Tasa de oxidación de grasas como función de la respuesta hormonal y de lípidos en plasma en atletas de resistencia

Tasa de oxidación de grasas como función de la respuesta hormonal y de lípidos en plasma en atletas de resistencia

Los cambios en los lípidos en plasma durante el ejercicio incremental no se conocen bien. El conocimiento de las vías del metabolismo de las grasas y las diferentes fuentes de grasa que pueden usarse en el ejercicio, son importantes para entender los cambios en el metabolismo de las grasas, lo que podría ocurrir como resultado de intervenciones que buscan influir sobre dicha oxidación de grasas, con el objetivo de mejorar el ritmo de entrenamiento y el uso profiláctico del ejercicio.

Recientemente, Marisol Soria de la Universidad de Zaragoza (España), llevó a cabo un estudio al respecto, donde el objetivo de ese estudio fue investigar la relación entre la tasa de oxidación de grasas, lípidos en plasma, y concentraciones hormonales en atletas bien entrenados.

Veintiséis triatletas entrenados completaron un test en cicloergómetro graduado hasta el agotamiento, aumentando 0.5 Wkg-1 cada 10 minutos. Las tasas de oxidación de grasas fueron determinadas por calorimetría indirecta. Para cada individuo, la máxima oxidación de grasas (MFO), la intensidad a la que la MFO ocurrió (Fatmáx), y la intensidad a la que la oxidación de grasas se volvió despreciable (Fatmin), fueron determinadas. Las muestras de sangre para los análisis de las hormonas y los lípidos fueron reunidas al final de cada fase del test graduado de ejercicio.

Todas las variables estudiadas, excepto la insulina, mostraron un aumento al final del protocolo incremental con respecto a los niveles basales. El ácido graso libre alcanzó un aumento significativo al 60% del VO2máx y niveles máximos al 70% del VO2máx. La lipoproteína de baja densidad (LDL) y los triglicéridos (TG) disminuyeron y los niveles más bajos se mostraron al 60% del VO2máx y alcanzando aumentos significativos después del 80% del VO2máx. La lipoproteína de alta densidad alcanzó un aumento significativo al 60% del VO2máx. La adrenalina y norepinefrina aumentaron hasta el final del ejercicio incremental, y las diferencias significativas fueron desde el 50% del VO2máx.

Estos resultados indican que las intensidades del ejercicio están relacionadas a los niveles de los lípidos en plasma. En la zona cuando la oxidación de los lípidos es máxima, la variación de TG y LDL en plasma difiere de otros lípidos. Estos resultados pueden tener aplicación para una prescripción de la intensidad del ejercicio más adecuada para maximizar los efectos beneficiosos del ejercicio.

APLICACIONES PRÁCTICAS

Esta información puede ser útil para conocer los perfiles de plasma alrededor de la intensidad de la Fatmáx y podría usarse en programas de entrenamiento de la valoración en vías de desarrollo asociados con la pérdida de peso, tolerancia a la glucosa mejorada, y un fitness cardiovascular mayor. La evaluación de la Fatmáx realizada en el ejercicio continuo, progresivo, y submáximo puede determinar la intensidad (la velocidad, frecuencia cardiaca, y potencia de carga en la bicicleta) a la que el cuerpo usa más grasas para encontrar las demandas del esfuerzo. Varios estudios indican que entendiendo la intensidad del ejercicio a la que la oxidación máxima de grasas ocurre, puede hacer al ejercicio más eficaz para reducir la grasa corporal.

SHARE