Datos sobre frecuencia y eficiencia de la brazada

Conocemos que la velocidad de nado es el producto entre la Longitud de Ciclo (Lc) y la Frecuencia de Ciclo (Fc) y que por tanto, la relación entre ambos índices es una relación negativa es decir, la longitud de brazada de un nadador disminuirá cuando aumenta su frecuencia y viceversa. Con la combinación óptima de ambos factores se conseguirá la máxima velocidad de nado, pero ¿Cuál es la óptima relación para conseguirlo? Estamos ante una combinación óptima individual para cada nadador, pero conocemos que con valores máximos o mínimos de estos parámetros no se conseguirán velocidades máximas (Pai et al., 1984). En relación con el Curso de Preparación Física Integral de Natación, compartimos una nota donde se exponen las conclusiones de un estudio que aborda este interesante tema:

Sabemos que a algunos de ustedes les gusta conocer cuáles son los conocimientos científicos que se encuentran por detrás de la natación, por lo tanto demos una mirada a un importante trabajo de investigación realizado por la Universidad Southwestern de Texas (Mc Lean et al, 2010). No es complicado, analícelo aunque no le agraden los números.

Scott McLean y su equipo solicitaron a diez nadadores universitarios con diferentes niveles, que nadaran en una “piscina sin fin”. El canal de circulación de agua se fijó a una velocidad de 1:40 /100m, de modo que los nadadores tenían que mantener esa velocidad y no podrían disminuir ni acelerar la velocidad bajo ninguna circunstancia.

Como punto de partida, el estudio registró la frecuencia de brazada natural de los nadadores, es decir cuantas brazadas realizaban por minuto (SPM) a 1:40 /100m. Si posee un tempo Trainer Pro o Wetronome puede tener una buena idea de cual es su valor, la mayoría de los nadadores de la categoría “grupo de edad” están en el rango 50 a 65 SPM.

Luego se solicitó a cada nadador que nadara a 10% por debajo de su frecuencia de brazada natural y 20% por debajo de la misma y esto fue controlado mediante un Tempo Trainer que emitía una señal sonora entre ellas. Dado que la velocidad de nado real fue fijada en 1:40/100m, cuando disminuían su cadencia de brazada debían alargar la brazada para mantener la velocidad.

Los nadadores también debían acelerar su frecuencia de brazada a una velocidad 10% y 20% por encima de su frecuencia de brazada natural. Para mantener la misma frecuencia, los nadadores debían acortar su brazada.

En cada test se midieron el consumo de oxígeno, la frecuencia cardíaca y el esfuerzo percibido (cuan duro lo percibió el nadador) para dar una indicación de la economía. También se registró la frecuencia de patada (patadas por ciclo de brazadas) y, para asegurar la objetividad del estudio, el orden de las pruebas fue establecido al azar.

Bien, hasta aquí los tecnicismos, ¿pero cuales fueron los resultados? Primero observemos lo que sucedió cuando los nadadores alargaron sus brazadas con una menor frecuencia de brazada. Si cree que una brazada más larga es más eficaz, entonces sería esperable que los nadadores fueran más económicos (Figura 1, 2 y 3).

Figura 1. Evolución del consumo de oxígeno cuando los nadadores incrementan su longitud de brazada respecto a la natural. (Oxygen uptake= Consumo de oxígeno; Stroke getting longer= Brazada mas larga; Swimmers natural stroke rate= Frecuencia de brazada natural de los nadadores; Stroke rate (%preferred)= Frecuencia de brazada (% preferido)

Figura 2. Evolución de la frecuencia cardiaca cuando los nadadores incrementan su longitud de brazada respecto a la natural. Heart rate (HR)= Frecuencia cardíaca; Stroke getting longer= Brazada mas larga; Swimmers natural stroke rate= Frecuencia de brazada natural de los nadadores; Stroke rate (%preferred)= Frecuencia de brazada (% preferido)

Figura 3. Evolución de la percepción de esfuerzo cuando los nadadores incrementan su longitud de brazada respecto a la natural.-Perceived exertion= Esfuerzo percibido; Stroke getting longer= Brazada mas larga; Swimmers natural stroke rate= Frecuencia de brazada natural de los nadadores; Stroke rate (%preferred)= Frecuencia de brazada (% preferido); RPE= Índice de esfuerzo percibido.


El resultado fascinante fue que cuando se incrementa la longitud de brazada, aumentaron significativamente el consumo de oxígeno, la frecuencia cardíaca y el esfuerzo percibido. La frecuencia de batida también aumentó significativamente, lo que sugiere que el nadador debe realizar un batido más fuerte, para mantener la velocidad en el punto muerto que se origina entre las brazadas. Todos estos aspectos sugieren claramente que el intentar aumentar al máximo la longitud de la brazada nos hace menos eficaces y no más eficaces.

