Resistencia General para Niños y Adolescentes, Teoría, Experiencias y Programa de Entrenamiento

General resistance to children and adolescents, theory, experience and training program

Alberto Borges Moreno

Artículo publicado en el journal Revista de Entrenamiento Deportivo, Volumen 28, Número 4 del año .

Resumen

En este trabajo se hizo una revisión teórica sobre el entrenamiento aeróbico y su importancia para las poblaciones de jóvenes atletas. A la edad de la madurez que suele ser completada con el desarrollo físico es posible pulsar estas capacidades y desarrollar aún más su nivel, pero es mejor y conveniente para aquellos niños que han estado dedicados a la preparación y entrenamiento antes por algunos años, como se puede ver en el desarrollo del texto se sugieren algunos de los métodos adecuados para la preparación de la resistencia y su control. Los elementos teóricos citados y las propuestas de la literatura que en general es conocida se ven en la práctica. Ciertamente, he encontrado algunos puntos que son similares de acuerdo con el crecimiento biológico y considero interesantes, pero en lo fundamental este artículo es de carácter práctico en el que propongo ideas y sugerencias para el desarrollo de la resistencia general a fin de que los entrenadores puedan organizar mejor su labor.

Palabras clave: resistencia aeróbica, maduración.

Abstract

In this work a theoretical review of aerobic training and its importance for populations of young athletes was made. At the age of maturity which is usually completed physical development may push these skills and further develop their level, but better and convenient for children who have been dedicated to the preparation and training for a few years before, as be seen in the development of the text suggests some appropriate methods for the preparation and control. The theoretical elements mentioned and proposed in the literature are generally known in practice. Certainly, I have found some points that are similar according to biological growth and find interesting, but basically this article is of a practical nature in which I propose ideas and suggestions for the development of general resistance so that coaches can better organize this work.

Keywords: aerobic resistance, maturation.

Introducción

Muchos estudios contemporáneos definen dos tipos de resistencia. La general y la especial; en este artículo trato sobre resistencia general con base aerobia, los entrenadores sabemos que el ejercicio de carácter aerobio es necesario para todos los deportes y que se recomienda desarrollar sesiones cargadas de este tipo de trabajo a principios de la preparación general en todo macro-ciclo; este presupuesto es válido para todos los atletas de cualquier nivel; pero lógicamente lo necesitan en mayor cuantía los atletas más jóvenes.

"La resistencia se puede clasificar de varias maneras. Por ejemplo, la resistencia aeróbica, a veces es nombrada ejercicio de resistencia de baja intensidad que permite a una persona realizar las actividades de forma continua durante un período largo de tiempo" (Bompa & Haff, 2009, p. 287).

Como sabemos hay varios factores del desarrollo biológico que afectan la mejoría de la resistencia, la literatura incluye menciones de algunos muy importantes, entre ellos: el desarrollo del sistema cardiovascular y como aspecto fundamental el poder de bombeo sanguíneo del corazón; el fortalecimiento del sistema respiratorio; el volumen del consumo de oxígeno y la función de la hemoglobina implicada en el transporte de este por la sangre, la incidencia del sistema músculo-esquelético en el trabajo de larga duración en el que inciden los tipos de fibras musculares, considérese en este caso las fibras lentas (S); además la ciencia ha demostrado otros factores incidentes que se relacionan con la densidad de las mitocondrias en el núcleo de la célula, la densidad de los capilares y su incidencia en el transporte de nutrientes y oxígeno para el buen funcionamiento del cuerpo humano durante y después del trabajo físico, la acumulación de lactato en la sangre que se conoce como umbral de lactato y que es posible medir con técnicas asequibles, estos elementos son mencionados por (Bompa & Haff, 2009, pp. 289–296). Paradójicamente en el material niños y adolescentes en el deporte; del texto fisiología del ejercicio físico se plantea que la capacidad aerobia en niños expresada en litros por minutos es menor que en adultos con niveles similares de entrenamiento, esto se explica porque los niños poseen una menor capacidad de bombeo sanguíneo ya que el tamaño del corazón es proporcional al tamaño del cuerpo; pero cuando se reconoce la proporción en relación al tamaño del cuerpo el mismo texto indica que no hay diferencias, no obstante en relación al paso de carrera los niños no pueden mantener el mismo ritmo que los adultos debido a las básicas diferencias de la economía de esfuerzo, es posible que la escala de consumo de oxígeno respecto al peso del cuerpo sea inapropiada de acuerdo al crecimiento y desarrollo (Kenney, 2012, p. 390-391). En relación a lo anterior los científicos indican que de todas formas hay desarrollo y el aspecto más significativo e interesante es el siguiente:

