Caja de Herramientas: Entrenamiento Neuromuscular Reactivo, la "Psicología Inversa" corporal.

Caja de Herramientas: Entrenamiento Neuromuscular Reactivo, la "Psicología Inversa" corporal.

Siempre pregono que para buscar rendimiento en un atleta antes que nada debemos contar con movilidad, simetría y solidez. De lo contrario, tarde o temprano, lo que encontraremos son lesiones y, por consiguiente, menos rendimiento. Esto sucede muchas veces a consecuencia de los medios (ejercicios) empleados con el propósito de mejorar.

Tanto en deportistas competitivos como en individuos que no lo son, nos podemos encontrar, a grandes rasgos, con las siguientes situaciones a resolver para evitar lesiones o agravar alguna preexistente:

-Cuando un grupo muscular no se está activando debidamente, ya sea a la intensidad adecuada o asimétricamente respecto de su par del lado opuesto.

-Cuando el reclutamiento muscular es menos que óptimo, lo que puede ser signo de lesión o compensación por un aprendizaje motor deficiente.

Los patrones neuromusculares son similares a los procesos de pensamiento y programas informáticos. Con el tiempo, sin una adecuada reeducación y entrenamiento adaptado, los patrones erróneos surgen en el proceso del pensamiento o generando un movimiento disfuncional.

Para hacer frente a esto desde el punto de vista neuromuscular existe una estrategia utilizada por algunos terapeutas conocida como Reactive Neuromuscular Training (RNT) o Entrenamiento Neuromuscular Reactivo, que llega al campo de los entrenadores fundamentalmente de la mano de Gray Cook y constituye, a mi entender, una excelente herramienta cuando se la sabe utilizar con idoneidad.

El RNT opera bajo la premisa de que el cuerpo hará lo que sea necesario para mantener el equilibrio (Homeostasis). Sin embargo, con patrones de movimiento defectuosos, el cuerpo no reconoce que el patrón que está manteniendo no es óptimo. Si no se controlan durante mucho tiempo, estos simples errores propioceptivos (por ejemplo, ser conscientes de la posición de la rodilla) pueden dar lugar a mecanismos compensatorios y lesiones (desgarros meniscales, patologías de TFL y banda IT, discopatías, etc., etc.).

El método consiste simplemente en "alimentar el error" lo apenas indispensable para que el SNC identifique la anomalía y realice la corrección. En vez de darle la orden de "no hacer" una acción determinada, se lo fuerza a actuar en contra de una fuerza que acentúa el defecto.

Esto es a lo que el Dr Mark Cheng denominó "psicología inversa corporal", obligar a una reacción neuromuscular sobre el patrón de movimiento defectuoso, no trabajando aisladamente sobre músculos aparentemente responsables de tal defecto. Gray Cook suele definirlo con este ejemplo: "¿tiene que activar mejor sus glúteos para hacer una buena sentadilla o tiene que hacer una buena sentadilla para activar mejor sus glúteos?".

En el vídeo les muestro un ejemplo de aplicación de este método a una Sentadilla de Arranque, excelente para evaluar disfunciones de manera integral, en el que vemos como la tracción de una banda hacia el frente, acentúa las típicas dificultades de este ejercicio generando la reacción correctiva.


Esta versión se la puede utilizar para mejorar la ejecución de la propia sentadilla de arranque y otras sentadillas bilaterales simétricas, por la gran activación que genera de los extensores vertebrales con el consecuente retraso en la aparición de la retroversión pélvica o "guiño de glúteos" con la profundidad. También resulta un gran recurso para corregir patrones posturales tan frecuentes como la antepulsión escapulohumeral.

Aquí otra variante usando el mismo recurso para mejorar la calidad de movimiento en las Sentadillas:


Estos ejercicios los suelo incluir dentro de la entrada en calor como una activación (jamás llevarlos a la fatiga) que prepare al atleta para los trabajos centrales de fuerza.

Antes de pretender agrandar nuestra "caja de herramientas", es fundamental tener muy claro en que momento, como y para qué usar cada una con las que ya contamos.

Prof. Ariel Couceiro González

COMPARTIR