Efecto Acumulativo del Entrenamiento

Puede ser definido como los cambios que se producen en las capacidades fisiológicas y el nivel de habilidad física/técnica que resulta de la preparación atlética de largo plazo.

El mismo puede estar reflejado por dos grupos de indicadores: a) variables fisiológicas y bioquímicas, que caracterizan los cambios en el nivel biológico del deportista, y b) por las capacidades específicas del deporte y el rendimiento atlético, las cuales caracterizan la preparación del deportista.

Los cambios más pronunciados pueden ser obtenidos en las capacidades aeróbicas. Más específicamente, el entrenamiento de resistencia puede producir incrementos notables en las enzimas aeróbicas, el número de mitocondrias, el contenido de mioglobina y la capilarización de los músculos. A diferencia de los determinantes de las capacidades aeróbicas, las características del metabolismo independiente de oxígeno pueden ser mejoradas en una menor extensión. Esto aplica a las enzimas de las vías metabólicas independientes de oxígeno y particularmente la concentración pico de lactato sanguíneo y el almacenamiento de fosfocreatina, variables que se incrementan relativamente poco incluso con el entrenamiento de alta intensidad.

El control del efecto acumulativo del entrenamiento implica la planificación y regulación de las cargas de trabajo a través de períodos relativamente prolongados, lo cual implica tener competencia en la periodización del entrenamiento.

COMPARTIR