“Recientes estudios han mostrado pequeños incrementos en el desarrollo de la capacidad aerobia en niños; es menor que la encontrada en adolescentes y adultos alrededor del 5%-15% en niños, comparado con alrededor del 15%-25% en adolescentes y adultos” (Kenney, 2012, p. 396).

El término resistencia, se asocia en la mayoría de los casos con el de resistencia aerobia, esta también es conocida como la capacidad de resistencia del cuerpo para luchar contra la fatiga frente al ejercicio prolongado de carácter lento, cuando el metabolismo se realiza en lo fundamental con la presencia y predominio de oxígeno. Hay muchas maneras diferentes de entrenamiento capaces de aumentar la resistencia en general; pero para una mejor comprensión la literatura contemporánea clasifica los dos tipos más importantes de la resistencia o tolerancia, como de baja intensidad y alta intensidad, esto permite comprender mejor como se debe organizar el entrenamiento, según las ideas de la bibliografía básica.

"Las actividades de baja intensidad que usan el suministro de energía predominantemente aeróbica tienden a exhibir picos máximas más bajos y por lo tanto pueden ser clasificados como de menor intensidad" (Conley M.S. & R.L.Jhonson, D,R. Honeycut and T.P.Hoke, 1993) tomado de :(Bompa & Haff, 2009).

Todo esto es muy interesante en el nivel de conocimiento teórico, pero en la práctica que podemos hacer para ofrecer a nuestros atletas de menor edad sesiones que ayuden al desarrollo de esta capacidad. Según mi juicio, este es un aspecto muy conocido, no obstante hay algunos puntos interesantes que me atrevo a describir en este artículo aportando mis experiencias para la programación de entrenamientos eficientes a estos fines.

Desarrollo

Uno de los aspectos más interesantes de la teoría del entrenamiento deportivo es el crecimiento y desarrollo humano vinculado a la creación de ejercitaciones y métodos de entrenamiento propuestos para el desarrollo de la capacidad de resistencia en las diferentes edades, no obstante a mi modo de ver este problema conviene enfocarlo desde el punto de vista de la edad cronológica de cada persona y de la edad deportiva o de entrenamiento que tenga cada individuo.
Para la práctica del atletismo en edades infantiles y de la adolescencia conviene la ejercitación variada, el aprendizaje de habilidades motrices, el desarrollo de la agilidad y de la velocidad vinculado al fortalecimiento físico; pues no se sabe aún que especialidad será más conveniente para cada atleta en el futuro; una de las tareas de los entrenadores es evitar la especialización temprana; ya a la edad de 14-15 años es posible para algunos atletas definir un grupo de disciplinas afines e inclinar la preparación hacia algo más específico; pero de todas maneras aún no es posible definir en esas edades la especialidad o disciplina en que se preparará a cada joven atleta para alcanzar los máximos rendimientos en el futuro, el enfoque de los tipos de preparación en las diferentes etapas de desarrollo del atleta es bien explicada y definida en el texto (J L Thompson, 2009, p. 58). estos conceptos identifican el cuidado de los atletas jóvenes que es resaltado también por la literatura especializada (ACADEMIA AMERICANA PEDIATRIA, 2001), (Borges, A, 1984), (Fröhner, Gudrun, 2003), (Graham, 2008), (Pica, 2008), (Ward, 2007).

