¿Para qué Evaluar el Rendimiento en los Deportes de Resistencia?, ¿Dónde?, ¿Cuándo? y Por qué?

¿Para qué Evaluar el Rendimiento en los Deportes de Resistencia?, ¿Dónde?, ¿Cuándo? y Por qué?

La valoración del rendimiento protocolizada y rigurosa no es una práctica habitual entre muchos entrenadores y profesionales relacionados a los deportes de resistencia con los que estoy en contacto. Más bien, es todo lo contrario. Entre los deportistas ocurre algo parecido, y es común escuchar el planteo: “no me hace falta evaluar porque la mejor evaluación son las competencias en sí mismas”.

En la literatura científica hay mucha información útil e interesante sobre este tópico clave. Currell y Jeukendrup publicaron en 2008 una revisión interesante sobre este tema, aunque ese trabajo lamentablemente puede no estar al alcance de muchos entrenadores de campo. En nuestra sección temática también hemos hecho algún aporte relacionado: http://g-se.com/es/entrenamiento-de-la-resistencia/f-ahumada-entrenamiento-o/blog/evaluaciones-en-ciclismo-para-que-sirven

El capítulo 8 del interesante y bastante práctico libro High Performance Cycling también de Jeukendrup, relacionado a las evaluaciones de campo, es también otra buena opción para introducirse a la valoración del rendimiento, en este caso, específicamente aplicada al ciclismo. De este modo podemos tratar de responder una de las primeras preguntas planteadas….

¿Para qué Evaluar?

Podemos dar varias razones:

1)A través de la valoración del rendimiento aplicada al entrenamiento de la resistencia es posible monitorear sistemáticamente los cambios en la fisiología del atleta a través del tiempo.

2)A lo largo de una temporada en la que se registren varias evaluaciones, se pueden relacionar los cambios observados a la efectividad del programa de entrenamiento realizado. Y este es en mi opinión un punto clave, ya que con un control riguroso, que es claro que no siempre podrá ser realizado, se podrá determinar la respuesta del deportista a la dosis de entrenamiento propuesta. Y tal como señala el reconocido científico Carl Foster, la única forma de encontrar esta relación es a través del trabajo en el campo con el deportista.

3)Si las evaluaciones se realizan en una base regular, puede ser posible para el entrenador utilizar los resultados para evaluar los primeros signos de fatiga y sobreentrenamiento.

4)La valoración del rendimiento permite identificar fortalezas y debilidades de la fisiología del deportista, que puedan influenciar el logro de un objetivo particular. Precisamente en esto se basa el modelo de periodización contemporáneo propuesto por los reconocidos profesionales de los deportes de resistencia Jonathan Esteve y Roberto Cejuela.

¿Dónde Evaluar?

Es para destacar que desde que trabajo con un sensor de potencia que me permite evaluar en condiciones de campo y con la bicicleta del ciclista, he subestimado la importancia de las evaluaciones de laboratorio. Incluso llegué a pensar que por su cierta falta de especificidad en relación al terreno, resistencia del aire así como también posición (no en todos los ergómetros), los datos que brinda este tipo de valoración son poco “aplicables”.

No obstante, luego de enfrentarme a variables incontrolables, principalmente el viento, que literalmente me ha arruinado mediciones realizadas en ciclismo, he apreciado la gran importancia de la valoración en condiciones de laboratorio. Y así llegué a comprender que este tipo de valoración de la performance no reemplaza sino que complementa a las evaluaciones que pueden ser realizadas en el campo. Por mi propia experiencia considero que un aspecto clave de este tipo de evaluaciones es efectivamente la posibilidad de controlar a un nivel impensado en el campo todas las variables, lo que impactará significativamente la reproducibilidad de las mediciones.

¿Cuándo Evaluar?

En la literatura (Jeukendrup, 2010) se destaca la importancia de la valoración del rendimiento al inicio y al final de cada diferente fase del entrenamiento. Un ejemplo puede ser antes del inicio y al final de un período de entrenamiento de base de 8 semanas para un corredor o un ciclista. Se recomienda también (Jeukendrup, 2010) realizar algún tipo de valoración fisiológica hasta 6 veces a lo largo del año. Sin dudas, cada entrenador podrá ajustar esto a las necesidades y la realidad de sus deportistas.

Destacar por último que el valor real de la valoración de la performance es monitorear sistemáticamente los cambios en la fisiología a través del tiempo.

Lic. Facundo Ahumada

Capacitaciones Relacionadas

http://g-se.com/es/entrenamiento-de-la-resistencia/f-ahumada-entrenamiento-o/capacitacion/webinar-de-lineamientos-practicos-para-la-valoracion-fisiologica-del-rendimiento-en-los-deportes-de-resistencia

http://g-se.com/es/entrenamiento-de-la-resistencia/f-ahumada-entrenamiento-o/capacitacion/curso-de-preparacion-fisica-integral-en-el-ciclismo-de-ruta-y-montana

Servicios Relacionados

http://www.facundoahumada.com/servicios

Referencias y Lecturas de Interés

Currell K. and A. E. Jeukendrup Validity, Reliability and Sensibity of Measures of Sporting Performance. Sports Med., 38 (4): 297-316, 2008.

Hopker J. and Simon Jobson. Laboratory and Field Assesment of Cycling Ability. In: Performance Cycling – The Science of Succes. Bloomsbury, 2012.

Jeukendrup Asker. High Performance Cycling. Human Kinetics Publishers, 2010.

http://www.facundoahumada.com/articulos/la-fisiolog%C3%ADa-del-ciclismo

http://g-se.com/es/entrenamiento-de-la-resistencia/f-ahumada-entrenamiento-o/blog/utilidad-de-la-valoracion-fisiologica-y-bioquimica-del-deportista-de-resistencia-valoracion-del-estado-nutricional-y-control-del-entrenamiento-deportivo

COMPARTIR