Interferencia Concurrente (molecular) entre el ejercicio de fuerza y de resistencia: importancia de las variables individuales del entrenamiento

Interferencia Concurrente (molecular) entre el ejercicio de fuerza y de resistencia: importancia de las variables individuales del entrenamiento

En el mes de junio de 2014, se publicó una excelente revisión sobre la Interferencia 'concurrente' entre el ejercicio de fuerza y de resistencia, y su análisis sobre sus bases moleculares y el rol que tienen las variables individuales del entrenamiento sobre esa misma 'interferencia. Dicha publicación muy reciente, es de los autores Jackson J. Fyfe, David J. Bishop y Nigel K. Stepto, pertenecientes al Institute of Sport, Exercise and Active Living (ISEAL), de la Victoria University en Australia (Sports Med. 2014 Jun;44(6):743-62). Allí mismo, hacen un breve repaso de lo que es el entrenamiento concurrente.

El entrenamiento concurrente es definido como el entrenamiento que incorpora tanto ejercicio de fuerza como de resistencia simultáneamente dentro de un régimen de entrenamiento periodizado. A pesar de los beneficios adicionales de combinar estos modos divergentes de ejercicio con respecto a la prevención de enfermedades y al rendimiento deportivo, la evidencia actual indica que este método puede atenuar las ganancias en la masa muscular, fuerza, y potencia comparado con emprender el entrenamiento de la fuerza en forma exclusiva. Esto ha sido descrito diversamente como el efecto de interferencia o efecto del entrenamiento concurrente. En recientes años, el conocimiento de los mecanismos moleculares que median la adaptación del entrenamiento en el músculo esquelético ha surgido y ofreció una visión potencialmente mecanicista sobre el efecto del entrenamiento concurrente. Aunque parece ser que varias respuestas de la señalización molecular inducidas en el músculo esquelético por el ejercicio de resistencia pueden inhibir vías que regulan la síntesis de proteínas y estimular la degradación de proteínas, estudios en humanos no han observado tal 'interferencia molecular' después del ejercicio concurrente agudo, lo que podría explicar una hipertrofia muscular 'comprometida' o 'compuesta' luego del entrenamiento concurrente. Sin embargo, dada la multitud de variables del entrenamiento concurrente y las limitaciones de la evidencia existente, los roles potenciales de las variables individuales del entrenamiento sobre la interferencia aguda y crónica no son claras totalmente en la bibliografía científica, aseguran los autores.

Aunque los mecanismos de la señalización molecular que regulan la especificidad de la adaptación del entrenamiento están incompletamente resueltos, allí parece haber múltiples respuestas de la señalización inducidas por el ejercicio de resistencia capaces de inhibir la síntesis de proteínas y la degradación de las proteínas estimulantes (Fig. 1).

Dada que la hipertrofia de la fibra muscular requiere un balance neto positivo de la síntesis de proteínas por sobre la degradación de las proteínas, el antagonismo repetido de estas respuestas por el ejercicio de resistencia podría contribuir a limitar la hipertrofia de la fibra muscular después del entrenamiento concurrente. Quizás tal mecanismo bien caracterizado involucra el supuesto antagonismo entre las cascadas de señalización de AMPK y de mTORC1, pensado de ser involucrado predominantemente en la adaptación del entrenamiento de la resistencia y del entrenamiento de la fuerza, respectivamente.

En su conjunto, parece haber respuestas múltiples de señalización iniciadas por el ejercicio de resistencia con capacidad para inhibir componentes de la maquinaria de traducción y subsecuentemente las tasas de síntesis de proteínas, además de promover la degradación de proteínas. Sin embargo, es importante considerar que muchos de estos supuestos mecanismos de interferencia se han descrito en modelos de cultivos celulares o modelos animales, y a menudo, durante condiciones no-fisiológicas que pueden haber limitado la relevancia al músculo esquelético humano durante el ejercicio. Muchos de estos mecanismos son pobremente caracterizados en el músculo esquelético, y mucho menos en respuesta al ejercicio, y un trabajo más extenso debe realizarse para confirmar su relevancia a las adaptaciones del entrenamiento en el músculo esquelético humano. En realidad, pocos estudios han investigado si estos mecanismos operan en humanos luego del ejercicio concurrente, y por lo tanto, potencialmente si han contribuido a la hipertrofia muscular comprometida luego del entrenamiento concurrente.

