Journal of Exercise Science Update (Nº 2) CORE

Journal of Exercise Science Update (Nº 2) CORE

Seguimos con la segunda entrega de este monográfico dedicado al entrenamiento del core. En próximas entregas más temáticas revisadas y actualizadas.

Journal of Exercise Science Update nº 2

Activación muscular del core durante ejercicios dinámicos de las extremidades superiores en mujeres

Aunque varias actividades diarias y deportivas exigen un uso controlado de los músculos abdominales y de la espalda mientras se trabaja con los miembros superiores, la actividad de los músculos del core durante los ejercicios dinámicos de las extremidades superiores en la posición de pie no ha sido estudiada ampliamente. El objetivo de este estudio transversal fue examinar la actividad muscular abdominal y de la espalda durante los ejercicios dinámicos de las extremidades superiores de pie y evaluar si estos ejercicios dinámicos son adecuados para el fortalecimiento de esta musculatura.

Se midió la activación del recto abdominal, oblicuo externo, longissimus y músculo multífidus durante los ejercicios dinámicos de hombro bilateral o unilateral, con o sin fijación de la pelvis en 20 mujeres sanas utilizando electromiografía de superficie. La activación de los músculos del tronco durante una contracción isométrica máxima fue utilizada como referencia comparativa. Con la extensión bilateral del hombro y la aducción horizontal unilateral del hombro, la actividad muscular abdominal fue > 60% de la actividad durante los ejercicios de referencia. Con la abducción unilateral horizontal del hombro y los ejercicios de extensión del hombro, la actividad de los músculos de la espalda fue > 60% de la actividad durante los ejercicios de referencia. Los niveles de activación muscular fueron 35-64% menores durante la aducción y abducción horizontal del hombro sin fijación en comparación con los ejercicios con fijación. Los resultados indican que los ejercicios de las extremidades superiores realizados en la posición de pie son eficaces para la activación de la musculatura central. La extensión del hombro bilateral y unilateral y la abducción y aducción horizontal unilateral del hombro con la pelvis fija obtuvieron la mayor actividad de los músculos del core.


Este estudio aporta interesantes consideraciones para el diseño de ejercicios que tengan el propósito de integrar la participación estática de la musculatura estabilizadora del tronco. El hecho de realizar cualquier ejercicio contra resistencias para las extremidades superiores de forma unilateral con un peso libre, un cable de polea o una banda elástica por ejemplo hará que la mayor resistencia a un lado del cuerpo incremente significativamente las demandas de estabilización, proporcionando una activación muscular adicional del core. Por tanto, este estudio viene a demostrar que los ejercicios unilaterales dinámicos para las extremidades superiores realizados en bipedestación activan intensamente la musculatura central lumbo-abdominal.

Así, cualquier ejercicio de este tipo, modificando los brazos de palanca y dirección del movimiento (empuje vs tracción) requerirá que la musculatura estabilizadora central, especialmente del lado contralateral, contrarreste isométricamente el torque desestabilizador del centro de gravedad, y poder así mantener el correcto posicionamiento corporal y equilibrio. Este efecto puede magnificarse si conseguimos colocarnos en posiciones corporales donde la pelvis se mantenga más fija o estable (por ejemplo, de rodillas o en sedestación). Además, la mayoría de las actividades de la vida diaria, laboral y deportiva son de tipo unilateral, por lo que desde este punto de vista se podrían considerar a los ejercicios realizados de esta forma como más “funcionales” y apropiados en fases avanzadas del fortalecimiento del core.


Activación muscular del tronco durante ejercicios de estabilización con apoyo sobre una y dos piernas.