Crecimiento, desarrollo y maduración son términos utilizados para describir los cambios que se producen en el cuerpo, desde la concepción inicial del nacimiento y hasta la edad adulta; sobre esto la literatura señala que los periodos de la vida desde el nacimiento generalmente se dividen en: La infancia, la niñez, la adolescencia, la adultez. La Infancia se define como el período que incluye el primer año de vida. La niñez abarca el período de tiempo entre el final de la infancia (el primer año de vida) y el comienzo de la adolescencia...el período de la adolescencia es más difícil de definir en años cronológicos (Wilmore, Costill, & Kenney, 2008, p. 384). En estas primeras etapas de la vida la preparación multilateral y variada suele ser más conveniente, como sabemos los entrenadores la preparación de los atletas jóvenes debe ser dirigida con mucho cuidado, es conveniente avanzar de lo fácil a lo difícil; lo que indica que en principio debería trabajarse más con métodos que estimulen el trabajo aeróbico por medio de juegos; que por supuesto son más ventajosos para el desarrollo multilateral y para mantener la motivación y el interés por la práctica en cada sesión.

Mi experiencia como entrenador me dice que hay que tener en cuenta los principios y leyes generales que rigen el entrenamiento deportivo y por lo tanto llevar el proceso por el camino correcto para obtener mejores beneficios y proteger la salud de las personas con las que trabajamos, en esto coinciden los criterios planteados por (Panagiota Klentrou, n.d.) Por ejemplo, la carga aplicada a los niños puede ser abordada usando juegos más generales mezclados con unidades de trabajo físico para la enseñanza de acciones motrices simples y más adelante acciones motrices complejas, esto permitirá que el cuerpo aún no desarrollado biológicamente de los niños pueda asimilar mejor las actividades de deportes, por ejemplo, una buena sesión de entrenamiento puede iniciarse con un buen calentamiento dinámico, en ocasiones con música; a continuación suelo dedicar unos 10-15 minutos para aprender o afianzar ejercicios especiales para técnica de carreras planas y con vallas, en 20-30m regresando con marcha lenta al lugar de partida para iniciar la próxima repetición, en cada sesión uso unos 6-8 ejercicios diferentes, más adelante empleo tiempo para la enseñanza de un lanzamiento y luego una técnica de salto en forma de juego para ambos tipos de disciplinas; en cada sesión las técnicas son diferentes o sea las cambio por otras; una vez impulsión de la bala y en la otra actividad lanzamiento de la jabalina, en los saltos puede hacerse técnica de altura y en la próxima sesión salto en largo o ejercicios sencillos de triple salto; para esta parte de la enseñanza usamos unos 18 a 20 minutos y a continuación dedico mucho tiempo a los juegos dinámicos de relevos cortos que varían de sesión en sesión y en ocasiones mis alumnos compiten en saltillos verticales con la cuerda que pueden hacerse contra reloj durante unos 15-20 segundos contando la cantidad total de saltos; en esto los niños suelen competir por equipos sumando la cantidad total y venciendo el equipo que acumula mayor cantidad, la última media hora de la sesión la dedico a trabajar juegos de relevos combinados venciendo obstáculos de diferente tipo y poco a poco de sesión en sesión voy proponiendo correr mayores distancias, en otras sesiones para cambiar prefiero juegos con pelotas, ejercicios de resistencia venciendo el peso corporal son practicados en cada sesión durante esta parte de la clase, o sea al final de los juegos y especialmente en días alternos, se realizan unas 12-15 repeticiones, unas dos o tres series de varios tipos de ejercicios tal y como sugieren para este aspecto (ACADEMIA AMERICANA PEDIATRIA, 2001, p. 4), (Developmental Physical Education for all Children + Journal Access., 2007); de semana en semana conviene aumentar las distancias de carreras en los juegos de relevos e incrementar la complejidad de los obstáculos a vencer, esto puede hacerse gradualmente y anotar todas las incidencias de cada entrenamiento, ejemplos de este tipo de juegos agradables es “fórmula 1”, y otros juegos que son propuestos por: (IAAF, n.d., p. 17) ver Vínculo http://www.iaaf.org/about-iaaf/documents/schoolyouth#general-information. Atención en este vínculo de la federación el material en español traducido en Argentina tiene ideas interesantes y buena variedad.

