¿Qué es la Miostatina?

Para que exista un crecimiento y maduración celular que promueva un desarrollo completo de un determinado organismo, se tienen que impulsar la activación de determinadas vías de señalización que terminan ocasionando una innumerable cantidad de procesos moleculares intracelulares.

Las hormonas son sustancias producidas por diferentes tejidos o células, que cumplen una importante función en dicho proceso de proliferación, ya que mandan una gran cantidad de mensajes a receptores específicos ubicados en diferentes tejidos diana.

Existen factores de crecimiento que actúan como reales mediadores entre diferentes tipos de células, algunos factores de crecimiento estimulan la proliferación de células y otros la inhiben, mientras que otros pueden estimular a una concentración e inhibir a otra (mecanismos de regulación interna).

La Miostatina fue hallada por McPherron recientemente, es clasificada como un inhibidor natural de los factores de crecimiento. Fue inicialmente descubierta cuando se encontró mutaciones del gen de la Miostatina que se correlacionaba con la hipertrofia muscular exagerada. Diferentes estudios indican que la Miostatina inhibe la progresión del ciclo celular y reduce los niveles de factores de regulación miogénica, controlando así la proliferación y la diferenciación durante la miogénesis en diferentes seres vivos.

Se cree que esta proteína media sus acciones en el musculo esquelético a través de la activación de los receptores (ActRIIA y ActRIIB), y la posterior fosforilación de proteínas “Smad”, para luego modular la transcripción de genes. Más recientemente, se ha encontrado que la vía IGF-I-Akt-mTOR, que actúa como mediadora en la diferenciación de mioblastos y la hipertrofia de miotúbulos, ha demostrado ser capaz de inhibir la señalización de Miostatina.



Tomado de Ryall y col.

En varios trabajos con ratones se ha encontrado que con diferentes inhibidores de Miostatina, se produce un aumento de la sección transversal del musculo y un incremento en el rendimiento de la fuerza. Aunque sus evidencias en seres humanos todavía son poco concluyentes, todo parece indicar que la inhibición de la Miostatina puede tener beneficios terapéuticos potenciales en el tratamiento de la Sarcopenia.


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

Sakuma, K., & Yamaguchi, A. (2012). Sarcopenia and age-related endocrine function.International journal of endocrinology,2012.

Ryall, J. G., Schertzer, J. D., & Lynch, G. S. (2008). Cellular and molecular mechanisms underlying age-related skeletal muscle wasting and weakness.Biogerontology,9(4), 213-228.

Burton, L. A., & Sumukadas, D. (2010). Optimal management of sarcopenia.Clinical interventions in aging,5, 217.

Calbet, J., & Fiol, C. F. (2003). La miostatina y el crecimiento muscular.Archivos de medicina del deporte: revista de la Federación Española de Medicina del Deporte y de la Confederación Iberoamericana de Medicina del Deporte, (95), 237-242.

COMPARTIR