¿Estás Realmente Enfrentando lo que te Detiene?

¿Estás Realmente Enfrentando lo que te Detiene?

Al regresar de su exitosa campaña de nado en la Maratón de la Isla de Manhattan, el entrenador principal (head coach) de Swim Smood Paul Newsome plantea algunos interrogantes difíciles sobre lo que se necesita para poder convertirse en un mejor nadador.

Desde que gané el prestigioso Manhattan Island Swim Marathon el 08 de junio de 2013 he recibido un montón de mensajes de correo electrónico y tweets preguntando acerca de mi preparación para la carrera, tanto física como mental. Me han planteado preguntas comunes para conocer un poco más acerca de la adaptación del cuerpo al agua fría, cual es el plazo a considerar para alcanzar un buen nivel de rendimiento en un evento como este, ¿cómo exactamente logras "desconectar tu cerebro"?, cuales estrategias nutricionales utilizas para un evento tan largo como este, etc.

Creo que este interés se debe en parte a la creciente popularidad en todo el mundo de la natación en aguas abiertas de larga distancia, algo emocionante para ver. Tengo la esperanza de que, sea cual sea tu nivel de participación en los deportes, encuentres interesante y útil este relato abierto y honesto de mi propio viaje al maratón de aguas abiertas de natación y puedas aplicarlo en tu propia preparación.

¿Estás enfrentando verdaderamente lo que te detiene?

Comencemos con una pregunta muy simple, pero muy importante: ¿Realizas constantemente lo necesario para mejorar, o huyes de la realidad y esperas un milagro?.

Pues bien ésto podría parecer una manera muy fuerte para comenzar una discusión amigable, pero si tienes un verdadero deseo ardiente de conseguir algo difícil en tu vida, a veces sólo tienes que excavar bajo la superficie y hacerte algunas preguntas sinceras.

En 2008 comencé mi viaje al maratón de natación y me plantee cinco preguntas fundamentales. Espero que estas preguntas sean útiles para ustedes y tal vez mis propias respuestas les ayudarán a encontrar sus propias respuestas que les permitan avanzar.

Pregunta 1. ¿Cuánto tiempo tienes disponible efectivamente y cuanto tiempo se necesita para obtener un buen rendimiento?

Si, como yo, tienes una carrera de tiempo completo, pareja y tal vez hijos, sabrás muy bien cuan limitado es tu tiempo libre. Yo amo la natación, pero también participé en triatlones. Llegué muy rápidamente a la conclusión de que competir en triatlón con el nivel al que aspiro simplemente no era posible en esta etapa de mi vida. Puede ser que lo sea en algún momento en el futuro, pero por el momento es maratón de natación y estoy más que feliz por eso.

Una sólida familia: Yo, Michelle, Isla-Rose y Jackson!.

Tener un único foco en una sola disciplina ha sido realmente muy refrescante. A menudo me preguntan "¿cómo puedes manejar todo el entrenamiento?". Sin embargo un promedio de poco menos de 40 kilómetros de natación por semana en la preparación para grandes eventos, equivale a solo 10 a 12 horas de natación por semana. No es una cantidad enorme, y ciertamente mucho menos de lo que entrenan muchos triatletas que compiten en grupos de edades.

Adecuarme al escaso tiempo que tenía disponible tomó un tiempo, pero una vez que me plantee a mí mismo esa pregunta y me centré en lo que podía hacer, y no en lo que deseaba poder hacer, logré eliminar la frustración y comencé a avanzar.

Pregunta 2: ¿Estás haciendo lo mismo una y otra vez con la esperanza de que se produzca un avance repentino que nunca llega?

El hecho de tener tiempo limitado me ha obligado a centrarme realmente en lo que tengo que hacer para obtener lo mejor de mi en el tiempo que tengo disponible. Es posible que no sea sencillo para ti poder establecer cuales son estos puntos, pero yo te sugeriría que si has alcanzado una meseta, has estado allí por un tiempo, y todavía sigues haciendo lo mismo con la esperanza de hacer un gran avance de repente, posiblemente este avance nunca suceda. ¿Estás siendo realmente honesto contigo mismo?,¿Tienes tiempo de sobra para simplemente seguir saltando y obteniendo poca o ninguna recompensa año tras año?. Tal vez ha llegado el momento de cambiar las cosas y hacerte algunas preguntas conmovedoras y luego ser lo suficientemente valiente para hacer algunos cambios. Yo lo hice.