El objetivo de este estudio fue analizar la actividad de los músculos del tronco durante ejercicios de estabilización tipo puentes cuando se combina con estrategias de apoyo sobre una y dos piernas. Veinte y nueve voluntarios sanos realizaron ejercicios de puente en 3 posiciones diferentes (de espaldas, de frente y de lado), con y sin una pierna elevada, y un ejercicio en cuadrupedia con pierna y brazo contralateral elevados ("bird-dog"). Mediante EMG de superficie se registró bilateralmente el recto abdominal (RA), oblicuo externo e interno (EO, IO), y erector de la columna (ES). Los puentes de espaldas, de frente y laterales principalmente activaron el ES (aproximadamente el 17% MVC), el RA (aproximadamente el 30% MVC) y los músculos necesarios para soportar el momento lateral (en su mayoría oblicuos), respectivamente. En comparación con los ejercicios convencionales de puente con doble apoyo, el apoyo sobre una sola pierna produjo mayores niveles de activación del tronco, principalmente en los músculos oblicuos. El ejercicio bird-dog produjo mayor actividad del IO en el lado del brazo elevado y en el lado contralateral el ES. En conclusión, durante un puente común con doble apoyo de piernas, los músculos antigravitatorios fueron los más activos. Cuando se realiza con una pierna elevada, sin embargo, los torques de rotación aumentaron la activación de los rotadores del tronco, especialmente el IO. Esta información puede ser útil para los médicos y especialistas en rehabilitación en la determinación de la progresión de ejercicios adecuada para los estabilizadores del tronco.


Este estudio confirma que para progresar con los típicos ejercicios de estabilización raquídea basta con disminuir el número de apoyos (base de sustentación) para conseguir niveles de activación muscular crecientes, generando además de esta forma torques desestabilizadores en el plano transversal que deben ser compensados principalmente por la musculatura rotadora del tronco.


Actividad muscular del tronco al levantar objetos de peso inesperado

OBJETIVO: Determinar la actividad de los músculos del tronco al levantar un objeto de mayor peso de lo esperado, lo que puede contribuir al desarrollo de dolor de espalda baja.

DISEÑO: Evaluación electromiográfica de la actividad de los músculos del tronco. Emplazamiento Universidad de Tsukuba, laboratorio Spine.

PARTICIPANTES: Once hombres sanos, con una edad media de 24 (DE 2) años.

Intervenciones: La actividad muscular del tronco se midió cuando los sujetos levantaron un objeto con su brazo derecho en respuesta inmediata a un estímulo luminoso. Los electrodos de superficie se utilizaron para medir la actividad del recto abdominal, oblicuo externo músculos erector y erector y el transverso del abdomen y los músculos lumbares multífidus, respectivamente. Las pruebas de levantamiento se realizaron en tres configuraciones diferentes: levantar un objeto esperado de 1 kg, el levantamiento de un objeto inesperado de 4 kg (erróneamente esperaban que pesara 1 kg), y el levantamiento de un objeto esperado de 4 kg.

Principales medidas de resultado: La actividad muscular inducida cuando los sujetos levantaron objetos de diferentes pesos se comparó calculando la raíz media cuadrática (RMS) de la actividad muscular en reposo y la contracción voluntaria máxima %.

RESULTADOS: Cuando los sujetos eran conscientes del peso del objeto a ser levantado, la actividad del oblicuo externo, transverso del abdomen, erector de la columna lumbar y músculos multífidus aumentó inmediatamente después de la elevación. Cuando los sujetos no eran conscientes del peso del objeto a levantar, el aumento de la actividad muscular se retrasó (P <0,05).

CONCLUSIONES: Los músculos del tronco pueden no ser capaces de funcionar adecuadamente cuando los individuos levantan un objeto que es mucho más pesado de lo esperado.


Los mecanismos neurales de control motor del raquis (feed-forward y feed-back) cumplen una función fundamental para estabilizar el tronco ante el levantamiento de cargas, aspecto el cual es susceptible de ser entrenado y es clave para la prevención de lesiones por el levantamiento de objetos pesados u otro tipo de tareas que demanden una fuerte estabilización del tronco.


Análisis electromiográfico de los músculos del tronco y cadera durante la marcha lateral resistida con bandas

