Evaluaciones en Ciclismo: ¿Para qué sirven?

Aunque para muchos entrenadores y deportistas el proceso de evaluación (tanto previo al comienzo de la temporada, como durante y al finalizar los calendarios deportivos) ya es una pieza clave, en el ciclismo todavía esto no ocurre.

Comprender a la evaluación como una instancia que nos aporta valiosos datos, y entender la medición del rendimiento como uno de los pilares del programa de entrenamiento es un aspecto a comenzar a considerar por aquellos entrenadores que aun no lo realizan.

Si hablamos de evaluaciones no podemosdejar de decir junto a ellas nace el interés científico por lograr comprender la interacción de los factores que determinan el éxito deportivo. Las pruebas de laboratorio son un fenómeno que se remonta a los comienzos del pasado siglo cuando investigadores escandinavos y alemanes midieron el consumo máximo de oxigeno a corredores y nadadores.

Ahora aquí viene el primer interrogante: Que se buscaba en las evaluaciones de laboratorio? Parte de este respuesta se encuentra líneas más arriba, es decir, se intentaba comenzar a comprender como se interrelacionaban diferentes parámetros para llegar a
determinar el comportamiento del deportista ya sea para poder predecir el rendimiento o para identificar el potencial deportivo.


Beneficios de las Evaluaciones:

-Determinación del estado de salud y fisiológico del deportista

-Conseguir las bases para elaborar un perfil fisiológico

-Servir de proceso motivador y educativo

-Proporcionar datos de línea de base para la prescripción de un programa de entrenamiento

-Identificar puntos débiles y fuertes

-Proporcionar retroalimentación al entrenador para poder evaluar el éxito de sus intervenciones en el entrenamiento

La manera más práctica de llevar a cabo las mediciones es en el campo (no en el laboratorio, ya que el acceso a los mismos está bastante limitado).En el campo se dan las circunstancias para que el ciclista pueda reproducir fielmente las condiciones de competición. Porque si algo hay que tener en cuenta al momento de elegir las evaluaciones a realizar es que las misma sean lo más reproductoras posibles de la situación o manifestación especifica del deporte.

Los beneficios son los mismo que las evaluaciones que se llevan a cabo en el laboratorio, pero en condiciones no estandarizadas (es decir que la velocidad del viento, la presión
atmosférica, la temperatura no van a poder ser controladas). Aunque es recomendable realizarlas y repetirlas, en condiciones meteorológicas parecidas.

Poder evaluar el ciclista en el mismo terreno en el cual compite, bajo similares condiciones psicológicas, y con el mismo material es la manera más veraz de analizar y encontrar los
puntos antes citados.


La idea central de la discusión es doble: por un lado conocer y comprender la importancia de los datos que se pueden extraer de una instancia de evaluación con el ciclista. Y por otro, alentar a los entrenadores y deportistas a empezar a incluirlas dentro de sus programaciones. Es muy común que no se realicen ningún tipo de mediciones al ciclista antes de comenzar un proceso de preparación. No existen tiempos, ni marcas. No se conocen porcentajes a los cuales se desarrollan importantes cambios a nivel metabólico. Se establecen zonas de trabajo de forma teórica y generalizada. Y solo se miden los avances del rendimiento por los resultados obtenidos, lo cual puede llevar al fracaso del ciclista.




COMPARTIR