Pregunta 3. ¿Qué estrategias de largo plazo implementarías para obtener recompensas después de 1-5 años?

Han pasado casi cinco años desde la primera vez que pensé en competir en un evento de maratón de natación, el cruce del Canal de Rottnest (Rottnest Channel) de 20km en febrero de 2009, aquí en la soleada Australia Occidental. Hasta mediados de 2008 solo había nadado en mar abierto hasta 1500 metros como parte de un triatlón olímpico (1500 metros de natación + 40 kilómetros de ciclismo + 10 km de carrera) y si bien la natación en aguas abiertas me parecía algo atractiva (a pesar de haber tenido pánico a las aguas abiertas hasta los 16 años) no tenía ni idea lo que debía hacer para nadar con éxito en eventos de dos horas o más.

Teorizar sobre lo que podría hacer para nadar un buen evento 10 kilometros es una cosa, pero la adquisición de los conocimientos aprendidos y de la experiencia es otra cosa. Empecé observando lo que hacían técnicamente con sus brazadas los mejores atletas en este campo, en particular lo que hacía la 7 veces Campeona del Mundo de Maratón de Natación, Shelley Taylor-Smith, (mi mentor). Observé las diferencias entre estos nadadores y los nadadores de piscinas, y en que consistían sus regímenes de entrenamiento y preparación mental en una frecuencia diaria, semanal y mensual.


Entrenamiento en agua fría en el río Swan, con mi buena amiga y ganadora de MIM, Ceinwen Roberts.

A partir de esta investigación y observación meditaba sobre cuales cambios tenía que implementar en mi brazada, en mi propio programa de entrenamiento y en particular, en la manera en que abordaba estos eventos desde el punto de vista mental reconocí que estos cambios no se iban a producir de la noche a la mañana, pero las siguientes cinco estrategias fundamentales fueron la clave de mi éxito y culminaron en la victoria del Maratón Manhattan Island Swim:

1. Cambios en la brazada

Me llamó la atención el hecho de que muchos de los mejores nadadores y triatletas de aguas abiertas del mundo tienden a utilizar un estilo de brazada más corta y más cercana, que ahora reconocemos como "The Swinger”. El Swinger a menudo nada con una recuperación del brazo mas recta que la brazada clásica de piscina con codo alto de nadadores como Ian Thorpe, que se ha demostrado que es beneficiosa en condiciones donde existen perturbaciones debido a la mayor separación de las manos sobre el agua.

Los Swingers generalmente realizan una patada en 2 tiempos que no favorece mucho la propulsión pero tampoco consume demasiada energía. Si bien no todos los nadadores se adaptarán a este tipo de brazada, instintivamente yo sabía que era para mí. Esto a pesar de cuando era niño aprendí a utilizar el estilo de brazada convencional "Smooth" y además podría tener algo que ver con el hecho de que no soy particularmente alto para ser un nadador de 176cm (5'9"). (La técnica Smooth se observa exitosamente en aguas abiertas pero principalmente se observa en la piscina).

Mi mentora, Shelley Taylor Smith, 7 veces campeona del mundo de Maratón de Natación en acción, mostrando una posición corporal increíble y un ritmo con patada en dos tiempos.Puedes obtener mayor información sobre su brillante carrera en nuestro DVD Catch Masterclass y más sobre el estilo debrazada Swinger aquí.

La investigación realizada por nuestro gran amigo el profesor Huub Toussaint, que fue revisada recientemente por Alan Couzens, también demostró que este tipo de brazada puede ser bastante más económico en las distancias mayores como las que yo buscaba, debido a que es menos exigente para los músculos. Como ya había implementado una mayor frecuencia de brazada en mis días de triatlón y tenía experiencia en natación en aguas difíciles y mucha cercanía con otros nadadores, el principal ajuste que realicé fue desarrollar una patada en dos tiempos como la de Shelley. Esto llevó tiempo (al menos 30 sesiones) y definitivamente retrocedí bastante antes de obtener beneficios a partir de los cambios.