Interferencia Molecular luego del Ejercicio Concurrente Agudo

Aunque pocos estudios realizados a la fecha han investigado las divergencias entre las respuestas moleculares al ejercicio de fuerza y de resistencia en los humanos, más específicamente, datos limitados están disponibles con respecto a las respuestas moleculares agudas luego del ejercicio concurrente (Tabla 1). Hasta la fecha, la mayoría de los estudios existentes han examinado las respuestas moleculares inducidas agudamente luego de la cesación del ejercicio concurrente (es decir, 15 minutos a 4 hs post-ejercicio) para investigar si estas respuestas son alteradas con el ejercicio concurrente versus el ejercicio de modo único.

El Rol de las Variables del Entrenamiento Concurrente en el Efecto de Interferencia

Dada la multitud de las potenciales variables del entrenamiento concurrente, los roles de muchas de estas variables sobre la interferencia aguda y crónica se mantienen incompletamente resueltos. Potencialmente, las variables específicas del entrenamiento concurrente podrían exacerbar la interferencia molecular, ya sea indirectamente comprometiendo 'la calidad' del estímulo del ejercicio de fuerza en sí (por ejemplo, vía fatiga residual o vaciamiento de sustrato), o directamente aumentando la actividad de las proteínas que actúan para inhibir la síntesis de proteínas y/o estimular la degradación de proteínas (ver Fig. 2). Mejorando el conocimiento acerca de la contribución de estas variables al efecto de la interferencia es, por lo tanto, crítico para informar su prescripción para maximizar el desarrollo simultáneo de masa muscular, fuerza, y resistencia. La evidencia existente, no obstante, ha empezado a dilucidar los roles potenciales de las variables específicas del entrenamiento sobre el efecto de la interferencia concurrente.

Recordemos que las variables que analizan los autores son: Orden de Ejercicio dentro de la Sesión, Duración de la Recuperación entre los Modos de Ejercicio (Proximidad), Intensidad de Entrenamiento de Resistencia, Volumen de Entrenamiento de la Resistencia, Modalidad del Entrenamiento de la Resistencia. Dichas variables, y sus interacciones entre sí, pueden ofrecer distintos efectos del entrenamiento concurrente.

Con todo lo anterior, y para ir cerrando conceptos, podemos agregar que mientras la considerable evidencia basada en el rendimiento existe para el efecto de la interferencia concurrente, datos limitados están disponibles con respecto a los factores moleculares responsables y el rol de variables específicas del entrenamiento sobre este fenómeno. La mayoría de los datos moleculares actuales indica que el ejercicio de resistencia no compromete las respuestas anabólicas tempranas al ejercicio de fuerza, proveyendo una visión mecanicista pequeña, por consiguiente, sobre el efecto de la interferencia vista después del entrenamiento concurrente a largo plazo. Sin embargo, los resultados a partir de la investigación existente son complicados por la multitud de potenciales variables del entrenamiento concurrente y los numerosos factores independientes capaces de influir en las respuestas moleculares agudas al ejercicio en el músculo esquelético humano. Así, hay una dificultad sustancial en la deducción de recomendaciones prácticas del entrenamiento a partir de la investigación existente para minimizar la interferencia entre el ejercicio concurrente de fuerza y de resistencia. Es más, aunque avances considerables han sido hechos, para nuestra comprensión de los factores moleculares que median en la adaptación del entrenamiento en el músculo esquelético, estos procesos complejos están resueltos en forma incompleta. Las observaciones de que no siempre las respuestas anabólicas de señalamiento al ejercicio muchas veces no se acoplan directamente a la síntesis de proteínas, y que estas respuestas agudas no son necesariamente predictivas de las adaptaciones crónicas del entrenamiento, representan limitaciones significativas a los estudios con base a respuestas agudas del entrenamiento concurrente. Por lo tanto, la posibilidad que se mantiene solamente utilizando las respuestas moleculares tempranas al ejercicio concurrente para extrapolar cualquier efecto de la interferencia crónica, puede dar una visión limitada de los factores que intervienen en la interferencia después del entrenamiento concurrente a largo plazo. Sin embargo, más elucidación de los factores moleculares que intervienen en la especificidad de la adaptación del entrenamiento en el músculo esquelético humano es necesaria, lo que a su vez puede proveer una visión mecanicista adicional sobre el fenómeno de la interferencia concurrente. Finalmente, un mejor conocimiento de los roles de las variables individuales del entrenamiento concurrente, incluyendo el orden del ejercicio dentro de la sesión, la duración de la recuperación entre los modos de ejercicio, y el volumen, la intensidad y modalidad del entrenamiento de resistencia sobre la modulación del efecto de la interferencia, es requerido para guiar la prescripción de ejercicio para maximizar adaptaciones del entrenamiento simultáneamente divergentes. El trabajo futuro debe apuntar aún más a clarificar los roles de estas variables del entrenamiento sobre la interferencia aguda y particularmente crónica en individuos entrenados para dar recomendaciones prácticas para minimizar la interferencia entre el ejercicio de fuerza y de resistencia concurrente.

