Fuerza Máxima: aclaraciones conceptuales

Fuerza Máxima: aclaraciones conceptuales

En esta serie de blogs, vamos a aclarar conceptos fundamentales relacionados con la fuerza.

En el argot del entrenamiento deportivo se considera que "hay muchos tipos de fuerza”, y a cada uno de ellos se le da un nombre. Algunos de estos términos o nombres tienen algún sentido, aunque no añadan nada a los conceptos ya expuestos, pero en otros casos los términos son inapropiados.

Fuerza máxima

Este término es tan común como erróneamente utilizado. Generalmente se ha asociado con la carga máxima que se puede desplazar una sola vez, y esta carga es conocida como 1RM. En estos casos la fuerza máxima se expresa a través de la masa (kg) máxima que se puede desplazar una sola vez. La asociación de la “fuerza máxima” a esta situación es errónea por dos razones. La primera es que la “fuerza máxima” aplicada ante la RM siempre será mayor que la fuerza que representa la propia carga (masa · aceleración de la gravedad: kg · 9,81 m/s2), ya que de lo contrario la masa (kg) no se podría desplazar.

Pero el error fundamental está en que una persona no tiene “un valor de fuerza máxima”, sino múltiples valores, que dependen de la carga o resistencia que se tenga que desplazar o vencer y de la velocidad a la que se encuentre esa carga o resistencia en el momento que haya que aplicarle la fuerza. Es decir, un sujeto tendrá tantos valores de “fuerza máxima” como situaciones distintas en las que tenga que aplicar la fuerza. Estas situaciones vienen determinadas por la carga que hay que desplazar (ante cada carga o masa un valor de fuerza máxima para cada sujeto) o resistencia a vencer y por la velocidad a la que se esté desplazando esa carga en el momento de aplicar la fuerza.

Si un sujeto trata de desplazar distintas masas (kg) a la máxima velocidad posible y por ello alcanza determinados valores de velocidad máxima ante cada una de ellas, en cada caso está expresando un valor de “fuerza máxima” distinto y propio. Otro sujeto, ante las mismas masas alcanzaría distintas velocidades máximas, lo que indicaría que este sujeto tiene unos valores distintos, y propios, de “fuerza máxima”. La interpretación errónea de este concepto tan común ha dado lugar a otros errores también muy comunes, como decir que “vamos a realizar un entrenamiento de fuerza máxima”, o que “vamos a entrenar la velocidad no la fuerza máxima” o que “vamos a realizar un entrenamiento de potencia…”… Cuando realmente el único entrenamiento que podemos hacer es el “entrenamiento para la mejora de la fuerza máxima”, lo cual se podría expresar también como “entrenamiento de fuerza máxima”, pero entendido como el único posible, y realizado con un amplio rango de intensidades relativas máximas, no sólo como aquellas propias de los entrenamientos que se realizan con cargas muy altas (90-100% de la RM). En síntesis:

i) un sujeto tiene múltiples valores de fuerza máxima,

ii) sólo existe un entrenamiento posible, que es el “entrenamiento para la mejora de la fuerza máxima”,

iii) la “fuerza máxima” se entrena con un amplio rango de intensidades relativas, no sólo con el 90-100% de la RM,

iv) el efecto del entrenamiento se determina por el cambio de velocidad ante la misma masa,

v) los cambios de velocidad ante las mismas masas expresan el cambio (mejora o disminución) de los múltiples valores de “fuerza máxima” aplicada de cada sujeto.

Si al término “fuerza máxima” le añadimos el término “isométrica”, tendríamos la “fuerza isométrica máxima”, que en estos casos viene expresada en newton. Este término sí sería correcto, pues nos estamos refiriendo a una situación concreta, definida por una determinada resistencia a vencer (resistencia insuperable) y velocidad (velocidad cero), lo cual concuerda con todo lo indicado anteriormente.

En próximos blogs hablaremos sobre:

fuerza explosiva,

fuerza elástico-explosiva,

fuerza reflejo-elástico-explosiva,

fuerza balística,

fuerza rápida,

potencia explosiva,

fuerza-velocidad, y

fuerza-resistencia



*fragmento de material de estudio del Curso de Entrenamiento de la Fuerza Aplicada el Rendimiento Físico y Deportivo.


COMPARTIR