Prueba Contrarreloj o Time Trial para la Valoración del Rendimiento en el Ciclismo

En la figura se aprecia la variación de la velocidad y de la frecuencia cardíaca en una prueba contrarreloj (time trial) realizada en un velódromo de 250 m por un ciclista de medio rendimiento.

De manera característica, en las pruebas contrarreloj los ciclistas comienzan alcanzando un pico de velocidad que es más marcado a medida que más corta es la prueba, ya que debe "romperse" la inercia, y alcanzar rápidamente la velocidad objetivo para contrarrestar el efecto de la partida detenida. Luego la velocidad disminuye, y vuelve a aumentar hacia el final de la prueba. Este patrón de respuesta se aprecia con claridad en esta crono aquí presentada.

Es para destacar el incremento continuo de la frecuencia cardíaca a lo largo de la prueba, lo que implica un mayor estrés cardiovascular a pesar de la disminución progresiva de la producción de potencia (aunque no fue medida, es lo que se espera que ocurra por la disminución de la velocidad). Esto es característico de los esfuerzos que se realizan por encima del umbral del lactato tal como en esta crono de ciclismo de 30 min, cuyo equivalente en el pedestrismo sería una prueba de aprox. 8 km en corredores de medion rendimiento.

Las pruebas contrarreloj de estas caracterísitcas son válidas, reproducibles y específicas para el deporte, por lo que pueden ser utilizadas para controlar la evolución del ciclista, y "calibrar" la intensidad de cierto tipo de entrenamiento intervalado.

Archivo adjunto: DESCARGAR

COMPARTIR