Esta transición de una patada de seis tiempos a una de dos tiempos no es algo que recomiendo para todos los nadadores. Una fase de agarre excelente y una mayor frecuencia de brazada con condiciones necesarias para que el resto de la brazada se mantenga en un movimiento continuo. Sobre gustos no hay nada escrito, pero he comprobado que para mí fue la elección correcta.

2. Convertirse en un motor diesel

1/50: 3200m drills técnica con 5 x 200 a 2:50 + 2’’

2/50: 6000m en aguas abiertas a 1:26/100m

3/50: 8000m en mar a 1:26/100m

4/50: 6000m piscina 4 x (500, 400, 300, 200, 100m a 1:22 el primero y 1:14 el último)

5/50: 5000m piscina 3 x ( 6 x 50m, 3 x 100m, 3 x 200m) a 44’’/50m y 1:17/100m

Lista de ejemplos de algunas de las sesiones de entrenamiento que realizó Paul para el MIMS.

Teniendo antecedentes de 'sprint' prefería y tuve un mejor rendimiento con las sesiones cortas de tipo VO2max con mucha recuperación, en lugar de las series sub-umbral con intervalos más largos, que utilicé hasta aborrecerlas!. Me engañaría a mí mismo si creyera que era mejor y más rápido de lo que realmente era porque podía nadar 8x100m con una inmersión en menos de 58 segundos (larga distancia por definición), sin reconocer o aceptar realmente que lo que me permitía poder hacerlo era el período de descanso/recuperación de 6 minutos.

Con frecuencia escucho de atletas abatidos que no consiguen buenos rendimientos en larga distancia que descubrieron que ellos también hacen demasiado trabajo basado en esprint con recuperaciones largas. Mientras elaboraba mi Swim velocidad crítica ('CSS') identifiqué un vacío en mi capacidad para tener buen rendimiento de velocidades de entre 2 y 6 segundos por cada 100 metros más lentas que mi ritmo de umbral.

Algo más lento que esto estaba bien (natación sin exigencias con pocos objetivos), pero a este ritmo “tempo” estaba realmente muy mal. No podría mantener mi forma, o mi concentración para esa tarea. Este ritmo sería mi ritmo de maratón mas adelante pero me llevaría casi cinco años de trabajo intenso volverme un experto en el tipo de series que realmente despreciaba, es decir, The Red Mist Set (dicho sea de paso, ahora unas de mis favoritas).

Una analogía que utilizo a menudo es que he convertido mi motor naftero en uno diesel más económico. Desde una perspectiva física este "trabajo" implicaba nadar mucho con un equipo Finis Tempo Trainer fijado a un ritmo deseado de 25 metros y tener el control de nadar a ese ritmo vuelta tras vuelta, lo que tuvo el beneficio adicional de mejorar mi percepción de ritmo (otra de las grandes fallas que tenía). Desde el punto de vista mental, aprender a disfrutar este tipo de entrenamiento viendo que me estaba beneficiando a largo plazo, aunque lo odiaba en ese momento, fue un cambio fundamental necesario para poder avanzar.

"Motor de Natación Diesel". Diseño de nuestra camiseta para el Rottnest Channel Swim Squad 2011.

3. Bajo rendimiento en las competencias

Tuve que ser muy sincero conmigo mismo; ¿por qué frecuentemente tengo un bajo rendimiento en eventos de triatlón a pesar de tener una excelente preparación física?. La respuesta fue que mi mente me traicionaba frecuentemente. Tal vez al igual que un competidor junior, no destinaba el tiempo suficiente a centrarme en este aspecto de mi preparación creyendo tal vez que algún día surgiría la fortaleza mental, pero no fui honesto conmigo mismo hasta que me hice la pregunta ¿por qué frecuentemente me “ahogo” en sesiones y escenarios de competencias duros.