Luego a partir de la creatividad y experiencia se pueden mejorar o modificar los juegos y ofrecer actividades diferentes a los atletas con los que trabajamos cada día, más abajo explico dos juegos singularmente interesantes. La parte final de la actividad es dedicada siempre a la recuperación gradual del organismo hacia los niveles iniciales; con trote suave, ejercicios de respiración y estiramientos, siempre aprovecho para conversar con mis atletas antes de la despedida, como se puede observar dedico unos 30 minutos de cada sesión de 90 minutos a este tipo de trabajo dinámico y que estimula el componente aerobio de la resistencia general.

"Muchas literaturas refieren la importancia de la maduración del sistema nervioso, y el contemplar las ventanas de oportunidades para el desarrollo de la velocidad y la capacidad de resistencia" (Farrell, Joyner, Caiozzo, & American College of Sports Medicine, 2012).

La mielinización de la corteza cerebral se produce con mayor rapidez durante la infancia, y continúa más allá de la pubertad. Aunque la práctica de una actividad o habilidad puede mejorar el rendimiento deportivo en cierta medida, el pleno desarrollo de esa actividad, habilidad o destreza depende de la maduración completa (y de la mielinización) del sistema nervioso, el desarrollo de la fuerza es también probablemente influenciado por la mielinización (Wilmore et al., 2008, pp. 386–387). Por tanto, conviene tener en cuenta que el atletismo como deporte a largo plazo se ajusta a la regla de los 10 años, es decir se necesitan como mínimo diez años para obtener elevados resultados en este deporte, por eso la IAAF  propone ir avanzando con cautela y fortaleciendo todo el organismo paso a paso e insisto; jugar y aprender acciones motrices variadas y con ello estimular el crecimiento del corazón y fortalecer la musculatura que interviene en el proceso de respiración con ejercicios aerobios, llamo la atención a que los juegos propuestos para resistencia por el programa IAAF duran 8 minutos, más adelante apunto mis ideas y comentarios al respecto.

Dejen a los niños jugar, dicen las expresiones populares; en este sentido el método de juego cambiando continuamente y usando pausas cortas, es la mejor vía para desarrollar la tolerancia a las carreras de larga duración con los niños, esta forma de trabajo evita la monotonía en la preparación; un ejemplo de ello puede ser el uso del juego “abre la puerta”. En este juego los niños correrán una distancia a un ritmo y tiempo determinado y el entrenador permitirá el paso de los atletas participantes solo a ese tiempo pre-establecido para ese grupo, lo que fuerza a los mismos a no correr muy rápido, ni muy despacio aprendiendo a llevar un mismo ritmo o tempo de carrera y favorece a mantener la motivación del grupo debido al trabajo en equipo. Estos tramos pueden repetirse continuamente por un tiempo inicialmente planeado de 3 minutos al comenzar la preparación e incrementarlo hasta lograr correr durante unos 6-8 minutos de carrera continua tal y como propone la federación; ya en el segundo mes de trabajo; el tempo puede solicitársele exigiendo correr digamos cada 100m entre18-20 segundos, el desarrollo lógico de estas ideas aparece en el programa de atletismo de la IAAF para niños (IAAF, n.d., p. 35). En relación a los juegos de relevos cortos con poca pausa que uso en mis clases y solo para comparar con los criterios de la literatura especializada, es conveniente pensar en la siguiente propuesta.

"Recientemente, un nuevo tipo de entrenamiento de intervalos de alta intensidad conocido como entrenamiento de intervalos de velocidad ha demostrado aumentos en el rendimiento aeróbico y anaeróbico con muy bajo tiempo de recuperación" (Bayati, Farzad, Gharakhanlou, & Agha-Alinejad, 2011).

