Perfil de Potencia Individual

Como afirmamos en una entrada anterior (http://g-se.com/es/entrenamiento-de-la-resistencia/f-ahumada-entrenamiento-o/blog/factores-fisicos-y-su-influencia-en-la-produccion-de-potencia-en-ciclistas_6804) el objetivo principal de todo ciclista, más allá de la disciplina que practique, es aumentar sus niveles de producción de potencia y ser capaz de sostenerlos en el tiempo. El incremento de la producciónd de potencia puede conseguirse de diferentes formas, a saber, usando un desarrollo más grande, pedaleando más rápido (con mayor cadencia) o ambos. Con alguna de estas tres combinaciones la producción de potencia se verá aumentada.

El uso de los medidores de potencia se ha extendido entre los ciclistas de elite mundial, y quizás su elevado costo es el punto que más en contra le juega para equiparar la amplia utilización de los pulsómetros. Es posible que por ello la utilización de los medidores de frecuencia cardiaca sea tan común para cuantificar la carga de entrenamiento por los ciclistas.

Los invito a repasar el siguiente artículo (http://g-se.com/es/entrenamiento-de-la-resistencia/f-ahumada-entrenamiento-o/articulos/control-de-la-carga-de-entrenamiento-en-el-ciclismo-1540) donde se realiza una revisión de tres parámetros de control de la carga (índice de esfuerzo percibido, la frecuencia cardíaca y la producción de potencia) utilizados en el ciclismo.

Es innegable, por estos días, obviar el trascendental cambio que ha producido la posibilidad de medir en el campo los vatios que pueden ser capaces de movilizarse. Quizás ahora con este instrumento (potenciómetro ) podemos responder algunas de estas preguntas:

¿Cómo saber si hubo una mejora en el rendimiento al margen del resultado en una competición?

¿Cómo se puede determinar un perfil fisiológico para identificar y trabajar sobre los puntos débiles del ciclista?

¿Cómo implementar el potenciómetro para tomar decisiones sobre el momento ideal para interrumpir (o continuar) un entrenamiento intervalado?

Perfil de potencia

Al establecer un perfil de potencia individual podemos ver la máxima potencia media que puede ser desarrollada en distintos periodos de tiempo que van desde los 5 segundos hasta los 60 minutos. La invariabilidad de los vatios que pueden ser producidos en relación a la pendiente del terreno o la velocidad del viento hace que esta medición sea la más apropiada para ponderar los cambios en el rendimiento, si lo comparamos con la velocidad o el tiempo registrado en una distancia determinada.

Para establecer el perfil de potencia, Coggan y Allen dos profesionales de referencia del entrenamiento por vatios, eligieron el registro de esfuerzos máximos durante 5 segundos, 1 minutos, 5 minutos y 60 minutos. Estos periodos de tiempo reflejarían la potencia neuromuscular, la capacidad glucolítica, el máximo consumo de oxígeno y el umbral de lactato , respectivamente.

En esta grafica representativa pueden verse ilustrados valores absolutos de vatios movilizados en 5 segundos, 1-5 y 60 minutos, en dos momentos distintos de la temporada. Los círculos blancos ilustran los niveles medios alcanzados en una primera medición y los rojos en una segunda.


De esta manera quedan reflejadas las mejoras en el deportista, y podrían encontrar respuesta los interrogantes anteriormente planteados. Sin dudas que el estudio y la interpretación de los resultados requieren de un mayor análisis, no obstante a partir del análisis de la gráfica es interesante destacar que se observa un cambio notable en el perfil fisiológico del ciclista evaluado. Ya que si bien hay cambios en el rendimiento en las pruebas que tienen más de 5 min (se aprecia disminución del rendimiento), hay una mejora notable de la performance en las pruebas de 5'' y 1 min. Esto indica que la orientación del entrenamiento del ciclista estuvo claramente dirigida a incrementar su capacidad de esprint, y su rendimiento supramáximo (a intensidades superiores a Pmáx.).

En síntesis podemos afirmar que lo que surgirá de la valoración del rendimiento es un patrón único que dejara en evidencia los puntos fuertes y débiles del ciclista, lo que permitirá diseñar un entrenamiento por objetivos concretos, y una progresión cuantificable.

Referencias

Algarra , J. y Gorrotxategi A.(2012). El Entrenamiento en el Ciclismo de Ruta. Ed. Biocorp Europa S.L

Allen, H y Cheung, A. Ciclismo entrenamiento avanzado. Editorial Tutor, 2013


COMPARTIR