Estabilidad Estática y Estabilidad Dinámica

Estabilidad Estática y Estabilidad Dinámica

Introducción.

En base a lo expuesto en el blog anterior Propiocepción, Equilibrio, Estabilidad, Estabilidad estática y dinámica. ¿Todo es lo mismo? , podemos decir que existen dos grandes grupos de acciones que podrían resultar luego en la clasificación y diseño de una propuesta para el desarrollo de la estabilidad o en la implementación de la misma para la prevención de lesiones; la estabilidad estática y la estabilidad dinámica.

Como hemos manifestado en otra entrada a este blog, parece claro que existe una diferencia entre estabilidad estática y estabilidad dinámica. Esta diferenciación permite poder establecer ciertos parámetros de funcionalidad en el diseño de ejercicios para entrenar la estabilidad.

Estos parámetros resultan más complejos y tienen más que ver con la característica del estímulo que queramos desarrollar y las demandas de estabilización que generen en el sujeto que solo pensar en colocar una superficie inestable para incrementar la inestabilidad de la superficie.

En esta entrada al blog intentaremos brindar algunos aspectos importantes que permitan diferenciar a la estabilidad estática de la estabilidad dinámica.

Estabilidad Estática

La estabilidad estática, hace referencia a la capacidad del sujeto de mantenerse sobre una base estable mientras lo realiza con mínimos movimientos compensatorios. Este tipo de acciones tienen como objetivo poner foco sobre el control postural estático (Liebenson, 2006 en Confort, et al 2010; Riemann, Caggiano, & Lephart, 1999). (Figura 1).

Figura 1. Ejemplo de ejercicio de estabilidad estática.

Ha sido previamente demostrado que la información somatosensorial enviada por receptores articulares de los miembros inferiores puede jugar un rol importante en la percepción y mantenimiento de la estabilidad postural en posiciones estáticas de soporte de peso. (Fitzpatrick et al, 1994)

Este tipo de estabilidad ha sido testeada o evaluada desde hace mucho tiempo, con diferentes metodológicas, de todas maneras las principales críticas que ha surgido a este tipo de test es la poca correlación que presentan con actividades funcionales y la estabilidad en “situación real deportiva”. Es decir el planteo es que las demandas de estabilidad tanto corporal total como segmentarias son realmente diferentes cuando se trata de situaciones relativamente estáticas y cuando se trata de situaciones dinámicas más funcionales a las acciones deportivas.

Estabilidad Dinámica

Por otro lado resulta más complejo y desafiante poder definir a la estabilidad dinámica, sobre todo por la gran variabilidad de acciones que pueden englobarse dentro de ella. Colby, S, et al. 1999 define a la estabilidad dinámica como la habilidad de conservar una condición estable estática sobre una base de sustentación luego de una transición dinámica, es decir luego de un movimiento dinámico.

Esta también puede ser definida como la habilidad individual para mantener la estabilidad mientras se pasa de un estado dinámico a un estado estático. (Wikstrom et al , 2005)

Esto representa que luego de cada acción dinámica, se requiere de rápidas adaptaciones corporales y segmentarias para lograr establecer una posición estable, que entre otras cosas posibilite una base de soporte firme y estable en donde poder aplicar fuerza para una nueva acción dinámica, y así mantener una acción dinámica en condiciones de estabilidad dinámica.

La estabilidad dinámica, involucra entonces, grandes niveles de inestabilidad y requieren una gran demanda de precisión, fuerza y velocidad de movimiento monitoreado por el SNC y las adaptaciones que sobre él se producen. (Myers et al 2006) (Figura 2).

Figura 2. Salto lateral sobre una valla modificado, como ejercicio para medir la estabilidad postural dinámica. Tomado de Sell et al (2013)

En otro apartado hablaremos sobre la falta de correlación o no correlación encontrada entre medidas de estabilidad estática y dinámica en la misma población. (Hoffman & Koceja, 1997; Hrysomallis, McLaughlin, & Goodman, 2006; Hubbard, Kramer, Denegar, & Hertel, 2007, Sell et al 2011)

Consideraciones importantes sobre la estabilidad estática y dinámica

Ambos tipos de estabilidad requieren de todos los aspectos relacionados a la misma, es decir los aspectos propioceptivo y de control motor, y por ende de sus dos mecanismo de control, por feedback y por feedforward.

Por otro lado, si bien para el entrenamiento de la estabilidad dinámica han sido propuestas metodologías que incluyen superficies inestables y movimientos desestabilizantes incluidos sobre ellas, siempre y cuando la base de sustentación del sujeto este fija a la superficie inestable, nosotros lo consideramos como estabilidad estática.