Ahora sé que acumulaba demasiada presión sobre mí mismo. Muchos entrenadores me dijeron que algún día iba a ser grande, y empecé a creerlo antes de haber hecho el trabajo preliminar necesario y antes de haber ganado confianza. Transformaba las carreras en algo que no eran y luego me defraudaba a mí mismo cuando no lograba mi objetivo. Esta es una mentalidad altamente negativa y destructiva y me atrevo a decir que tuve esa mentalidad la mayor parte de mi juventud.

En cambio ahora confío en cualquier entrenamiento que he logrado realizar en forma consistente y trato de aplicar lo que mi querida madre solía decirme: "Haz lo mejor que puedas!". Me costó al menos 25 años descubrir lo que realmente significaba. ¡Gracias mamá!.

Ahora he aprendido a "desconectar mi cerebro" de toda esta preocupación y ansiedad competitiva y a centrarme simplemente en el proceso, en lugar de preocuparme por el resultado. Esto es muy importante. Para mí es el ritmo de mi brazada. Solo pienso en eso como tal, aparte de simplemente sintonizar el movimiento repetitivo de los brazos y las piernas y observar cómo funcionan en sincronía. Me concentro en la próxima brazada y luego en la próxima y así sucesivamente.

4. Aprender a amar el agua fría

Lo admito, no me gustaba la natación en agua fría cuando empecé esta locura de maratón de natación hace cinco años, pero me he entrenado para enfrentarla con algunas estrategias útiles que pueden ayudarte a ti también. Como suele suceder, ya sea porque tal vez tengo alguna habilidad física innata para evitar los efectos del agua fría que no sabía que tenía, o porque ahora puedo centrarme sólo en conseguir en completar la sesión/carrera he descubierto que soy mejor que otros en aguas frías.

El inicio de MIMS 2013. Al ingresar a la competencia no estaba preocupado por la inusualmente baja temperatura del agua (59F / 15C).

Para mí, aquí la clave fue:

1) Asegurar que enfoco cada sesión con un propósito. Esto puede parecer que soy poco amistoso al comienzo del nado y que sólo quiero competir. Pero sé que esperar a los demás y nadar a la velocidad de otra persona es la receta para sufrir hipotermia. Debes ser egoísta, centrarte en tu mismo.

2) Yo prefiero entrar en el agua sumergiéndome lentamente, permanecer con el agua a la altura de los muslos y luego salpicar un poco de agua en la cara y en el cuerpo para eliminar la respuesta de choque inicial que puede ser peligrosa.

3) En cada nado en agua fría me froto lanolina (lanolina anhidra) por encima de los riñones, estómago y debajo de las axilas. Para mí esto se ha convertido en parte del ritual de preparación y creo psicológicamente que la capa extra de grasa me ayuda a aislarme del frío, es como mi chaqueta.

4) Cuando empiezo a nadar me sumerjo e inmediatamente acelero hasta alcanzar una frecuencia de brazada de 30-50 brazadas. Durante este tiempo no me permito pensar o reconocer que hace frío; si llego a 50 brazadas y todavía siento frío o quiero salir, entonces lo haré, pero hasta el momento nunca lo he hecho.

5) Tener una frecuencia de brazada natural más alta (80-82 brazadas por minuto cuando compito) parece que me ha permitido generar un poco más de temperatura corporal central durante una competencia y, siempre y cuando sea rápido con mis provisiones (aprox. 10 segundos) entonces sé que voy a estar bien.

6) He tenido que ganar 10 kg de peso desde mis días de triatlón y hacer frente a los efectos psicológicos de esto y a asumir mi propia imagen corporal. He podido superarlo y lo he tomado como algo necesario para esta actividad y para el entrenamiento.

5. Abordaje Nutricional

Tuve un muy pobre desempeño en el año 2004 en un evento Ironman donde evalué mi estrategia nutricional de competencia en la bicicleta. En este evento caí en un exceso de consumo de combustible con la esperanza de que no iba a “explotar” más adelante en la carrera. Lo que experimenté fue una hinchazón masiva y distensión de mi espacio abdominal al tiempo que mi tracto digestivo luchaba para absorber lo que febrilmente le estaba administrando. En ese momento pesaba 66 kg y estaba forzándome con > 100 g de carbohidratos por hora (muy por encima de 1g/kg/h que es lo que comúnmente se recomienda).

