Creatina Quinasa

La creatina quinasa (CK) también conocida como creatina fosfoquinasa es la enzima encargada de catalizar la producción de fosfocreatina a través de la fosforilación de una molécula de creatina, consumiendo una molécula de ATP en el proceso. La mayor parte de la creatina de nuestro organismo se encuentra en las células musculares, no es de extrañar entonces, que la mayor concentración de esta enzima también se encuentre allí.

La CK es una isoenzima que se presenta en forma de dímero con dos tipos de subunidades denominadas M (muscular) y B (cerebral). Estas se combinan para formar tres estructuras diferentes: CK-1 (BB), CK-2 (MB) y CK-3 (MM). La expresión predominante en el músculo esquelético es la isoforma CK-3 o MM. Otros tejidos con altas concentraciones de CK son el miocardio, donde destaca la isoforma CK-2 o MB y el cerebro, cuya isoforma predominante es la CK-1 o BB.

El daño muscular inducido por el ejercicio es un fenómeno común que resulta de la práctica de un ejercicio al cual no se está adaptado, un ejercicio con alto volumen o con intensidad elevada (Byrne, Twist, y Eston, 2004). Está bien documentado en la literatura científica la alternación de numerosos parámetros bioquímicos a expensas de este fenómeno. Uno de estos parámetros es precisamente la CK. Esta es usada frecuentemente para valorar la carga de entrenamiento y/o el daño músculo tendinoso. La valoración del daño muscular inducido por el esfuerzo es un aspecto de gran importancia en el entrenamiento y la competición, en una nota reciente de nuestro blog el Dr. Juan Del Coso destacaba como es el daño muscular y no la deshidratación lo que explicaba la disminución del rendimientos en maratonianos de nivel medio, de acuerdo a algunos de sus estudios recientemente publicados.

La mayoría de los datos relativos al incremento de los niveles de CK provienen de estudios con corredores de larga distancia, sin embargo, los ejercicios de alta intensidad y corta duración parecen inducir el aumento de los niveles séricos de ese enzima, sobre todo si en los mismos fueron realizadas contracciones excéntricas (Totsuka et al., 2002).

En individuos sanos y deportistas, la presencia elevada de CK sérica es consecuencia de daños en la membrana del sarcolema. El daño es probablemente proporcional a la duración y la intensidad de las contracciones, y se relaciona con la gravedad del dolor muscular. El pico en plasma se alcanza 24 horas después del final del ejercicio, y la presencia de la CK puede permanecer elevada durante 48-72 horas (Brancaccio, Limongelli, Maffulli, 2006).

Es importante mencionar que normalmente solo está presente en plasma la isoenzima CK-MM (Brancaccio, Limongelli, Maffulli, 2006), aunque también se han encontrado CK-MB en ultrafondistas (Lucia, Moran, Perez, et al, 1999), supuestamente por el estrés cardíaco de tal ejercicio, y CK-BB en boxeadores (Brayne, Dow, Calloway, et al 1982), supuestamente por las contusiones craneales repetidas de tal deporte. La presencia de estas, está justificada por la actividad deportiva realizada y no se relacionan con algún tipo de patología. Sin embargo, un individuo en estado de descanso absoluto con unas CK permanentemente elevadas podría ser signo de patología muscular, cardíaca o cerebral (entre otras), donde el daño en esos órganos provoque la liberación de esa isoenzima específica del tejido afectado, y de esa forma aumentar su concentración en el plasma.

Lic. David Masferrer Llana

Capacitaciones Relacionadas

Curso de Fisiología del Ejercicio Aplicada


Capacitaciones de Nuestra Institución

Taller de Suplementación Deportiva Práctica

http://g-se.com/es/org/f-ahumada-entrenamiento-o/capacitacion/webinar-de-suplementos-efectivos-e-inefectivos-aplicaciones-de-los-protocolos-de-suplementacion-con-evidencia-de-efectividad-en-el-deporte

http://g-se.com/es/org/f-ahumada-entrenamiento-o/capacitacion/webinar-de-ayudas-ergogenicas-lineamientos-para-la-utilizacion-de-creatina-b-alanina-y-bicarbonato-en-el-deporte

http://g-se.com/es/org/f-ahumada-entrenamiento-o/capacitacion/webinar-de-suplementos-pre-workout-cuales-son-verdaderamente-efectivos

Curso de Preparación Física Integral en Running y Trail Running

Referencias y Lecturas de Interés

Brancaccio, P., Limongelli, F.M., y Maffulli, N. (2006). Monitoring of serum enzymes in sport. Br J Sports Med.; 40(2): 96–97.

Byrne, C., Twist, C., y Eston, R. (2004). Neuromuscular function after exercise-induced muscle damage: theoretical and applied implications. Sports Med, 34(1), 49-69

Lucia A, Moran M, Perez M. et al. (1999). Short‐term effects of marathon running in master runners: no evidence of myocardialinjury. Int J Sports Med, 19, 482–486.

Totsuka, M., Nakaji, S., Suzuki, K., Sugawara, K., y Sato, K. (2002). Break point of serum creatinekinase release after endurance exercise. J. Appl. Physiol, 93(4), 1280.


COMPARTIR