Probablemente estas acciones sean más complejas que mantener la postura sobre una superficie estable pero de todas maneras conservan los elementos en los cuáles no hemos posicionados para definir la estabilidad, por ejemplo, una base de sustentación del sujeto fija firme he inamovible, sobre una superficie inestable. Por otro lado el intento de mantener la prolongación del centro de gravedad sobre la base de sustentación , (aunque se ve desafiado por la inestabilidad de la superficie) no presenta variaciones significativas, ya que a nuestro criterio no existe un desplazamiento significativo del centro de gravedad, y este no se ve influenciado por fuerzas inerciales y cinéticas mayores, que si se producen en acciones dinámicas con desplazamientos y transiciones dinámicas de la base de sustentación, que son propias de las acciones funcionales y especificas del deporte.

Entonces, a nuestro entender, estas acciones son, en todo caso, complejizaciones de la estabilidad estática y pueden servir como precursores de la estabilidad dinámica, pero no representan acciones específicas del deporte por lo que nosotros las mantenemos dentro de ejercicios de índole generales o inespecíficos. (figura 3)


Figura 3. Ejemplo de ejercicio de estabilidad estática sobre una superficie inestable. la base de sustentación del sujeto se encuentra fija, firme e inamovible sobre una superficie inestable.

Desde nuestra perspectiva entonces, los ejemplos de acciones de estabilidad dinámica, se encuentran en todas aquellas acciones multidireccionales que representen una transición de la base de sustentación y la conformación de una nueva base de sustentación, y todas las adaptaciones y regulaciones necesarias para lograr una rápida estabilización sobre esta nueva base de sustentación. (Figura 2). Estas acciones por supuesto pueden representar acciones más específicas a las demandas de estabilización propia de los gestos deportivos dinámicos.

Finalmente es importante remarcar que el entrenamiento de la estabilidad dinámica podría mejorar la habilidad de los músculos alrededor de la estructura lesionada (especialmente las articulaciones) para estabilizar la articulación y el cuerpo en general durante movimientos en direcciones multiplanares y en forma rápida. (Myer et al. 2006 Pasanen et al 2008).

Conclusiones

·La estabilidad estática podría definirse como la capacidad del sujeto de mantenerse sobre una base estable mientras lo realiza con mínimos movimientos compensatorios.

·La estabilidad dinámica puede ser definida como la habilidad individual para mantener la estabilidad mientras se pasa de un estado dinámico a un estado estático.

·La correcta interpretación conceptual de estas variantes de la estabilidad permitirían poder diseñar estímulos más precisos que generen adaptaciones específicas de acurdo al déficit de estabilidad de cada sujeto y por ende lograr mejores adaptaciones específicas para el objetivo que se persiga.

Referencias

1.Colby, S, Colby SM, Hintermeister RA, Torry MR, Steadman JR. et al. Lower limb stability with ACL impairment. Journal of Orthopaedic & Sports Physical Therapy, 29(8), 444-454, 1999.

2.Fitzpatrick, R and McCloskey, DI. Proprioceptive, visual and vestibular thresholds for the perception of sway during standing in humans. J Physiol 478: 173–186, 1994.

3.Hoffman, M. A., & Koceja, D. M. (1997). Dynamic balance testing with electrically evoked perturbation: A test of reliability. Archives of Physical Medicine and Rehabilitation, 78, 290e293.

4.Hrysomallis, C., McLaughlin, P., & Goodman, C. (2006). Relationship between static and dynamic balance tests among elite Australian footballers. Journal of Sports Science and Medicine, 9, 288e291.

5.Myer, G.D., Ford, K.R., Mclean, S.G., Hewett, T.E. The Effects Of Plyometric Vs Dynamic Stabilization And Balance Training On Power, Balance And Landing Force In Female Athletes, American Journal Of Sports Medicine, (2006) Volume 34 (3) Pp. 445–455

6.Pasanen, K., Parkkari, J., Pasanen, M., Hilloskorpi, H., Makinen, T., Jarvinen, M. And Kannus, P.) Neuromuscular Training And The Risk Of Leg Injuries In Female Flootball Players: Cluster Randomised Controlled Study. British Journal Of Sports Medicine, (2008) 42 (10), 802–805.

7.Sell, T. C., An examination, correlation, and comparison of static and dynamic measures of postural stability in healthy, physically active adult, Physical Therapy in Sport (2011), doi:10.1016/j.ptsp.2011.06.006

8.Wikstrom Erik A. ; Tillman Mark D. ; Smith Andrew N. ; Borsa Paul A. A New Force-Plate Technology Measure of Dynamic Postural Stability: The Dynamic Postural Stability Index Journal of Athletic Training 2005;40(4):305–309

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.

COMPARTIR