Fatiga

Durante el ejercicio, y particularmente durante las competiciones en diferentes deportes de resistencia (ciclismo, pedestrismo, triatlón, natación, etc.) la capacidad de generar fuerza/potencia de los músculos que trabajan disminuye progresivamente. Y esa es precisamente la definición de fatiga, la pérdida de ritmo o pacing producto de la disminución de la capacidad los músculos esqueléticos de generar fuerza/potencia.

Esta reducción en la capacidad de los músculos está determinada por componentes centrales y/o periféricos.

Los componentes centrales implican una falla en el SNC para reclutar unidades motoras, esto es, una reducción del impulso motor central.

Los componente periféricos implican cambio bioquímicos dentro del ambiente metabólico de los músculos que trabajan, que conduce a una respuesta atenuada a la excitación nerviosa.

Específicamente en relación a los deportes de resistencia ha sido propuesto (Aman, 2011) que existe un umbral crítico individual de fatiga muscular periférica, que está asociado a un cierto grado/percepción sensorial de retroalimentación aferente. Notablemente, el nivel intramuscular inducido por el ejercicio, de ciertos metabolitos conocidos por causar fatiga periférica (e.g., protones, fosfato, etc.) es comúnmente muy similar en el agotamiento, independientemente del tipo de ejercicio y la tasa de cambio de la perturbación metabólica individual.

De este modo, el ambiente metabólico de los músculos esqueléticos que generan la potencia para sostener el ritmo en un dado esfuerzo de resistencia, implica una cierta aferencia al sistema nervioso central, el cual determinará la magnitud del impulso del impulso motor central para continuar reclutando un dado número de unidades motoras y así poder generar o no el ritmo requerido durante el ejercicio.

Referencias

Amman M. Central and Peripheral Fatigue: Interaction during Cycling Exercise in Humans. Med. Sci. Sports Exerc., 43 (11), 2039-2045, 2011.

COMPARTIR