El propósito de este estudio fue cuantificar simultáneamente los niveles de activación/reclutamiento bilateral (% máxima contracción voluntaria isométrica [MCVI]) para el tronco y la musculatura de la cadera de las extremidades inferiores tanto en movimiento como en parado al caminar lateralmente con la resistencia de una banda. Se registró la diferencia de la actividad electromiográfica (EMG) de la cadera entre la posición neutra, rotación interna y externa en 21 participantes sanos. Las señales EMG se obtuvieron con electrodos de superficie DE-3.1 de doble diferencial a una frecuencia de muestreo de 1000 Hz durante tres pasos laterales consecutivos. La activación EMG promedio del glúteo medio fue mayor (p = 0,001) para el miembro estático (18% MCVI; SD 52) que de la extremidad en movimiento (16% MCVI; SD 35). La activación EMG del glúteo mayor fue mayor (p = 0,002) para el miembro estático (19 ± 13% MCVI) que de la extremidad en movimiento (9% MCVI; SD 13). La activación del erector espinal fue mayor (p = 0,007) en rotación interna de cadera (30 ± 13% CIVM) que en rotación neutra (10% MCVI; SD 26) y la del miembro móvil (15% MCVI; SD 31) fue mayor (p = 0,039) que el de la extremidad estática (11% MCVI; SD 23). La activación muscular del glúteo medio y mayor fue mayor en la extremidad estática que en la extremidad en movimiento al caminar lateralmente con la resistencia de una banda. Por lo tanto, los médicos pueden plantearse el considerar el uso de la extremidad afectada como la extremidad estática durante el ejercicio de caminar lateralmente con la resistencia de una banda.


La musculatura glútea (especialmente la porción media) tiene una importante función estabilizadora de la cadera que puede ser entrenada con ejercicios que impliquen acciones estáticas en apoyo de una extremidad inferior mientras el lado contralateral realiza acciones dinámicas.


La velocidad en los ejercicios isocinéticos del tronco influye en los patrones de reclutamiento muscular en sujetos sanos

Los ejercicios isocinéticos a diferentes velocidades angulares con los dispositivos Cybex son frecuentemente utilizados para la evaluación y el tratamiento de pacientes con dolor lumbar crónico. Poco se sabe sobre el efecto de la velocidad de movimiento en la actividad muscular durante estos ejercicios. El propósito de este estudio fue investigar tanto la actividad muscular relativa como los ratios de la actividad muscular local respecto a la global a diferentes velocidades de movimientos isocinéticos en un dinamómetro Cybex. Cincuenta y tres empleados saludables del cuerpo de defensa belga (26 varones y 27 mujeres) de edades comprendidas entre los 20 y 57 años de edad realizaron voluntariamente ejercicios isométricos e isocinéticos a cuatro velocidades diferentes. Se registraron señales electromiográficas de superficie de diferentes músculos abdominales y de la espalda en ambos lados. Tanto la actividad muscular relativa como el ratio de la actividad muscular local respecto a la global de los músculos de la espalda se vieron afectados por los cambios de velocidades de los ejercicios isocinéticos. El sistema muscular global fue más afectado por los cambios en la velocidad, que el sistema muscular local. La actividad muscular abdominal relativa y los ratios no se vieron influidos por la velocidad de movimiento. Este estudio reveló que la velocidad de los ejercicios isocinéticos de extensión influye en el reclutamiento de los músculos de la espalda, lo que significa que los protocolos de los programas de entrenamiento deberían ser adaptados en función del enfoque del tratamiento.


Este estudio confirma que el reclutamiento muscular en la extensión del tronco puede verse afectado por la velocidad de ejecución, de forma que en los ejercicios de extensión lumbar la musculatura “global” (más superficial) posee más capacidad que la musculatura “local” (más profunda) para generar movimientos más rápidos, seguramente por tener brazos de palanca más largos y poder generar momentos extensores mayores.


Ensayo controlado aleatorizado sobre los efectos de un programa de estabilización del tronco en el control del tronco y la carga de la rodilla.

ANTECEDENTES: Muchas maniobras deportivas implican la coordinación de movimientos entre las extremidades inferiores y superiores, lo que sugiere que un mejor uso de los músculos del core puede conducir a mejorar el rendimiento deportivo y reducir el riesgo de lesión.

PROPÓSITO: Determinar en qué medida un programa de entrenamiento con ejercicios de estabilización del tronco cuasi-estáticos (TS) puede mejorar medidas del rendimiento del core, la fuerza en las piernas, la agilidad y la carga dinámica de la rodilla en comparación con la incorporación de un programa de fuerza a solas (RT).

Métodos: Treinta y siete sujetos masculinos fueron asignados aleatoriamente a un programa de RT a solas o a un programa RT y TS, con una duración de 6 semanas cada uno. Se recogieron medidas en el periodo pre y post-entrenamiento sobre la fuerza y la resistencia del core, el control del tronco, la carga de la rodilla durante situaciones imprevistas, la fuerza de las piernas y la agilidad.