Esta propuesta que es válida para adultos; se puede adaptar a niños y adolescentes con la ejecución de muchos juegos dinámicos en distancias cortas y con poca pausa entre cada ejecución e inmediatamente variar y cambiar a otro juego diferente como ya dije antes; esto mantiene la motivación y a la vez pulsa a los niños a trabajar al igual que lo sugerido en la cita anterior por esos especialistas. Además se pueden utilizar otros juegos que el entrenador puede crear. Unos de mis juegos favoritos es “la cadena” en un área de 15m x15m, o mayor en dependencia del número de participantes, un niño inicia la persecución tratando de tocar a los demás, los alcanzados se irán enlazando a la cadena y juntos seguirán tratando de tocar a los restantes, gana el juego el último niño que no ha sido tocado sin haberse salido del área. Otro de mis favoritos es una mezcla de futbol y balonmano “corre rugbi” en el que se permite correr con el balón, golpearlo y patearlo en un área de 30m x 40m, se marcarán tantos si el equipo en posesión del balón logra colocar y solo colocar la pelota en la línea de fondo; no es necesario empujar ni accidentarse, porque la regla principal es que la persona que está en posesión del balón lo pierde al ser tocado por cualquier participante del equipo contrario, evidentemente al ampliar el área se exige más a la resistencia y esa área se puede ajustar según la cantidad de participantes. También me atrevo a sugerir el programa propuesto para juegos en el atletismo de Australia, los entrenadores pueden estar seguros que los niños disfrutarán más, pues este programa es muy agradable (“Athletics_Play_manual_v1.0_-_28_9_10.pdf,” n.d.) Y que aparece incluso organizado por sesiones.

Pero volvamos nuevamente a los presupuestos teóricos por un instante, para referirme a los jóvenes que ya han terminado su maduración sexual; entre otros criterios la literatura científica menciona que el sistema circulatorio y el respiratorio desempeñan un papel esencial en el desarrollo de esta capacidad física de tolerancia; por esa razón se explica que para obtener buenos resultados competitivos se debe tratar de aumentar la capacidad de estos sistemas de forma progresiva; usando el método de carrera a través del campo, esquí de fondo posible de realizar en algunos países de clima frio y el método de carrera de larga duración, estos métodos se pueden utilizar con buenos resultados por ejemplo al correr 6-8 minutos para empezar, y luego de dos semanas considerar el aumento progresivo planteando pasar a correr algo más, hasta logra llegar a correr continuamente 15-20 minutos en los ( micro-ciclos 8-10) de trabajo, No recomiendo entrenar de esta forma en edades tempranas pues la motivación puede disminuir y porque los niños prefieren jugar antes que entrenar monótonamente; personalmente uso estos métodos en la última sesión del micro-ciclo con adolescentes; a fin de aprovechar el descanso del fin de semana; pero lo hago de forma competitiva en dos equipos con el juego “corre y colecta”; los que en un área determinada de unos 50m x 25m, o quizás en una pista de carreras con accidentes variados y durante un tiempo previamente definido corren motivados por la competición, el tamaño de está área puede incrementarse progresivamente de mes en mes, los adolescentes deben recoger objetos cada vez que pasan y colectarlos en una caja junto a mí, que me encuentro generalmente cerca, gana el equipo que más objetos colecte en el tiempo planificado. Este trabajo creará la base para seguir entrenando en el futuro con métodos más específicos; cuando los atletas llegan a la edad de atender un grupo de eventos específicos o cuando llegan a la etapa de especialización; de todas maneras los juegos deben continuar formando parte del programa de entrenamiento; las clasificaciones de ventanas de oportunidades para las capacidades físicas han sido mencionadas en las diferentes etapas de la preparación de los atletas durante sus vidas como deportistas según lo recomendado por la IAAF en introducción al entrenamiento (JL Thompson, pág. 48,  2009), es en esas etapas donde es posible presionar más esta capacidad, para varones 13-16 años, chicas 12-14 años, esto no quiere decir que si se pierde esta oportunidad no será posible desarrollar esa capacidad; pero es la mejor etapa de la vida para que el organismo en crecimiento reciba los beneficios de desarrollar la resistencia aerobia, de lo contrario y como propone el mismo texto en la siguiente página se necesitarán trabajos remediales y pulsar aún más a los atletas que han dejado escapar esta ventana de oportunidades, comparto totalmente esas ideas, la cantidad total de metros a correr o tiempo dedicado a la resistencia es estrictamente individual para el plan, pues algunos atletas pueden más que otros, de todas formas el mínimo sugerido debe ser de unos 2 km por sesión y el máximo no más de 8 km.

