Calor y Entrenamiento

Calor y Entrenamiento

En esta etapa del año (en el hemisferio Sur), donde las temperaturas aumentan y las condiciones climáticas pueden resultar adversas para el entrenamiento debido al calor extenuante, es importante conocer más sobre los fenómenos relacionados al calor y el entrenamiento.

Indicaciones para el Entrenamiento en Condiciones de Alta Temperatura

Cinco directrices se pueden tener en cuenta cuando con respecto al calor en los atletas. En primer lugar, se requiere que los tiempos de práctica se programen sobre la base de los índices de calor registrados (mañana o tarde por la noche). En segundo lugar, proporcionar una monitorización estricta pre-y post-entrenamiento de tablas de peso y darle la responsabilidad total y completa de los entrenadores o los médicos del equipo para tomar la decisión sobre el momento de regresar, o continuar con las prácticas. En tercer lugar, asegúrese de que si un atleta demuestra cualquier síntoma de enfermedad por el calor, no está obligado a seguir entrenando, sobre todo en atletas jóvenes. En cuarto lugar, los entrenadores deben permitir el consumo de líquidos en todo momento durante la práctica o proporcionar descansos frecuentes para hidratarse. Por último, tomar medidas sobre límites en los entrenamientos que se realicen en momentos de calor extremo.

*Síntomas de enfermedad por el calor: transpiración reducida, calambres, debilidad, enrojecimiento de la piel, dolor de cabeza, nauseas, visión borrosa, inestabilidad, incoherencia

Categorias de las enfermedades relacionadas con el calor

Todo el mundo debe ser consciente de los riesgos, síntomas y métodos de prevención de enfermedades relacionadas con el calor. Las enfermedades relacionadas al calor se dividen en diferentes categorías y, a menudo progresan de una categoría a otra, dependiendo de la gravedad de los síntomas. Los calambres por calor y síncope de calor son enfermedades menos graves que pueden servir como señales de alerta temprana para alteraciones mas graves como el agotamiento por calor y el golpe de calor. Ser consciente de los signos y síntomas de la enfermedad por calor puede reducir en gran medida los riesgos y puede salvar una vida.


*Escala de Progresión de la enfermedad por el calor

Calambres por calor

Los calambres por calor pueden ocurrir cuando la persona está activa en altas temperaturas. Los calambres por calor son espasmos musculares extremadamente dolorosos que se observan más a menudo dentro de la pantorrilla y el abdomen, aunque cualquier músculo del cuerpo puede verse afectado. Los calambres por calor son los más comúnmente relacionados con la pérdida excesiva de agua y de electrolitos. La más común es la pérdida de sodio.

Se puede reponer la pérdida de electrolitos comiendo bananas para añadir potasio, añadir un poco de sal a la comida, comer o beber productos lácteos para reponer el calcio, y beber mucha agua y bebidas deportivas. Si ocurren los calambres por calor, beber abundante agua o una bebida deportiva sumada al estiramiento y masaje con hielo en el músculo afectado.

Sincope de Calor

El síncope por calor es resultado de la acumulación de la sangre y puede ser una experiencia atemorizante para cualquiera que esté involucrado. Un desmayo suele ocurrir después de un cambio súbito en la posición (por ej: desde la posición de sentado a de pie) o después de un período de reposo prolongado. Después de trasladarse a una zona de sombra, se debe ayudar al individuo a recostarse, elevar los pies por encima del corazón, y alentarlo a beber un poco de líquido.

Agotamiento por calor

La aparición de agotamiento por calor ocurre generalmente porque el atleta se olvidó de reponer los líquidos perdidos a través del sudor. Los atletas que se convierten en víctimas de agotamiento por calor a menudo sudan profusamente, con la piel pálida y una temperatura corporal elevada de alrededor de 102 grados Fahrenheit. Si un atleta puede ser víctima de agotamiento por el calor hay que trasladarlo a un lugar fresco y debe beber tanto líquido como sea posible. En algunos casos es necesaria la reposición de líquidos por vía intravenosa. La temperatura del cuerpo debe ser monitoreada de forma continua para asegurar que el atleta no entra en un golpe de calor.