Esta experiencia me asustó un poco porque no pude finalizar la competencia. Volviendo a mi maratón de natación de hace 4 años y re-evaluando mi estrategia nutricional he demorado otros 4 años para llegar hasta el punto en el que considero que logré una estrategia óptima para mí. Simplemente ahora tomo un descanso cada 30 minutos y consumo 250 ml de una bebida con bajo índice glucémico (GI) llamada 32GI, y luego descanso cada 60 minutos para consumir el mismo volumen y tipo de bebida con un gel energético GU, lo que arroja un consumo de 45-50g de carbohidratos por hora y 500 ml de fluidos. Rara vez como sólidos, pero a menudo tengo algo de reserva en el bote de apoyo en caso de que desee consumir comida "normal". La bebida con bajo IG (índice glucémico) me asegura una entrega de energía muy estable en los siguientes 30 minutos sin las grandes subidas y bajadas de azúcar en la sangre que otros productos me han producido en el pasado.

Ver:www.32gi.com

Conseguir una nutrición adecuada y establecer el tiempo de alimentación en menos de 10 segundos fue clave para enfrentar el maratón de natación.

Pregunta 4: ¿Qué estrategias de mediano plazo se pueden implementar para mantener el rumbo 3 a 6 meses antes de su gran evento?

Estoy en mi mejor momento cuando tengo un programa de entrenamiento muy especializado centrado atentamente en no más de 10-12 semanas a la vez. Por supuesto no dejo de entrenar fuera de este período de tiempo, pero me parece que puedo permanecer fresco y comprometido durante este lapso de tiempo relativamente corto sin correr el riesgo de sufrir burn out. Parece que funciona bien para mí.

En mi preparación para el Marathon Swim de la isla de Manhattan de 2013 calculé que tenía 10 semanas hasta el día de la competencia después de un período de entrenamiento relativamente ligero y esporádico en el Reino Unido en marzo de 2013, mientras realizaba alguna las clínicas de natación de Swim Smooth. Antes de marzo había competido en el Rottnest Channel Swim de 2013, y como tenía una buena base a partir de este evento decidí que iba a dedicarme a realizar 50 sesiones (5 por semana) en ese periodo de tiempo. Ese año no tuve una carrera tan brillante en Rottnest Swim debido a problemas de comunicación en el inicio del nado, y creo firmemente que esto realmente me proporcionó un mayor empuje para un tener un buen rendimiento en Manhattan. 10 semanas es un tiempo lo suficientemente corto como para mantener este tipo de fuego en el estómago, pero es un lapso de tiempo suficiente para obtener una cantidad adecuada de entrenamiento consistente.

La estructura no era nada del otro mundo, uno o dos días duros, seguidos por un día más liviano enfocado en la técnica, todos los jueves un nado de 10 kilómetros en aguas abiertas (programado) y los domingos un nado de resistencia más largo (12 a 20 km). Estaba obsesionado con la continuidad y me inquietaba cada vez que me enfermaba (tres veces durante 2-3 días cada la vez; me contagiaron los niños).

Decidí twittear estas sesiones como una forma de registrar lo que estaba haciendo a través de mi cuenta de Twitter miswimsmoothpaul y esto resultó ser muy motivador. Publicar lo que haces con la esperanza de que al menos una persona lo lea, te hace sentir responsables ante tu meta y para mí esto realmente me mantuvo en carrera.

Este programa de entrenamiento se puede ver aquí:Formación de Pablo MIM

Pregunta 5: ¿Qué estrategias de corto plazo se pueden implementar para mantener el rumbo en las últimas 2 semanas antes y durante el gran evento?