RESULTADOS: El análisis inter-grupo mostró que el grupo TS mejoró significativamente sólo la resistencia del core en comparación con el grupo RT (puente lateral, P = 0,050). El análisis intra-grupo mostró que el grupo TS mejoró la fuerza lateral del core (tracción máxima, con el cable en el lado no dominante; 44,5 ± 61,3 N, P = 0,037). Ambos grupos aumentaron la fuerza de piernas (peso muerto 1 repetición máxima; TS: 55,1 ± 46,5 kg, p = 0,003; RT: 33,4 ± 17,5 kg, P <0,001) y disminuyeron el control del tronco en el plano sagital (test de liberación repentina de la fuerza; cable por delante; TS : 2,54 ± 3,68 °, P = 0,045; RT: 3,47 ± 2,83 °, P = 0,004), pero sólo el grupo de RT disminuyó el control lateral del tronco (liberación repentina de fuerza; cable en el lado dominante; 1,36 ± 1,65 °, P = 0,029). El grupo RT mejoró en el salto de pie en profundidad (73,2 ± 108,4 mm, P = 0,049), pero también mostró un aumento del momento de abducción de la rodilla durante el corte imprevisto (1.503 veces más (porcentaje de peso corporal × altura), P = 0,012).

CONCLUSIONES: Los ejercicios cuasi-estáticos del programa TS no mejoraron más la fuerza del core, el control del tronco, o la carga de la rodilla en relación al programa RT, potencialmente debido a la falta de ejercicios, incluyendo perturbaciones inesperadas y movimientos dinámicos. En conjunto, estos resultados sugieren la importancia potencial del entrenamiento específico de control del tronco para hacer frente a los factores de riesgo de lesión conocidos del ligamento cruzado anterior.


En el resumen de este estudio no conocemos qué ejercicios y en qué dosis se realizó el entrenamiento específico de estabilización del tronco (aspectos clave, y que probablemente no fueron lo suficientemente específicos como para esperar el efecto de dicha intervención sobre la carga y disposisción de la rodilla). Tal vez sea demasiado presuntuoso pretender demostrar que mediante la inclusión de ejercicios de estabilización del tronco a un programa convencional de entrenamiento de la fuerza se pueda mejorar la fuerza de las piernas y reducir el riesgo de lesión de las extremidades inferiores sin considerar otros aspectos.


Alteración de la coordinación muscular del tronco durante la flexión rápida del tronco en personas con remisión de dolor de espalda recurrente.

Las personas con un historial de dolor lumbar (DL) están en alto riesgo de enfrentarse a otros episodios de dolor lumbar. Durante la remisión del DL, se ha sugerido que la alteración del control de la musculatura del tronco produce un impacto negativo sobre la salud de la columna vertebral. Como el comienzo súbito de dolor lumbar ha sido señalado durante la flexión del tronco, el objetivo del presente estudio fue investigar si la contratación dinámica muscular del tronco se alteraba en la remisión del DL. Once personas con remisión de dolor lumbar recurrente y 14 controles sin dolor realizaron la flexión del tronco durante una situación con y sin carga. La actividad electromiográfica de la musculatura paraespinal (erector spinal lumbar y torácico, dorsal ancho, profundo y multífidus superficiales) y de los músculos abdominales (oblicuo interno, externo y recto abdominal) fue registrada con electrodos de superficie y agujas finas. Los participantes con DL mostraron niveles más altos de co-contracción de los músculos flexores/extensores, una menor actividad muscular agonista abdominal y una mayor actividad antagonista paravertebral que los controles, tanto cuando los datos se analizaron muscularmente de forma agrupada como individualmente. Un sub-análisis de las personas con dolor lumbar unilateral (n = 6), señaló cambios opuestos a nivel profundo y superficial del multífidus en relación con el lado del dolor. Estos resultados sugieren que el control dinámico de los músculos del tronco se modifica durante la remisión de LBP, y posiblemente podría incrementar la carga de la columna vertebral y resultar en una temprana fatiga muscular debido al uso intensificado de la musculatura. Estas consecuencias negativas para la salud de la columna podrían contribuir a la recurrencia del DL.


Los sujetos con dolor lumbar presentan cuadros alterados de la activación muscular lumbo-abdominal, lo que puede predisponerles a seguir sufriendo episodios de dolor.

COMPARTIR