Respuestas cardíacas autónomas y de la presión arterial a una serie aguda de ejercicio con pesas rusas

Respuestas cardíacas autónomas y de la presión arterial a una serie aguda de ejercicio con pesas rusas
 

Recibe más contenidos como este en tu Whatsapp de inmediato y sin perder tiempo buscando.

Recibir sugerencias

La hipertensión (HTA), caracterizada por un aumento de la presión arterial (PA), es un factor de riesgo importante de enfermedad cardiovascular y daño de órganos blanco (Chobanian 2003). La disfunción autónoma es reconocida como un mecanismo fisiopatológico primario de la HTA porque está relacionada tanto con el desarrollo como con las complicaciones de esta condición (Mancia 2014). La variabilidad de la frecuencia cardíaca (VFC) se reconoce como una medida de la regulación autónoma cardíaca, especialmente como un sustituto del equilibrio simpático-parasimpático (simpáticovagal). La variabilidad de la frecuencia cardíaca se utiliza en muchas aplicaciones de investigación, incluido el estudio del control autónomo durante la actividad física (Goldberger 2006) y después (la fase de recuperación) del ejercicio agudo (Goldberger 2006). Las respuestas de la VFC y de la PA después del ejercicio parecen estar relacionadas con la intensidad del ejercicio realizado, particularmente en los primeros minutos de recuperación (Goldberger 2006, Parekh 2005). Además, un predominio simpático prolongado y una reactivación parasimpática lenta concomitante contribuyen a un retraso en la recuperación de la PA después del ejercicio, que se cree que está asociado con un mayor riesgo de eventos cardíacos agudos (Lewis 2008, Morshedi-Meibodi 2002). Por lo tanto, comprender el impacto de varias modalidades de ejercicio sobre la regulación autónoma y de la PA proporcionaría una mayor comprensión de la relación post-ejercicio entre estas variables y podría ayudar en el desarrollo de estrategias para disminuir el riesgo cardiovascular relacionado con el ejercicio.

La pesa rusa (KB, llamada kettlebell), una pesa de mano de hierro con forma de bala de cañón y un mango, se remonta a principios del siglo XVIII en Rusia, donde ganó popularidad como instrumento de ejercicio (Tsatsouline 2006). En los últimos años, el resurgimiento en el uso de la KB se ha debido principalmente a programas como el CrossFit y los talleres de Pavel Tsatsouline, donde se utiliza como una modalidad de entrenamiento para mejorar tanto la fuerza muscular como el fitness aeróbico, proporcionando así una alternativa a los métodos de ejercicio establecidos (Fahey 2008). Debido al diseño de la KB, su naturaleza de alta velocidad, balística y excéntrica la convierte en una excelente forma de ejercicio para la carga de los músculos extensores de la cadera y de la cadena posterior (Fahey 2008, Tsatsouline 2006). El ejercicio de swing con KB a 2 manos, un movimiento primario en el entrenamiento con KB, se realiza rítmicamente incorporando una extensión explosiva de cadera durante la fase concéntrica, seguida de una flexión dinámica de la cadera durante la fase excéntrica del swing (Fahey 2008, Tsatsouline 2006). Los swings con pesas rusas generalmente se usan como una forma de entrenamiento en intervalos de alta intensidad, usando series alternadas de ejercicio seguidas de breves períodos de descanso (Fahey 2008). A pesar de la popularidad de esta forma de ejercicio, la investigación sobre las respuestas cardiovasculares agudas a una rutina de swing con KB es limitada. Se ha demostrado previamente que una sesión aguda de swings con KB provoca elevaciones en la FC y el cortisol (una hormona del estrés), que permanecen elevadas durante al menos 15 minutos después del ejercicio (Budnar 2014). Además, Farrar y cols. (2010) observaron que los swings con KB causaban un mayor aumento en el consumo de oxígeno (VO2máx) y en la FC en comparación con el ejercicio tradicional de fuerza o de potencia. Aunque un aumento del VO2máx y de la frecuencia cardíaca resultante del entrenamiento con KB son menores que los inducidos por el ejercicio aeróbico (Hulsey 2012), los swings con KB presentan una exigencia metabólica que puede provocar respuestas cardíacas autónomas y de la presión arterial únicas. Por lo tanto, recientemente el Dr. Alexei Wong, de la Marymount University (EEUU), llevó a cabo un estudio cuyo objetivo fue investigar los efectos de una sesión de ejercicios con KB sobre la función autónoma cardíaca posterior al ejercicio y las respuestas de la PA.

Es decir, ese estudio evaluó los efectos de una sesión aguda de ejercicio con KB sobre la variabilidad de la frecuencia cardíaca y las respuestas de la PA en individuos sanos. Diecisiete (hombres = 10 y mujeres = 7) sujetos sanos completaron una prueba de control de ejercicio con o sin KBen orden aleatorio. La variabilidad de la frecuencia cardíaca y mediciones de la PA se recopilaron al inicio del estudio, a los 3, 10 y 30 minutos después de cada prueba.

Hubo aumentos significativos (p <0.01) en la frecuencia cardíaca, los marcadores de actividad simpática (nLF) y el equilibrio simpáticovagal (nLF/nHF) durante 30 minutos después de la prueba con KB, mientras que no se observaron cambios desde el valor inicial después de la prueba de control. También hubo disminuciones significativas (p <0.01) en los marcadores del tono vagal (RMMSD, y nHF) durante 30 minutos, así como (p <0.01) la PA sistólica y la PA diastólica a los 10 y 30 minutos después de la prueba con KB, mientras que no hubo cambios desde los valores iniciales observados después de la prueba de control.

Estos hallazgos indican que el ejercicio con KB aumenta el equilibrio simpatovagal durante 30 minutos después de la intervención, lo que es concurrente con un efecto hipotensor importante.

APLICACIONES PRÁCTICAS

Este estudio demostró que una serie de ejercicio con KB provoca un efecto hipotensor importante después del ejercicio. Además, esta intervención produjo aumentos concomitantes en las actividades simpáticas y parasimpáticas disminuidas durante los 30 minutos posteriores al ejercicio, lo que influye en la recuperación incompleta de la FC durante este período. Comprender el estado de recuperación de la PA, la FC y la función autónoma después del ejercicio con KB permitirá una prescripción más eficaz y segura para este tipo de entrenamiento. El ejercicio con pesas rusas podría resultar una adición útil para los practicantes de fuerza y del acondicionamiento físico interesados en el control de la presión arterial, agregando atractivo a su uso como una alternativa a los métodos establecidos como el entrenamiento aeróbico y de la fuerza.


 

¿Te gustó este contenido? Recibe sugerencias de más y nuevos artículos en tu Whatsapp en el acto y con solo un clic.

Recibir sugerencias