Durante mi preparación para el English Channel Swim en septiembre de 2011, tuve la suerte de contar con el apoyo de mi mentora e inspiradora de maratón de natación, Shelley Taylor-Smith, quien me ayudó a lidiar con mis altibajos mentales mientras aguardaba la largada en Dover. Mi preocupación con este nado era si podría comenzar o no el evento debido a que los restos del huracán Irene atravesaban el Atlántico empeorando las condiciones el día que tenía mi lugar reservado para la largada.

Mi segunda hija (Isla Rose) estaba a punto de nacer, así que era un asunto de "ahora o nunca" y a pesar de tener condiciones atroces (reconocidas por la Asociación de Natación del Canal como ¡las peores del año!) logramos el cruce. El estímulo de Shelley para controlar lo controlable y no preocuparme por el tiempo final dadas las condiciones fue lo que me permitió lograr el cruce ese día.

Para identificar cuáles eran mis principales preocupaciones para el cruce del Canal Inglés pudimos sentarnos 2 semanas antes de la competencia de Manhattan y determinar lo que tendría que enfrentar en los últimos días antes del evento y también durante el nado. Como podrán observar a continuación en la foto instantánea de nuestra pizarra de sesiones, mis preocupaciones eran:

1) La temperatura del agua que sería inusualmente baja 14-15 ºC (aproximadamente 5 °C más fría de lo normal)

2) Molestias en mis hombros, ¿se pondrían peor en los 46 kilómetros que tenía que nadar?

3) Temor de tener un rendimiento menor al esperable (ansiedad que se remonta a mis días como triatleta junior)

4) Preocupación acerca de las tácticas de navegación exitosa de los tres ríos y aprovechar al máximo las corrientes a favor.

Descripción de mi sesión “Mentalidad de Campéon” (Champion Mindset) con mi mentora Shelley Taylor Smith
"Mi Película NYC Manhattan ".

Shelley Taylor Smiths excellent 2 beat leg kick is something I´ve tried to copy and focus on when I swim= La excelente patada en dos tiempos de Shelley Taylor Smith que he tratado de copiar y reproducir cuando nado.

Focusing on the sound of my brathing keeps me calm in v. cold water= La concentración en mi respiración me mantiene calmado en aguas muy frías.

I obsess over the sensation of “rhythm” when I swim: stoke-stroke-brathe x 12000!= Me obsesioné con la sensación de “ritmo” mientras nadaba. ¡Brazada-brazada-respiración x 12000!

Telling yourself something positive (you have greatness with you!) really helps= Realizar autoafirmaciones positivas ayuda muchísimo (¡eres grandioso!)

My 4 key concerns for the event (RED) and how I planned to address them (GREEN)= Los cuatro puntos claves para el evento (rojo) y como planeaba llevarlos a cabo (verde)

En respuesta a cada una de ellas:

1-Aunque no podría controlar la temperatura del agua el día de la competencia, planee un viaje de 10 días a visitar a mis suegros en Ontario, Canadá y me asegure que tendría acceso a agua muy fría para entrenar (14 a 17 °C) para completar el trabajo en agua fría que había estado haciendo en el río Swan en Perth (también de 14 a 17 °C).

Las piscinas en Canadá eran muy calientes, así que tuve que alquilar un auto y conducir 45 minutos de ida y 45 minutos de vuelta hasta el encantador lago Kelso al norte de Toronto. Debes hacer lo necesario para aclimatarte a estas condiciones. Como se mencionó en una gran revisión de la competencia realizada por mi navegante jefe Evan en www.freshwaterswimmer.com, el día de la competencia algunos de los nadadores de alto rango fueron retirados del agua con hipotermia lo que indica una potencial falta de preparación para estas condiciones.

Nadar bien en estos eventos va mucho más allá de la cantidad de entrenamiento que puedes hacer, se trata de como podemos prepararnos para las exigencias específicas del caso y puedo decir que me siento orgulloso de haberlo hecho muy bien, y siempre lo mencionaré como una de las razones por las cuales pude ganar la competencia.

2. A medida que realizaba la puesta a punto para el evento, las molestias en mis hombros por los volúmenes de entrenamiento que había estado realizando (experimentado por más del 80% de todos los nadadores de maratón debido a la naturaleza repetitiva del evento, un total de 36000 brazadas) comenzaron a moderarse. ¡Tener una esposa fisioterapeuta especializada en lesiones de hombro es una gran ventaja!.