Golpe de Calor

El golpe de calor es una emergencia que amenaza la vida. La causa específica del golpe de calor es desconocida, aunque se cree que a medida que las personas entrenan bajo el sol durante períodos prolongados de tiempo, sus cuerpos producen una cantidad extrema de calor interno, tanto es así que el sistema de refrigeración se apaga, y el cuerpo llega a producir niveles peligrosos de calor. Normalmente, el cuerpo se enfría a sí mismo a través del sudor y la irradiación de calor a través de la piel. Cuando las temperaturas superan un cierto nivel, el cuerpo es incapaz de trabajar lo suficientemente duro y, finalmente, se cierra ese sistema. Se debe prestar atención médica inmediata a los atletas que son víctimas de un golpe de calor. Estos atletas tienden a colapsar repentinamente y suelen perder el conocimiento.

El golpe de calor puede ocurrir de repente y sin previo aviso. Si un atleta se cae en el campo y se sospecha que hay un golpe de calor hay que disminuir la temperatura corporal llevándolo a un ambiente fresco, colocar hielo bajo las axilas del atleta, la ingle, el abdomen y el cuello y llamar a emergencias. Si la temperatura del cuerpo se reduce a la normalidad dentro de los 45 minutos, se reducirá en gran medida la posibilidad de la muerte.

La deshidratación juega un papel importante en la progresión de la enfermedad por calor, especialmente cuando una persona se somete a altas temperaturas durante períodos de tiempo prolongados sin la reposición de los fluidos. Los síntomas pueden notarse después de que el 2% del contenido normal de agua en el cuerpo se agote. La deshidratación puede causar desequilibrios de electrolitos, que a su vez pueden conducir a un funcionamiento anormal del corazón, los riñones y el sistema nervioso.

¿Qué es la aclimatación al calor?

La aclimatación al calor se refiere a las adaptaciones biológicas que reducen la tensión fisiológica (por ej.: la frecuencia cardiaca y la temperatura corporal), mejorar la capacidad de trabajo físico, mejorar la comodidad y proteger los órganos vitales (cerebro, hígado, riñones, músculos) de lesiones por calor. La adaptación biológica más importante de la aclimatación al calor es una respuesta de sudoración más temprana y mayor.

La aclimatación al calor es específica al clima y nivel de actividad física. Sin embargo, la aclimatación al desierto o climas selváticos mejora notablemente la capacidad de trabajar en otro clima. Los que sólo realizan trabajo físico ligero o breve alcanzarán el nivel de aclimatación al calor necesario para realizar esa tarea. Si intentan una tarea de mayor intensidad o más prolongada, se necesitará aclimatación adicional y una mejor condición física para realizar con éxito esa tarea en el calor.

¿Cómo aclimatarse al calor?

La aclimatación al calor se produce cuando las exposiciones al calor repetidas son lo suficientemente estresantes para elevar la temperatura del cuerpo y provocar sudoración profusa. Descansar en el calor, con una actividad física limitada a la necesaria para la existencia, tiene como resultado solo una aclimatación parcial. Se requiere ejercicio físico en el calor para lograr la aclimatación al calor óptima para cierta intensidad del ejercicio en un ambiente caluroso dado.

Generalmente, se necesitan alrededor de dos semanas de exposición al calor todos los días para inducir la aclimatación al calor. La aclimatación al calor requiere un mínimo de exposición diaria al calor de unas dos horas (se puede dividir en dos exposiciones de 1 hora) en combinación con el ejercicio físico que requiera resistencia cardiovascular (por ejemplo, marchar o correr) en lugar de entrenamiento de la fuerza (flexiones y ejercicios de contra una resistencia). Poco a poco aumentar la intensidad o duración del ejercicio cada día.

Conclusiones

Los entrenadores y preparadores físicos tienen que ser conscientes de las condiciones meteorológicas para asegurar que los atletas están recibiendo suficiente sustitución de líquidos durante el día. La prevención de la enfermedad por el calor o la muerte por golpe de calor requiere de los administradores, entrenadores y educadores físicos para tomar medidas proactivas para garantizar que los atletas están protegidos. Planificación administrativa, como tener el personal adecuado a mano para controlar el índice de calor y de las sesiones de práctica, es un buen comienzo. También es muy importante educar a los entrenadores, educadores físicos y atletas estudiantiles sobre las causas y la prevención de enfermedades por calor y golpe de calor.

Sebastián Gil

Vidatraining. Mendoza, Argentina

Referencias

·N. Unruh, S. Unruh, E. Scantling. “Heat Can Kill. Guidelines to Prevent Heat Illness in Athletics and Phisical Education”. Vol. 73, N° 6, JOPERD, August 2002. SIRC

·U.S. Army. “Ranger, AirBorne, and Other Elite Students. Heat Acclimatization Guide” 2003

·Tamara Spann, ATC. “Avoiding Heat Illness” For a Healthier Life Style. SIRC. www.sirc.ca

COMPARTIR