Hierro

Es un elemento metálico del grupo 8 de la tabla periódica IUPAC; con una masa atómica relativa de 55.847 y número atómico 26. El hierro natural es una mezcla de núclidos estables de masas relativas 54 (5.8%), 56 (91.7%), 57 (2.2%) y 58 (0.3%). Se conocen cerca de 12 núclidos artificiales radioactivos, de éstos el Hierro-59 es el más ampliamente usado en bioquímica y biología molecular. El hierro es un metal de transición y debido a esto forma sales iónicas y numerosos complejos en los estados de oxidación +2 (hierro ferroso) o +3 (hierro férrico). El hierro es uno de los elementos más importantes en la biología; es esencial en cantidades sustanciales en todos los organismos celulares desde bacterias hasta mamíferos, particularmente para la síntesis de hemoproteínas como los citocromos, hemoglobinas y proteínas relacionadas, mioglobina, catalasa y algunas peroxidasas. Entre las proteínas más importantes que transportan hierro se encuentran la ferritina y la transferrina; el hierro que es captado por las células mamíferas es ligado a la transferrina, por el receptor de transferrina. No existe un mecanismo fisiológico de excreción de hierro, pero es perdido en las mujeres durante la menstruación. El hierro representa el 0.01% del peso corporal. Tiene gran importancia sobre la oxigenación celular y los procesos de oxidación.

Requerimiento diario: 15 – 50 mg

Alimentos que lo contienen: melaza, huevo, pescado y germen de trigo.

Interacción con otros oligoelementos: son antagonistas del hierro: café, té, fósforo y calcio. Metales pesados como el mercurio, plomo y cadmio.

Funciones: producción de hemoglobina, mioglobina. Aumenta la resistencia a las enfermedades y al estrés. Aumenta el anabolismo (incrementa la síntesis de proteínas). Es fundamental para el crecimiento celular, incluyendo sobre todo las neuronas. Colabora con la acción de la vitamina C, el calcio y el cobre.

Síntomas por deficiencia: anemia hipocrómica, fatiga, défictit de concentración.

Aplicaciones: se usa para tratar la anemia hipocrómica, donde los glóbulos rojos son pequeños y con falta de pigmento. En los trastornos menstruales, colitis. La vitamina C favorece su absorción.

Exceso: destruye la vitamina E y favorece la oxidación. Tiene una acción de freno del sistema inmunológico en su forma iónica. Genera hemocromatosis.

Referencias

[1] Cammack R. (2006). Oxford Dictionary of Biochemistry and Molecular Biology - Revised Edition. Oxford University Press.

[2] Voet D & Voet JG. (2011). Biochemistry 4th Edition. John Wiley & Sons, INC.

[3] Williams MH. (2005). Dietary Supplements and Sports Performance: Minerals. J Int Soc Sports Nutr. 2(1): 43–49.

[4] Nieman DC. (2008). Immunonutrition support for athletes. Nutr Rev 310: 310-320

COMPARTIR