Este tema está incluido en la próxima webinar que desarrollaremos en breve.

Bibliografía

Fyfe JJ, Bishop DJ, Stepto NK. Interference between Concurrent Resistance and Endurance Exercise: Molecular Bases and the Role of Individual Training Variables. Sports Med. 2014 Jun;44(6):743-62.

Coffey VG, Hawley JA. The molecular bases of training adaptation. Sports Med. 2007;37(9):737–63.

Apro W, Wang L, Ponten M, et al. Resistance exercise induced mTORC1 signalling is not impaired by subsequent endurance exercise in human skeletal muscle. Am J Physiol Endocrinol Metab. 2013;305:E22–32.

Carrithers JA, Carroll CC, Coker RH, et al. Concurrent exercise and muscle protein synthesis: implications for exercise countermeasures in space. Aviat Space Environ Med. 2007;78(5):457–62.

Donges CE, Burd NA, Duffield R, et al. Concurrent resistance and aerobic exercise stimulates both myofibrillar and mitochondrial protein synthesis in sedentary middle-aged men. J Appl Physiol. 2012;112(12):1992–2001.

Coffey VG, Jemiolo B, Edge J, et al. Effect of consecutive repeated sprint and resistance exercise bouts on acute adaptive responses in human skeletal muscle. Am J Physiol Regul Integr Comp Physiol. 2009;297(5):R1441–51.

Coffey VG, Pilegaard H, Garnham AP, et al. Consecutive bouts of diverse contractile activity alter acute responses in human skeletal muscle. J Appl Physiol. 2009;106(4):1187–97.

Lundberg TR, Fernandez-Gonzalo R, Gustafsson T, et al. Aerobic exercise alters skeletal muscle molecular responses to resistance exercise. Med Sci Sports Exerc. 2012;44(9):1680–8.

Wang L, Mascher H, Psilander N, et al. Resistance exercise enhances the molecular signaling of mitochondrial biogenesis induced by endurance exercise in human skeletal muscle. J Appl Physiol. 2011;111(5):1335–44.

Material adicional en nuestra sección:

Entrenamiento Concurrente de Fuerza y Resistencia: Una Revisión

Efectos de la Secuencia del Entrenamiento Concurrente de Fuerza y Resistencia Dentro de la Sesión Sobre el Rendimiento y la Capacidad Aeróbica

El entrenamiento concurrente de Fuerza y Resistencia: una buena alternativa para mejorar la salud y el fitness?

Entrenamiento Concurrente: efecto del orden de la sesión sobre respuesta aguda hormonal y la fuerza muscular

El entrenamiento concurrente de la Fuerza y la resistencia y su impacto sobre la recuperación luego de la sesión.

Adaptaciones Moleculares al Entrenamiento Concurrente

La importancia del tipo de ejercicio aeróbico durante el Entrenamiento Concurrente

COMPARTIR