Diferencias en la densidad mineral ósea entre jugadoras de fútbol, levantadoras olímpicas y de potencia

Diferencias en la densidad mineral ósea entre jugadoras de fútbol, levantadoras olímpicas y de potencia
 

Recibe más contenidos como este en tu Whatsapp de inmediato y sin perder tiempo buscando.

Recibir sugerencias

Las fracturas osteoporóticas y por estrés son un problema de salud pública importante que ocasiona cargas clínicas y económicas sustanciales a la sociedad (Kanis 2012). La edad y el sexo son los mayores factores de riesgo conocidos para desarrollar osteoporosis y fracturas óseas (Bahrs 2013). Las fracturas óseas son más comunes en mujeres que en hombres debido a las diferencias en la masa y geometría ósea (Bacon 1996). Los niveles reducidos de estrógeno en las mujeres posmenopáusicas provocan la pérdida de hueso trabecular (Seifert-Klauss 2012), lo que aumenta el riesgo de fracturas óseas.

El predictor más importante de fracturas óseas es la densidad mineral ósea (DMO) (Bouxsein 2009). Por ejemplo, la DMO de la columna lumbar es útil en la predicción de fracturas de la columna, mientras que la DMO medida en el fémur proximal proporciona una predicción más precisa de la fractura osteoporótica general de la columna y la cadera (Leslie 2007). La tasa de incidencia anual de fracturas de cadera y la posterior mortalidad entre las personas de 65 años o más en los Estados Unidos está aumentando como resultado del alto riesgo de caídas y prevalencia de osteoporosis en la población de mayor edad (Baroni 2019). Para el año 2025, se proyecta que la osteoporosis representará 3 millones de fracturas y los correspondientes $ 25,3 mil millones en costos anuales en los Estados Unidos. (Adeyemi 2019). Por lo tanto, se recomienda el ejercicio regular dirigido a sitios vulnerables a fracturas para mejorar la DMO y prevenir el riesgo de fractura (Kohrt 2004).

El aumento de la actividad física afecta positivamente la salud ósea de las personas de todas las edades. En particular, ejercicios de sobrecarga de alto impacto (ejercicios que ejercen presión sobre las articulaciones que soportan peso, por ejemplo, levantamiento olímpico, levantamiento de pesas y deportes que involucran saltos) y de impacto singular (ejercicios que incorporan movimientos en muchas direcciones, influyendo en toda la circunferencia de los huesos, por ejemplo, fútbol, juegos de raqueta y aeróbics con steps), son superiores a los ejercicios de bajo impacto como el yoga y el pilates para mejorar la DMO (Nikander 2009, Shanb 2014). Esto se debe a que las tensiones inducidas por la carga de ejercicios de impacto alto y singular, promueven la formación de hueso y ayudan a prevenir la reabsorción ósea durante el remodelamiento óseo (Chilibeck 1995).

Los levantadores de pesas tienen mayor DMO en la mayoría de los sitios esqueléticos que los atletas en diferentes deportes, como senderismo, ciclismo y esquí de fondo (Karlsson1993). Por ejemplo, se observó una DMO significativamente mayor en la columna lumbar, el fémur dual y todo el cuerpo en mujeres que participaron en levantamientos competitivos durante más de 30 años en comparación con sus grupos de edad y sexo (Walters 2012). Hay 2 formas bien conocidas de estilo de levantamiento: levantamiento de pesas olímpico (el clean & jerk y el snatch) y el power lifting (sentadilla, peso muerto y press de banco). Tanto los levantadores olímpicos (OL) masculinos como femeninos tienen mayor DMO total de la columna lumbar y el cuello femoral que los controles recreativamente activos (Conroy 1993, Nikander 2005); sin embargo, los levantadores de pesas masculinos (PL) tienen mayor DMO sólo en la columna lumbar en comparación con los controles recreativamente activos, pero no se encontraron diferencias en el cuello femoral (Tsuzuku 1998). No hay diferencias en la DMO de la columna lumbar o del cuello femoral en mujeres PL en comparación con los controles (Nikander 2009).

El entrenamiento de la fuerza es eficaz para aumentar la DMO en la columna lumbar y mejora el desarrollo de la masa ósea máxima en mujeres premenopáusicas (Friedlander 1995, Lohman 1995, Nikander 2009). Los ejercicios con pesas también pueden tener importantes beneficios para las mujeres que han sufrido la menopausia, ya que evitan una mayor pérdida de masa ósea. Aunque el efecto de la carga de alto impacto sobre el aumento de la DMO de las mujeres posmenopáusicas se ve afectado por la deficiencia de estrógenos (Lanyon 2001), von Stengel y cols. (2007) encontraron que la DMO de la columna lumbar en mujeres posmenopáusicas mejoró en mayor medida al realizar entrenamiento de levantamiento de pesas con mayor aceleración y velocidad. Por lo tanto, el levantamiento olímpico podría ser un buen método de entrenamiento para mujeres pre- y post- menopáusicas para aumentar la DMO de la columna lumbar y del cuello femoral y prevenir fracturas porque las técnicas del clean & jerk y del snatch requieren una mayor velocidad con aceleración (impacto singular), soporte del peso corporal (alto impacto) y gran magnitud de carga en la cadera y la región lumbar (Hoffman 2004).

