Lactato

Ácido orgánico débil descubierto por el químico sueco Carl Wilheim Sheele en 1780. A pH fisiológico no existe como ácido láctico sino como lactato, su base conjugada. De este modo, el lactato no puede liberar protones y contribuir a la disminución del pH sanguíneo.

Figura 1. Estructura química del ácido láctico y del lactato (su base conjugada). La H del lado derecho de la reacción debería tener un signo +, ya que constituye un protón.

Históricamente se le han atribuido al lactato numerosos aspectos negativos entre los que se encuentran:

1) Fatiga muscular

2) Daño muscular

3) Dolor muscular

4) Acidificación de las células

En la actualidad no hay evidencia contundente que apoye estas afirmaciones. De hecho, los trabajos del investigador Robert Robergs presentan un nuevo enfoque sobre la acidosis metabólica inducida por el ejercicio, en el cual el lactato no solo no causa sino que retrasa la acidosis y permite que la glucólisis pueda continuar.

Así, en la actualidad se sabe que el lactato es un valioso sustrato energético que utilizan las células musculares y de otros tejidos para sintetizar ATP o biosintetizar otras moléculas como la glucosa.

COMPARTIR