Para tener cuidado es bueno poner a prueba a los niños periódicamente, se sugieren pruebas fáciles como el test de Cooper bien conocido; y el control del pulso que es muy accesible y proporciona una buena información al entrenador, la obtención de información adecuada es la manera de comprobar cómo han mejorado los niños, pero cuando se empieza a trabajar más duro y en mayores de 13 años, se pueden utilizar periódicamente algunas de las pruebas recomendadas por la literatura ver (Haff & Dumke, 2012), (“Cardiovascular / Aerobic Endurance Fitness Tests,” n.d.); pero yo personalmente suelo no utilizar ninguna de ellas aunque reconozco que son una buena opción, prefiero controlar durante todo el proceso de preparación la frecuencia cardíaca y la presión arterial, observar a los atletas y conversar con ellos, preguntar cómo se sienten y observar detenidamente sus movimientos de respiración; una respiración agitada es signo de elevada deuda de oxígeno.

Debido a que el desarrollo del cerebro es muy sensible y todo el sistema nervioso toma más tiempo para desarrollarse que otros sistemas; debemos estar en alerta todo el tiempo que dura la sesión de entrenamiento, cuando este proceso se haya completado después de la etapa de la infancia y cuando el sistema hormonal ha dado lugar a las secreciones abundantes de hormonas en el cuerpo biológicamente más fuerte, entonces podemos disponer de la posibilidad de utilizar algunos métodos más rigurosos para impugnar el desarrollo de la tolerancia, pero siempre desde la perspectiva de las posibilidades de descanso óptimo para la recuperación adecuada.

Igualmente los principios o leyes del entrenamiento deportivo deben ser considerados si queremos buenos resultados. En el texto Introducción al entrenamiento de la IAAF, se relacionan los más importantes, el principio de la sobrecarga, el principio de la reversibilidad, principio de especificidad, principio de la individualización, el principio de la variedad, así como el principio de la participación activa y consciente del atleta en el proceso de entrenamiento, (J L Thompson, 2009, pp. 131–138). A continuación presento otra opinión de especialistas destacados:

  1. Desarrollo multilateral frente a la especialización.
  2. La individualización, individualizar y controlar la carga de entrenamiento para lograr mejorar el nivel de tolerancia, incorporar la variación del entrenamiento para las diferencias de género (sexo).
  3. Desarrollo del modelo de preparación en progresión.
  4. Carga normal, carga lineal, paso de carga, carga concentrada, conjugado paradigma secuencial de carga, y la carga plana.
  5. Secuencia de la carga de entrenamiento (Bompa & Haff, 2009, pp. 31–55).

Sobre estas leyes mi opinión personal es que todas están relacionadas y condicionadas entre sí. La especialización se basa en un desarrollo multilateral anterior y es lo que se señala en la introducción de este documento para poder desarrollar un mejor trabajo, pero a su vez esto no es posible de lograr sin un cierto incremento gradual, además todo programa de entrenamiento debe elaborarse considerando la alternancia del trabajo y el descanso, de modo que se produzcan las adaptaciones de las células y del cuerpo en general con todos sus sistemas; a la forma de preparación que realizan los atletas. El método de trabajo continuo o carreras de largas distancias, donde los atletas van a correr con un ritmo determinado, es mejor alternarlo con el uso de uno o dos juegos, el método de carrera a través del campo y el método de tramos repetidos a una tasa prevista de reposo activo es buena en todos los casos, pero para ello se sugiere que el trabajo propicie y fuerce a incrementar la frecuencia cardíaca entre 140 a 160 latidos por minuto, debido a que:

"Para maximizar el rendimiento del atleta el entrenador debe desafiar regularmente la fisiología del atleta, lo que eleva el techo de la adaptación y el rendimiento final... Esto significa que el entrenador debe alternar el entrenamiento de alta intensidad con entrenamiento de menor intensidad. Si se hace correctamente, este programa mejorará la compensación y dará lugar a un efecto de súper-compensación" (Bompa & Haff, 2009, p. 20).