3. Fui a este evento sabiendo que había hecho todo lo posible para prepararme lo mejor que podía. Si eventualmente Lochie Hinds me ganaba y quedaba en segundo lugar, habría podido afirmar honestamente que igualmente sentía que había realizado la carrera perfecta. Mentalmente estaba al 100 % para esta competencia y sentí como si todas las preocupaciones de bajo rendimiento que había tenido sobre los hombros durante tanto tiempo de repente habían desaparecido. Esto para mí es el mayor logro personal de esta carrera y demostré que podía mantener una actitud positiva, centrada en el proceso y no en el resultado.

4. Sería adecuado terminar este artículo con el aspecto clave de esta carrera que me permitió tener el buen rendimiento que tuve: mi equipo. Tácticamente antes del evento tenía la gran preocupación de que aunque yo podía estar en la forma optima, mi bote podría tomar el camino equivocado, o temía no poder encontrar las corrientes más rápidas para aprovecharlas, pero solucionamos esto formando el mejor equipo posible para ese día.

Trajimos al tercer finalista en Marathon Swim de la isla de Manhattan de 2011, Evan Morrison, desde San Francisco para que asistiera con la navegación a Barrie (nuestro piloto de bote). Había leído el blog de Evan (Evan´s brilliant blog) antes del evento y sabía que si había una persona que podía aliviar mis temores de cometer errores tácticos y echar por tierra mis esperanzas de éxito, y me ayudara a limitarme a concentrarme en la tarea de nadar bien, esa persona era Evan.

Junto con mis remeros brillantes Alex y Amanda y mi mejor amigo Adam como capitán del equipo y la observación de Hannah, tuve una red de contención en la cual podía confiar para enfrentar el circuito de NYC de la manera más eficiente posible. La conformación de este equipo no fue por casualidad sino que fue algo que abordé con la máxima importancia y estoy eternamente agradecido por el papel que ellos, mi esposa Michelle y mis hijos Jackson e Isla Rose, mis compañeros de entrenamiento Ceinwen, Andrew, Lisa, Geoff, Wayne y Paul desempeñaron en todo esto.

El inicio de MIMS 2013 - estoy en alguna parte con mis remeros Amanda y Alex.

Resumen y enlaces adicionales

Siete semanas después de la carrera y todavía estoy en Cloud 9.5. ¿Durará? No sé, pero espero que sí! Todo el mundo me pregunta "¿y ahora qué?" y aunque tengo grandes planes para algunos próximos maratones de nado (Catalina Channel), no siento la urgencia de lograr este objetivo. Finalmente siento que he logrado combinar el entrenamiento y el programa de competencia óptimos para mí que reúne todos los siguientes elementos:

  • 1.Cambié mi brazada hacia una brazada más económica, lo que incluyó una mayor frecuencia de brazada y una eficiente patada en dos tiempos
  • 2.Desarrollé el programa de entrenamiento óptimo con períodos adecuados de recuperación intercalados entre el trabajo duro lo que me permitió tener un equilibrio entre mi vida familiar y mi esquema de trabajo.
  • 3.Finalmente desarrollé una mentalidad positiva en lugar de una mentalidad que constantemente me detenía.
  • 4.Soy feliz en mi cuerpo más fornido de nadador de maratón, sabiendo que para mí es una ventaja en condiciones de aguas abiertas
  • 5.Estoy feliz y contento de que lo que estoy haciendo realmente funciona y me siento afortunada de haber encontrado algo que realmente me encanta

Gracias por leer - espero les haya ayudado de alguna manera con sus metas y aspiraciones.

Aquí les dejo algunos enlaces sobre mis nados de maratón:

Channel Ten News, Australia

"The Bunch" Radio interview

Nova 93.7 interview

ABC Radio interview discussing my English Channel attempt

Paul
Julio de 2013

http://www.swimsmooth.com/addressing-what-is-holding-you-back.html#q5

COMPARTIR