Metabolismo aeróbico muscular del tronco

Metabolismo aeróbico muscular del tronco

Respuestas del metabolismo aeróbico muscular del tronco en atletas de resistencia, atletas de combate y hombres desentrenados


Los músculos extensores del tronco están envueltos en actividades comunes como estar de pie, caminar y estar sentado. Como músculos posturales, ellos son requeridos continuamente para la estabilidad de la columna lumbar, en tareas cotidianas y en actividades deportivas. Este grupo muscular también está implicado en la primera causa de limitación de actividad crónica, es decir., dolor de espalda baja, caracterizado por un nivel alto de fatiga en los músculos de la espalda inferior. Por lo tanto, la fatiga en los músculos extensores del tronco es un factor de salud y de rendimiento. La fatiga muscular puede deberse, al menos en parte, a un bajo nivel de la capacidad aeróbica, que puede depender de la adecuación de las respuestas del sistema cardiorrespiratorio y/o de la función oxidativa muscular para satisfacer la energía requerida durante la contracción muscular. En este contexto, parece necesario explorar las vías aeróbicas durante la contracción de los músculos extensores del tronco para entender mejor las limitaciones fisiológicas de este grupo muscular.

Por un lado, el entrenamiento de ciclismo es reconocido por mejorar las respuestas cardiovasculares y el metabolismo aeróbico de las piernas durante el ejercicio de todo el cuerpo. Pero, a diferencia de los músculos de las piernas, los músculos extensores del tronco tienen un papel limitado en el ciclismo, y se desconoce el efecto del ciclismo en las respuestas aeróbicas de los músculos del tronco a la contracción sostenida. Por otro lado, el judo implica el uso intensivo de los músculos de la espalda. Por lo tanto, los judokas presentan una mayor fuerza y resistencia muscular en el tronco, incluso en comparación con los ciclistas. Estos beneficios funcionales pueden deberse a adaptaciones musculares del tronco en lugar de cardiorrespiratorias, pero aún no se ha investigado. Por lo tanto, se puede suponer que el ciclismo y el judo inducirían diferentes respuestas aeróbicas al ejercicio de extensión del tronco: el primero mejoraría la velocidad de las respuestas aeróbicas debido a las rápidas adaptaciones cardiovasculares, el segundo permitiría una mayor eficiencia muscular del tronco debido a su uso intensivo.

Así, recientemente Agathe Anthierens de la Unité de recherche pluridisciplinaire Sport Santé Société (Francia), llevó a cabo un estudio cuyos objetivos fueron, primero, identificar si la práctica de diferentes deportes está asociada con cambios específicos en las respuestas aeróbicas al ejercicio de extensión del tronco, y segundo, clarificar la naturaleza de estos cambios. Por lo tanto, se propuso investigar las adaptaciones aeróbicas musculares en hombres bien entrenados y la influencia de la especialización deportiva, comparando el VO2 y las respuestas de oxigenación muscular de los extensores del tronco durante el ejercicio de extensión del tronco en judokas, ciclistas y hombres jóvenes no entrenados.

Once judokas, 10 ciclistas y 9 jóvenes sanos sin entrenamiento realizaron ejercicios de extensión de tronco en un dinamómetro isocinético. Durante la primera sesión, se evaluó la fuerza muscular durante la extensión máxima del tronco. Durante una segunda sesión, se realizó un ejercicio de 5 minutos para investigar las respuestas aeróbicas con respecto a los músculos del tronco.

La técnica de espectroscopia de reflectancia en infrarrojo cercano y un analizador de intercambio de gases se utilizaron de manera continua para evaluar la eficiencia mecánica, la cinética de VO2 en conjunto, la desoxigenación del músculo del tronco y el volumen sanguíneo. Los judokas mostraron mayor resistencia del tronco y eficiencia mecánica (p <0.05). Los ciclistas presentaron una cinética más rápida al comienzo del VO2 (p <0.05) y mayor desoxigenación muscular y volumen sanguíneo en comparación con los hombres desentrenados (p <0.001).

Estos resultados sugieren que practicar judo, mejora la eficiencia de la extensión del tronco, mientras que el ciclismo acelera las vías aeróbicas y mejora las respuestas microvasculares al ejercicio de extensión del tronco. La práctica deportiva mejora las respuestas del metabolismo aeróbico en los músculos extensores del tronco de manera diferente, de acuerdo con las especificidades del entrenamiento.

Este estudio apoya la hipótesis de que la práctica deportiva está asociada con una mejor respuesta del metabolismo aeróbico al ejercicio de extensión del tronco. Sin embargo, estas adaptaciones difieren según el deporte practicado: el judo, además de fortalecer los músculos del tronco, está asociado con menores necesidades de O2, o sea, una disminución del costo de O2 para realizar el ejercicio de extensión del tronco, mejorando la eficiencia mecánica. El ciclismo está asociado con respuestas más rápidas de la vía de O2 al ejercicio de extensión del tronco y una mayor desoxigenación muscular de los extensores del tronco y volumen sanguíneo local. Si se considera que la capacidad de los músculos para realizar tareas prolongadas está relacionada en parte con la contribución de la vía aeróbica, esto puede sugerir que la combinación de entrenamientos con ejercicios de resistencia y un entrenamiento más específico del ejercicio muscular del tronco podría ser una forma útil de prevenir la fatigabilidad de los músculos de la espalda durante las tareas diarias, que es una causa potencial de dolor lumbar.

SHARE