Aspectos a Tener en Cuenta para Prevenir Molestias y Lesiones Asociadas a una Mala Postura sobre la Bicicleta

Aspectos a Tener en Cuenta para Prevenir Molestias y Lesiones Asociadas a una Mala Postura sobre la Bicicleta

En esta nueva entrada al blog vamos a retomar un tema que ha tenido gran aceptación por los lectores (http://g-se.com/es/entrenamiento-de-la-resistencia/blog/dolores-y-molestias-asociados-a-una-mala-posicion-sobre-la-bicicleta ). Los estudios sobre biomecánica aplicada al ciclismo son realmente muy interesantes. Las piezas que conforman la anatomía de la bicicleta no deben estar elegidas al azar ya que de sus dimensiones y formas depende va a depender tanto el confort, como la presencia de molestias o en su defecto la aparición de posibles lesiones. Posturas incorrectas mantenidas durante largos periodos de tiempo, son capaces de alterar el gesto técnico-deportivo y de producir patologías que a posterior deberán ser correctamente diagnosticadas y tratadas.

Los síntomas más frecuentes suelen ser la aparición de molestias o dolores en la zona cervical y lumbar, en el aparato extensor de la rodilla y en la zona de cadera y muslo.

Las primeras causas de molestias a nivel cervical y dorsal estarían asociadas a: una posición demasiada extendida de la columna cervical; una altura del sillín demasiado elevada y una mala regulación de la altura y distancia del stem y el manillar.

En cuanto a los síndromes dolorosos relacionados con el aparato extensor de la rodilla, podemos decir que las tendinopatías rotuliana y cruadricipital son las más frecuentes. Sus orígenes estarían asociados a extensos periodos de tiempo de entrenamiento que sobrecargan la inserción de los tendones de la rótula. Aquí las causas aparentes son: sillín demasiado bajo y adelantado; palancas demasiado largas; utilización de grandes desarrollos y tamaño del cuadro. También deberían ser contemplados los algunos tipos de trabajos específicos que pueden acentuar tal síndrome como el sprint, que ocasionan contracciones bruscas de los cuádriceps.

En relación a la cadera y muslos, la molestia más frecuente es la ocasionada por el sillín. No siendo este un aspecto menor a considerar en su elección. Los síntomas más comunes son: entumecimiento genital; infecciones por supuración (forúnculos) y las induraciones perineales (conocido como “tercer testículo –Higroma-). Podemos incluir en este apartado los calambres y contracturas en los Cuádriceps ocasionados por un asiento bajo con su respectiva hiperflexión de rodilla y las sobrecargas y calambres en los Isquiotiboales y Soleo a causa de un asiento alto.

La bicicleta debe estar ajustada a las características del ciclista y no al revés. La posición del ciclista sobre la bicicleta y la acción de los grupos musculares en cada fase del pedaleo determinarán el rendimiento. La posición del pie sobre el pedal y la frecuencia de pedaleo intervendrán también en el mejor aprovechamiento de la fuerza muscular.

Podemos citar cuales serían los ajustes básicos que deberían contemplarse, para de esta manera poder evitar cualquiera de los síndromes dolorosos anteriormente descriptos:

-Altura Perineal (largo de la entrepierna)

-Retroceso, desnivel y altura del Sillin

-Longitud del Stem

-Longitud del ancho del Manillar

-Longitud de las Bielas

-Regulación de la posición de las calas en las zapatillas y el pedal

Referencias:

-Biomecánica de la extremidad inferior en el ciclista .Dr. Juan Manuel Castellote Olivito.. Archivos de Medicina del Deporte. Volumen III – Nº. 11

-Ciclismo y rendimiento.Capitulo 4: Biomecánica. Yago Alcalde Gordillo

COMPARTIR