La Prevención / Rehabilitación Cardiovascular definitivamente atenúa la reestenosis de los Stent Coronarios...

La Prevención / Rehabilitación Cardiovascular definitivamente atenúa la reestenosis de los Stent Coronarios...

Quienes hacemos de la Rehabilitación Cardiovascular nuestra Especialidad, dentro de la Cardiología, sabemos cuáles son los efectos de la misma sobre todos los pacientes, especialmente los que son portadores de enfermedad coronaria, con o sin infarto, con cirugía o no, con angioplastia con stent con drogas o no, en todos ellos, nosotros vemos y vivimos la mejora que les produce la RHCV día tras día...

Ya existían algunos estudios que habían evaluado con cinecoronariografía la capacidad de la RHCV (entiéndase a la misma como educación con modificación de hábitos tóxicos, alimentación saludable, ejercicio físico regular y adherencia a las recomendaciones medicas) para enlentecer, detener e incluso hacer retrogradar el proceso aterosclerótico coronario, pero como comprenderán, estos estudios son muy escasos dado que no es tan simple, reestudiar angiograficamente a un grupo grande de pacientes, que han logrado su estabilidad clínica, luego de un determinado tiempo en RHCV.

Hace solo tres meses, se ha publicado en la prestigiosa revista American Journal of Cardiology, un muy interesante trabajo.

Sabiendo, que las angioplastias con stent con drogas (DES), en lesiones coronarias complejas y largas, pese a utilizar este tipo de stent tienen una taza algo mayor de reestenosis, en relación a los mismos casos pero con lesiones más cortas y menos complejas, se diseño este interesante estudio que tiene como propósito evaluar los resultados angiográficos después de un programa de RHCV en pacientes sometidos a angioplastia con DES en lesiones coronarias largas complejas, en comparación con un grupo similar pero que no fue derivado a RHCV.

Para ello, los autores estudiaron a los pacientes sometidos a angioplastias (PTCA) con Stent Farmacoactivos (DES) sobre lesiones largas complejas, tratados con o sin un programa de rehabilitación cardiaca.

Se trato de un estudio de tipo prospectivo, en el que se incorporaron los pacientes con lesiones coronarias largas complejas, las que fueron definidas como lesiones de ≥25 mm, a quienes se le implantaron sendos stents farmacoactivos, luego los pacientes fueron divididos en dos grupos según si cumplían o no un programa de rehabilitación cardiovascular integral.

Se incluyeron un total de 576 pacientes y el programa de RHCV se realizó con éxito en 288 pacientes (50%).

El objetivo final primario fue la pérdida luminal tardía intra-stent a los 9 meses de seguimiento angiográfico, es decir la reestenosis evaluada con nueva cinecoronariografía.

Los dos grupos fueron homogéneos, con muy pocas pocas diferencias significativas entre ambos, además de cumplir o no con un Programa Integral de RHCV.

Los resultados nos mostraron que la tasa de pérdida luminal tardía intra-stent en el grupo RHCV fue 35% menor que en el grupo de atención habitual (0,19 ± 0,33 mm en RHCV vs. 0,29 ± 0,45 mm en no-RHCV, diferencia 0,08 mm, IC del 95% 0,01 a 0,16, p = 0,02) a los 9 meses de seguimiento.

Tras el análisis estadístico, los resultados fueron consistentes (0,18 ± 0,31 mm en RHCV vs. 0,28 ± 0,41 mm en el grupo no-RHCV, diferencia 0,10 mm, IC del 95% 0,02-0,18, p = 0,02).

Además y como era esperado, el grupo de RHCV mostró una mejora significativa en el perfil general de riesgo en comparación con el grupo de no-RHCV, incluyendo el tabaquismo, perfil lipídico, la capacidad del ejercicio, la depresión, y la obesidad.

En la repetición angiografía a corto plazo, el tamaño de la lesión era más pequeño y los factores de riesgo cardiaco (tabaquismo, perfil lipídico, la capacidad del ejercicio, la depresión, y la obesidad) se mejoraron en los pacientes que cumplieron con la rehabilitación cardiaca integral.

Como conclusión, este gran estudio nos enseña como un programa integral de RHCV redujo significativamente la pérdida luminal tardía que ocurre después de la implantación de stents liberadores de fármacos en los procedimientos intervencionistas sobre lesiones coronarias largas complejas, que habitualmente, a pesar de usar este tipo de stent, sufren mayores complicaciones que las lesiones más cortas.

Este estudio que involucro a 576 pacientes que aceptaron ser reestudiados por medio de la cinecoronariografía a los 9 meses de su angioplastia inicial, nos muestra a las claras los efectos beneficiosos de la RHCV sobre los pacientes coronarios y confirma que, el tratamiento de la cardiopatía isquémica, requiere un enfoque integral dentro del cual, la RHCV no debe quedar fuera…

Lamentablemente, la derivación a RHCV de parte de los Cardiólogos de Cabecera, sigue siendo aun insuficiente, (no solo en la Argentina, si no en la mayoría de los Países del Mundo).

Ya sabemos que no debiera haber ningún paciente cardiovascular que no ingrese a un plan de RHCV integral, todos estos trabajos nos van dando cada vez mas evidencia científica, de los efectos terapéuticos de la RHCV y de la “mala praxis” en que incurren quienes no la tienen como parte del tratamiento de sus pacientes… Seguramente a ningún colega, se le ocurriría NO indicar la colocación de un stent (DES) para estos pacientes portadores de enfermedad coronaria, con lesiones de estas características… No hacerlo sería un olvido inaceptable, podríamos decir incluso, un delito, del mismo modo, dentro de poco, se podrá demostrar lo mismo para quienes no utilicen la RHCV como parte de sus tratamientos.

Prof. Dr. Alejandro M. Gómez Monroy (www.cardioactivo.com.ar)

Pueden obtener el artículo original, ingresando a este Link:

Impact of Cardiac Rehabilitation on Angiographic Outcomes After Drug-Eluting Stents in Patients With De Novo Long Coronary Artery Lesions

Autores: Jong-Young Lee, Sung-Cheol Yun, Jung-Min Ahn, Duk-Woo Park, Soo-Jin Kang, Seung-Whan Lee, Young-Hak Kim, Cheol Whan Lee, Seong-Wook Park, Yeong Sook Yoo, Eun-Kyung Park, Young-Soo Jin, Jeongsoon Kim, Hyo-Jung Nam, Sun-Yang Min, Seung-Jung Park.

Revista: Am J Cardiol 2014 01 de junio, 113 (12) 1977-1985.

COMPARTIR