Ahora veamos los datos reflejados en la porción derecha del gráfico cuando se aumentó la frecuencia de brazada (Figuras 4,5 y 6).

Figura 4. Evolución del consumo de oxígeno cuando los nadadores disminuyen su longitud de brazada respecto a la natural.Oxygen uptake= Consumo de oxígeno; Stroke rate lifting= Incremento en la frecuencia de brazada; Swimmers natural stroke rate= Frecuencia de brazada natural de los nadadores; Stroke rate (%preferred)= Frecuencia de brazada (% preferido)

Figura 5. Evolución de la frecuencia cardiaca cuando los nadadores disminuyen su longitud de brazada respecto a la natural. Heart rate (HR)= Frecuencia cardíaca, Stroke rate lifting= Incremento en la frecuencia de brazada; Swimmers natural stroke rate= Frecuencia de brazada natural de los nadadores; Stroke rate (%preferred)= Frecuencia de brazada (% preferido)

Figura 6. Evolución de la percepción de esfuerzo cuando los nadadores disminuyen su longitud de brazada respecto a la natural Perceived exertion= Esfuerzo percibido; Stroke rate lifting= Incremento en la frecuencia de brazada; Swimmers natural stroke rate= Frecuencia de brazada natural de los nadadores; Stroke rate (%preferred)= Frecuencia de brazada (% preferido). RPE= Índice de esfuerzo percibido


La frecuencia cardíaca, el consumo de oxígeno y el esfuerzo percibido disminuyeron ligeramente con el aumento de 10% en la frecuencia de brazada y luego aumentaron un poco con el aumento del 20%. En términos matemáticos, los aumentos en el 20% por encima de la frecuencia de brazada natural no son estadísticamente significativos pero la media efectivamente sube.

Nuestras Conclusiones

1) Los nadadores tienden a seleccionar naturalmente la frecuencia de brazada más lenta para el rango que sea más económica para ellos.

2) No alargue demasiado su brazada por debajo de ese punto intentando deslizarse una mayor distancia, esto en vez de hacerlo mas eficiente, realmente lo vuelve menos eficiente.

3) Es probable que usted pueda aumentar su frecuencia de brazada un 10% sin perder eficiencia y algunos nadadores incluso podrían aumentar hasta un 20%. En aguas abiertas la habilidad de nadar con una mayor frecuencia de brazada es una gran ventaja ya que puede ayudarlo a potenciarse a través de la estela y del corte creados por los otros nadadores. Pruebe y sobre extienda su brazada en aguas abiertas y podrá quedarse literalmente muerto en el intervalo entre brazadas y quedará fuera de carrera a pesar de haber entrenado duramente.

4) El aumento en la frecuencia de batido con brazadas mas largas esta muy correlacionado con lo que nosotros observamos en el mundo de los nadadores de élite, donde los tipos de natación uniformes con un estilo de brazada larga (por ejemplo Ian Thorpe, Michael Phelps, Ross Davenport) utilizan un batido de pies muy poderoso para poder impulsarse a través de cualquier intervalo en la propulsión. Lo que no debería intentar es una longitud de brazada demasiado larga con una patada en dos tiempos porque simplemente producirá una gran desaceleración entre brazadas.

Paul Newsome (Swim Smooth)

Capacitación Relacionada

curso natación

Curso de Preparación Física Integral en Natación

Otras capacitaciones de Nuestra Institución

Referencias y lecturas de interés

  • Arellano, R., Brown, P., Cappaert, J.,&Nelson, R.C. (1994). Analysis of 50-100 and 200 m Freestyle Seimmers at th 1992 Olimpic Games, Journal of Applied Biomechanics, 10(2), 189-199
  • Arellano, Raul (2010). Entrenamiento Técnico de Natación. Madrid, Ed. Cultivalibros.
  • Lorenzo A., Trinidad A, (2011).Análisis de los indicadores de rendimiento en las finales europeas de nataicón en pruebas cortas y de estilo libre. Apunts. Educación Física y Deportes 2012, nº 107 pp. 97-107
  • Maglischo, E.W.(2009). Natación. Técnica, Entrenamiento y Competición. Badalona, Ed. Paidotribo.
  • McLean SP, Palmer D, Ice G, Truijens M, Smith JC. (2010). Oxygen uptake response to stroke rate manipulation in freestyle swimming. Med Sci Sports Exerc., 42(10):1909-13.
  • Sánchez-Molina, J.A., Arellano R. (2002), Stroke index values according to level, gender, swimming style and event race distance. XXth International Symposium on Biomechanics in Sports Caceres. Universidad de Extremadura.
COMPARTIR