En mi interpretación de este punto de vista científico, las cargas se pueden cambiar en la semana con un día o dos de trabajo a baja y alta intensidad en la preparación general. En preparación especial prefiero cargas de alta intensidad a principios de semana en menor cuantía y el día antes del fin de semana propongo más trabajo, pensando en la posibilidad de ofrecer el fin de semana para recuperar el cuerpo y la mente con un descanso activo, el uso de la piscina, el hidromasaje, disfrutar de la luz solar al aire libre y del oxígeno contenido en el aire puro, la buena nutrición y la hidratación adecuada. Como resultado de más tiempo libre que pueden tomar todos los atletas junto a la familia, lo que proporciona un margen de más de 24 a 36 horas según es necesario para la reposición y restauración de las células y los tejidos renovando la energía que ayudará a restablecer los efectos causados por el estrés del entrenamiento semanal.

Conclusiones

La propuesta de enfatizar la preparación de capacidades físicas en los mejores estadios de desarrollo del cuerpo humano es de mucha importancia, pues ayudará a trabajar mejor y a respetar las leyes biológicas de la vida y la salud de conformidad con los principios del entrenamiento deportivo; esto no indica que no se puedan alcanzar progresos físicos en otras etapas, pero conviene usar ese tiempo propuesto para un mejor desarrollo (ventana de oportunidades) aquí menciono solo la etapa en que se debe prestar especial atención a la resistencia pues es el objetivo principal en este trabajo; y como se puede ver el desarrollo de la resistencia es situado en el extremo de la primera maduración sexual, coincidiendo con el final de la pubertad; pero sugiero detenerse a observar esa tabla pues sus recomendaciones para el desarrollo de otras capacidades según las edades es muy interesante (JL Thompson, pág. 48, 2009).

Para finalizar deseo hacer un resumen de algunos de los métodos para desarrollar la resistencia general o tolerancia aeróbica: El fartlek o carrera con cambio de ritmo que puede tener variantes de diferentes tipos como el control, libre, líder, o el dirigido por el entrenador en el que se determinan los tramos donde se precisa ir más rápido o bajar el ritmo y que este sea más lento; el método continuo en carreras de larga duración, carreras a través del campo.

El trabajo de desarrollo de la resistencia aeróbica con los niños es generalmente mejor con los juegos, comience a seguir las ideas propuestas por el programa de atletismo de la IAAF para los niños. En el trabajo de resistencia se debe prestar mucha atención al control y la manera más fácil de hacerlo es mediante el control del pulso y el mantenimiento de una adecuada comunicación con los atletas.

Preste atención al desarrollo de los sistemas cardiovascular y respiratorio, como base para el desarrollo de la resistencia aeróbica y luego, sobre esta base podrá por lo general hacer trabajos más fuertes y específicos en las etapas posteriores de la vida, pero nunca proponga entrenamientos que estén por debajo de la capacidad atlética de cada persona.

Referencias

1. ACADEMIA AMERICANA PEDIATRIA, C. de M. del D. y de A. F. (2001). ENTRENAMIENTO DE FUERZA EN NIÑOS Y ADOLESCENTES. Pediatrics Volume 107, 107, 1470–1477.

2. Athletics_Play_manual_v1.0_-_28_9_10.pdf. (2010). Retrieved from http://www. ausport.gov.au/__data/assets/pdf_file/0004/477769/Athletics_Play_manual_v1.0_-_28_9_10.pdf

3. Bayati, M., Farzad, B., Gharakhanlou, R., & Agha-Alinejad, H. (2011). A practical model of low-volume high-intensity interval training induces performance and metabolic adaptations that resemble “all-out” sprint interval training. Journal of Sports Science & Medicine, 10(3), 571–576.