Hasta donde se sabe, ningún estudio ha comparado el efecto de los 2 tipos diferentes de levantamiento de pesas, levantamiento olímpico y levantamiento de potencia, sobre la DMO de la columna lumbar y del cuello femoral en un estudio. Además, aunque el efecto de las fuerzas de carga de impacto singular del fútbol sobre la DMO del cuello femoral en atletas femeninas es bien conocido (Nikander 2009), se sabe muy poco sobre la influencia de las fuerzas de carga de impacto singular de los ejercicios de levantamiento de pesas sobre la DMO del cuello femoral. Por lo tanto, recientementeLisa Griffin, de la University of Texas (EEUU) llevó a cabo un estudio al respecto, cuyo objetivo fue investigar la influencia de los deportes de carga de alto impacto o de impacto singular sobre la DMO de todo el cuerpo, la columna lumbar y el cuello femoral para determinar qué deporte (levantamiento olímpico, levantamiento de pesas o fútbol) se asocia más con una DMO alta en la columna lumbar y en el cuello femoral en comparación con las mujeres con actividad recreativa (AR). Dicha autora y colaboradores, presumen que las levantadoras de estilo olímpico y de PL tienen una mayor DMO de la columna lumbar en comparación con las jugadoras de fútbol (SP) porque ambos deportes de levantamiento requieren una carga mecánica de alto impacto en la columna lumbar. Formularon la hipótesis de que OL y PL tienen una DMO de columna lumbar mayor en comparación con SP, y que el grupo de OL tendría una DMO mayor en el cuello femoral que el grupo de PL porque los levantamientos olímpicos requieren movimientos de aceleración con cambios rápidos de dirección desde el plano sagital (anteroposterior) al plano frontal (vertical).

Treinta y siete mujeres (10 levantadoras de potencia [PL], 8 levantadoras olímpicos [OL], 8 futbolistas [SP] y 11 recreativamente activas [RA]) participaron en un estudio transversal. Se midió la DMO de la columna lumbar (L1-L4), del cuello femoral, la DMO corporal total y la composición corporal general (masa grasa total, masa magra, porcentaje de grasa corporal) con absorciometría de rayos X de energía dual. Todos los grupos atléticos tuvieron mayor DMO total que el grupo RA (p = 0.01 [PL]; p <0.001 [OL]; p = 0.01 [SP]). Las levantadoras olímpicas tuvieron la DMO total más alta que todos los demás grupos deportivos. Las levantadoras olímpicas tuvieron una DMO total significativamente mayor que el grupo de PL (p = 0.018), pero no hubo diferencia en la DMO total entre los grupos PL y SP. En comparación con el grupo AR, el grupo OL mostró una mayor DMO tanto en la columna lumbar total (p = 0.002) como en el cuello femoral (p = 0.007), mientras que el grupo PL mostró una mayor DMO sólo para la columna lumbar total (p = 0.019) y el grupo SP mostró una mayor DMO sólo para el cuello femoral (p = 0.002).

El levantamiento de estilo olímpico incluye modalidades de carga de alto impacto y de impacto singular que están asociadas con la DMO más alta tanto en la columna lumbar como en el cuello femoral.

Aplicaciones prácticas

El levantamiento olímpico incluye modalidades de carga de alto impacto y de impacto singular (diferente) que mejoran la DMO del cuello femoral y la columna lumbar. Los resultados del estudio actual han demostrado que las deportistas de OL tienen una DMO significativamente mayor en la columna lumbar y el cuello femoral que las mujeres con AR (grupo de control), mientras que no hubo diferencias significativas entre el grupo de PL y el grupo de control. Además, la DMO total fue significativamente mayor en OL que en PL. Estos hallazgos brindan información valiosa para que los entrenadores y practicantes diseñen programas de entrenamiento de la fuerza. El entrenamiento de levantamiento de pesas olímpico desde una edad temprana podría proporcionar efectos a largo plazo para mejorar la DMO en la columna lumbar y el cuello femoral y prevenir fracturas relacionadas con la edad en la vejez.

 

¿Te gustó este contenido? Recibe sugerencias de más y nuevos artículos en tu Whatsapp en el acto y con solo un clic.

Recibir sugerencias