


Figura 6- Respiración frontal piscina.


Como se aprecia en estas dos imágenes, el recurso frontal se diferencia en la toma o no de aire, en caso de que no tomemos aire (imagen 5) el nadador/a vulnerará menos su centro de flotación causando menos resistencia al avance, realizando una posible respiración lateral contigua a este gesto. En caso de tomar aire (imagen 6) el nadador/a adoptará una posición más saliente del agua modificando así su centro de flotación causando una mayor resistencia.



Figura 7- turbulencia de fricción subacuática.


Respiración bilateral

Últimamente está muy de moda recomendar a los nadadores/as respirar cada tres brazadas, por la compensación muscular, por ser más simétricos en el nado y en entornos abiertos más aún, por la orientación y las referencias tanto por la posición del sol, que puede deslumbrarnos y jugarnos malas pasadas, como por controlar la situación de la carrera.

Pero no debemos ser presos de las directrices, es correcto que debemos trabajar en armonía con los dos lados del cuerpo, pero no tiene por qué ser siempre de la misma manera, podemos cambiar los patrones de respiración y dar seis brazadas a nuestro lado cómodo y seis al lado en el que menos cómodos nos sentimos, 4 brazadas respirar y dos brazadas a otro lado, etc. Si nadamos más tiempo sobre un costado estaremos favoreciendo la posición con menos fricción al avance, mientras que si nadamos bilateral (Cada 3, cada 5, cada 7 brazadas) expondremos más veces la parte central de nuestro torso para cambiar de lado respiratorio.

Respiración atrás (retro visión)

Esta respiración se usa mucho menos que la frontal, aunque tiene la misma finalidad, observar y analizar la posición de carrera o posibles perseguidores, en esto, las aguas abiertas se asemeja mucho al ciclismo, debido a factores intrínsecos de la carrera, como son la formación de pelotones, los nadadores/as escapados/as y los nadadores/as perseguidores/as.




Figura 8- Nadador de aguas abiertas con respiración posterior. www.twitter.com/polakogil.


Este drill es de una dificultad alta y no debe ser utilizado a no ser que sea estrictamente necesario debido a nuestra posición en carrera. Como se puede apreciar en la imagen, en nadador pierde totalmente la posición hidrodinámica en aras de información de carrera.


Desde el punto de vista del rendimiento

  • “El Drafting”.

La palabra drafting viene del ciclismo, donde es una práctica típica del pelotón, es un término inglés, en español lo llamamos “ir a rueda” en caso de ciclismo o “ir a rebufo” en caso de la natación, este matiz también cambia de una manera drástica en aguas abiertas, la natación en piscina tanto en pruebas de 1500, 2000 o 3000 metros el/la atleta nada solo/a por su calle, esto no ocurre en aguas abiertas o en el segmento de la natación en triatlón y es aquí donde aparece el drafting.

¿Cuáles son los beneficios reales del drafting en el agua?


CHATARD & WILSON, 2003 realizaron un estudio sobre Drafting, llamado “Distance in Swimming” (Distancia de succión en natación), en el cual de manera específica mostraban los datos recopilados sobre una serie de nadadores y diferentes posiciones a la hora de nadar, demostrando así las ventajas fisiológicas que tenía esta técnica.


Figura 9- Datos recabados del estudio de CHATARD & WILSON (2003)


El drafting si se puede trabajar en piscina, debido a que tenemos la misma posibilidad de nadar a pies de otro/a compañero/a llegando esto a reducir nuestras sensaciones de cansancio en la sesión. En cuanto al drafting lo más importante a tener en cuenta es que el perseguidor tiene que tener un ritmo igual o superior al perseguido. Si esto no es así este factor puede sacarnos de carrera ya que nos desfondaría. Debemos tomar al drafting como un recurso de ahorro, no como una exigencia mayor, de esta manera será más eficaz si queremos minimizar esfuerzos para cambiar de ritmo en otra situación o para emprender el sector de la bici con más garantías en caso del triatlón.



Figura 10- Posiciones de drafting. www.researchgate.net Drafting Distance in Swimming


Existen dos posiciones que se consideran efectivas, entre 50 y 150 cm detrás (20%, aprox) y 40 a 100 cm en cualquiera de los lados del nadador, teniendo la cabeza del perseguidor entre los hombros y la cadera del perseguido (7%, aprox).


Factores propios del deporte o del medio

  • Menor deslizamiento en la brazada.

Debido a factores ambientales, el mar o los lagos poseen corrientes en función de la climatología, este factor es de suma importancia ya que el deslizamiento en la natación es una habilidad que desarrolla el nadador en la piscina, debido al uso de su posición hidrodinámica, en la piscina no existen corrientes ni en superficie ni de manera subacuática con lo cual es fácil tener el control del agua si seguimos los patrones biomecánicos de la natación, en aguas abiertas estos patrones se vulneran debido a que el nadador/a debe adaptarse al entorno, si este fuera una corriente en contra deberíamos aumentar la frecuencia de ciclo “(FC en adelante)” para que nuestra propia propulsión luchara contra la corriente no haciéndonos retroceder centímetros, lo que disminuiría a su vez la longitud de brazada “(LC en adelante)” siendo esta la distancia total recorrida por un ciclo de brazada, siendo importante la relación entre “FC y LC”, pues su interacción determina la velocidad del nado (FC y LC citado en Alberty, Sydney, Huot-Marchand, Hespel & Pelayo, 2005). Estos factores también son conocidos por los deportistas, y éstos varían su forma de nadar según se presente la situación.



Figura 11- representación gráfica del nivel de agua con o sin oleaje.


Conclusión.

Es factible y necesario preparar parte de una travesía o prueba de aguas abiertas en piscina con las adaptaciones pertinentes para las aguas abiertas, pero debemos exponernos al nado en este tipo de situaciones si queremos enriquecer el entrenamiento, ya que los factores intrínsecos del medio solo los desarrollaremos al exponernos a él en modo y forma, no se pueden simular como pueden ser; El viento, el sol, la orientación, la corriente, el estrés del pelotón, los giros en boyas, los golpes fortuitos, etc.


Referencias

Alberty M; Sidney M; Huot-Marchand F; Hespel JM; Pelayo P. (2005). Intracyclic velocity variations and arm coordination during exhaustive exercise in front crawl stroke. Int J Sports Med. Jul-Aug;26(6):471-5.

CHATARD J.C; WILSON B. (2003) Drafting Distance in Swimming Laboratory of Physiology, GIP Exercise, Faculty of Medicine, University of Saint-E´tienne, FRANCE; and School of Physical Education.

J. A. Abraldes (2013). Técnicas de observación en actividades acuáticas. www.abraldes.org.

Segura R. (2004). En Alto rendimiento: ciencia deportiva, entrenamiento y fitness. Nº. 24.

Silva A., Figueiredo P.; Abraldes; Soares S.; Márquez E.A.; Fernández R.J. (2013). Sincronización entre miembros superiores en nadadores infantiles en la técnica de crol.

COMPARTIR