4. Bompa, T. O., & Haff, G. (2009). Periodization: theory and methodology of training. Champaign, IL: Human Kinetics.

5. Borges, A. (1984). El ritmo de aprendizaje de las acciones motrices en escolares, Ministerio de Educación. ICCP, La habana, (2), 28.

6. Cardiovascular / Aerobic Endurance Fitness Tests. (2012). Retrieved March 21, 2013, from http://www. topendsports.com/testing/aerobic.htm

7. Conley M.S., M. . S., H.S.O´Briant, & R.L.Jhonson, D,R. Honeycut and T.P.Hoke. (1993). Peak power versus power and maximalnoxigen uptake. Presentation presented at the procceding of national strength and condition association annual convention., las vegas, N.V.

8. David G. Behm, & Panagiota Klentrou. (n.d.). Canadian Society for Exercise Physiology position paper: resistance training in children and adolescents. Received 30 October 2007. Accepted 24 January 2008. Published on the NRC Research Press Web Site at Apnm.nrc.ca on 10 April 2008., Appl. Physiol. Nut (2008). doi:10. 1139/H08-020

9. Developmental Physical Education for all Children + Journal Access. (2007). Human Kinetics.

10. Farrell, P. A., Joyner, M. J., Caiozzo, V. J., & American College of Sports Medicine. (2012). ACSM’s advanced exercise physiology. Philadelphia: Wolters Kluwer Health/Lippincott Williams & Wilkins.

11. Fröhner, Gudrun, P., M. (2003). Esfuerzo físico y entrenamiento en niños y jóvenes (eBook. 1. ed.). AIU: Editorial Paidotribo.

12. Graham, G. (2008). Teaching children physical education : becoming a master teacher. Champaign, IL: Human Kinetics.

13. Haff, G., & Dumke, C. (2012). Laboratory manual for exercise physiology. Champaign, IL: Human Kinetics.

14. IAAF. (2008). School/Youth. www.iaaf.org. Retrieved May 11, 2013, from http://www.iaaf.org/about-iaaf/documents/schoolyouth#iaaf-kids-youth-newsletter

15. IAAF EDUCATIONAL CARDS - IAAF KIDS’ ATHLETICS. IAAF, Mónaco. J L Thompson, P. J. L. (2009). Introduction to coaching : the official IAAF guide to coaching athletics (2nd ed. ). Monaco : International Association of Athletics Federations: IAAF.

16. Kenney, W. L. (2012). Physiology of sport and exercise (5th ed. ). Champaign, IL: Human Kinetics.

17. N.G. Ozolin and D.P. Markov. (1991). Atletismo (Ministerio de Cultura. , Vols. 1-2, Vol. 1). La Habana, editorial científico-técnica, Tomado de: Fisicultura y sport, Moscú, 1970, tr. ISCF, Ministerio de Cultura, Editorial científico-técnica, calle 2 #58, entre 3 y 5 Ciudad de La Habana 4, Cuba.: editorial científico-técnica.

18. Pica, R. (2008). Physical education for young children: movement ABCs for the little ones. Champaign, IL: Human Kinetics.

19. Ward, D. S. (2007). Physical activity interventions in children and adolescents. Champaign, IL: Human Kinetics.

20. Wilmore, J. H., Costill, D. L., & Kenney, W. L. (2008). Physiology of sport and exercise. Champaign, IL: Human Kinetics.

Cita en Rev Entren Deport

Alberto Borges Moreno (2014). Resistencia General para Niños y Adolescentes, Teoría, Experiencias y Programa de Entrenamiento. Rev Entren Deport. 28 (4).
https://g-se.com/resistencia-general-para-ninos-y-adolescentes-teoria-experiencias-y-programa-de-entrenamiento-1760-sa-657cfb272486a0

COMPARTIR