Los 400 metros vallas: una prueba de control de la zancada.

Los 400 metros vallas: una prueba de control de la zancada.

Ideada por los ingleses hacia mitad del siglo XIX, como una prueba de poner en práctica a través de la resistencia lo que los pastores ingleses había implementado como competencias entre los vallados de las ovejas, que solían tener 10 yardas de separación(Bravo, 1994), las carrera de los 400 metros vallas se establece similar a su homóloga de los 440 yardas lisos con la presencia de obstáculos que imitan a cierta forma los hipódromos donde se disputaban las clásicas carreras de obstáculos con caballos.

Como casi todas pruebas olímpicas se instauraron a partir de 1912 con las distancias que conocemos ahora. 45 metros de la salida a la 1º valla donde los atletas paradójicamente adquieren más velocidad que los corredores y corredoras de 110 y 100 metros vallas. Es lógico ya que la aceleración producida por las 7 a 8 zancadas no son comparables con las 22-23 que se emplean en los 400 mv donde se adquiere una velocidad que permite una aceleración más prolongada (Schmolinsky, 1981).

Y a partir de este punto es cuando es clave tanto como correr entre vallas, las zancadas han ido evolucionando desde que se controla el rendimiento desde 15 a los 13 actuales en los hombres, motivado entre otras cosas por la mejora de los pavimentos en las pistas y por el uso de ambas piernas en la búsqueda de una rítmica ideal, esto ocurría hacia la década de los 50 y prácticamente hasta la actualidad (Sánchez Molina, 1997).

En las mujeres su incorporación tardía en Los Ángeles 1984 como prueba olímpica muestran que la tendencia de las corredoras de élite mundial ha ido siempre en pos de optar a las 15 zancadas, y es que al igual que los hombres el número impar de zancadas incluye el dominio de una pierna técnica sobre la valla que equivale a una reducción de la pérdida de velocidad por establecer una frecuencia adecuada durante toda la distancia.

Esta pequeña introducción nos lleva a una mayor profundidad de contenidos a través del webinar sobre entrenamiento de los 400 mv.

Bibliografía

Bravo, J. (1994). Atletismo 1: CarrerasReal Federación Española de Atletismo.

Sánchez Molina, L. (1997). El ritmo en la prueba de 400 mts vallas. Rincon del Entrenador, 2

Schmolinsky, G. (1981). In Pila Teleña A. E. (Ed.), Atletismo. Madrid: Pila Teleña.

COMPARTIR