Técnicas para acelerar la Recuperación ¿Qué se sabe al respecto?

Técnicas para acelerar la Recuperación ¿Qué se sabe al respecto?

Uno de los factores más importantes en Rendimiento (RE) es la Recuperación (R) de la Fatiga (F) finalizado el ejercicio, especialmente en modalidades donde se compite el mismo día o días sucesivos, con poco tiempo de R. En estos casos, los que recuperan más rápido su F, tendrían ventaja para su RE.

A pesar de que los deportistas utilizan una gran parte del tiempo en la R, en proporción al invertido en entrenamiento [1], se ha investigado muy poco en este campo. Sin embargo, en los últimos años con los actuales modelos de competición deportiva, se ha considerado de gran importancia los aspectos relacionados con la R de la F.

La R de la F, se realiza por medio de complejos procesos de Síntesis Proteica (SP). De esta forma es determinante mantener el contenido muscular y sanguíneo de diversos aminoácidos que sirven de substrato para la SP o evitar el daño muscular [2, 3].

La R está influenciada por infinitud de elementos, siendo la nutrición uno de ellos a pesar de que su eficacia depende de numerosas variables como: la competición, el sexo, el nivel de entrenamiento y el estado nutricional [4]. Para ayudar a la R [2], no se deben utilizar estrategias para una R rápida del glucógeno muscular (estrategias muy estudiadas científicamente), si la F del deportista no se debe a esa causa. Además, estudios recientes dan mucha importancia al mantenimiento de la respuesta inmunológica, per-post ejercicio, especialmente si es de larga duración [5].

Tipos de fatiga y mecanismo de producción.

Para una correcta R, se considera fundamental conocer el tipo de F y los mecanismos que la producen. En los últimos años, la F deportiva se ha clasificado de forma muy esquemática, pero igualmente práctica, en 2 tipos:

·F Central

·F Periférica

Con el conocimiento científico actual, los principales mecanismos de producción de F serían [2,6]:

I-Deplección de Substratos.

II-Acúmulo de Metabolitos.

III-Incremento de la Temperatura central.

IV- Daño muscular inducido por ejercicio.

V-Alteraciones Hidroelectrolíticas

VI- Modificaciones en los aminoácidos ramificados.

VII- Radicales Libres.

VIII- Inmunidad.

Por tanto, las estrategias para ayudar a la R de la F dependerán del mecanismo que ha causado la F, así como de los factores que afectan al rendimiento deportivo [7]. A continuación se exponen algunas de las estrategias más comúnmente utilizadas que en los últimos años han demostrado su posible uso en la recuperación de deportistas.

Nutricionales

Glucógeno

En los últimos años, se ha demostrado científicamente en deportistas que utilizan sus depósitos de glucógeno en la competición, que el consumo de Carbohidratos (CHO) asociados a una pequeña cantidad de Proteínas (particularmente de leucina) [8] suministrados en la primera fase de la R e inmediatamente después de la competición, mejoran de forma significativa los niveles de resíntesis de Glucógeno Muscular (GM). En este sentido, existe evidencia de que la ingesta debe ser de 1.2 g de CHO por Kg. de peso corporal. Algunos estudios recientemente publicados, han reorientado las consideraciones sobre el beneficio que los deportistas siempre obtenían en la síntesis de GM inmediatamente finalizado el entrenamiento o la competición. El concepto de "train low, compete high", es decir entrenar con niveles bajos de glucógeno muscular y competir con niveles altos, ha sido analizado desde diferentes perspectivas utilizando múltiples marcadores (restauración del glucógeno, enzimas de carácter oxidativo, etc.); observándose que existían mejoras sustanciales en las adaptaciones al entrenamiento cuando el GM tenía niveles bajos durante los entrenamientos. De entre todos estos objetivos de la activación transcriptora, son el GLUT4 y el PGC-1 algunos de los marcadores más importantes [9].

Tomado de Koopman y col [8] .


Parecen claras algunas ventajas del concepto "train low, compete high" y además son aplicables a la R, como el propio concepto implica, se debe llegar a la competición son altos niveles de glucógeno. El modo de ingerir los CHO se puede realizar en forma de gel, líquido ó sólido, y así garantizar una adecuada reposición de GM. La ventaja de añadir proteína y leucina a los CHO es que se incrementa la síntesis proteica y probablemente hay una reducción del daño muscular originado por el ejercicio intenso [8].

ATP y Fosfocreatina

Para ayudar a la R de la F, originada por vaciamientos de ATP y/o de Fosfocreatina (PCr), la ingesta de Creatina (Cr) comercializada en forma de Monohidrato de Cr es uno de los suplementos más utilizados actualmente. La Cr se ha convertido en los últimos años en la sustancia nutricional más popular de las que podrían potencialmente mejorar el rendimiento deportivo. La Cr está presente en el músculo humano, aunque también se sintetiza de forma natural en el hígado, el páncreas y en los riñones a partir de aminoácidos como la arginina, la glicina y la metionina a razón de un gramo de Cr por día. Además hay cantidades altas en algunos alimentos, sobre todo en las carnes rojas. Ya un trabajo publicado en 1992, demostró que la capacidad de los depósitos musculares de PCr se incrementaba al menos un 20% en sujetos que ingerían Cr durante varios días [10]. La ingesta de Cr durante 4-6 días incrementa la Cr en el músculo esquelético y el contenido de PCr, mejorando el rendimiento específico comparado con la ingestión de un placebo [11]. Esto provocaría una aceleración de la R durante repeticiones de ejercicio intenso por la facilitación de la resíntesis de PCr [12]. Además, ingerida en las dosis recomendadas, no altera los patrones ni los marcadores de la salud [13]. Los datos científicos sugieren que la suplementación con Cr puede mejorar la R de la F en los ejercicios intensos de corta duración, especialmente en deportes de repeticiones o sprints múltiples.

Hidroterapia

Uno de los sistemas de R post-competición más utilizados es la inmersión en agua helada, basada únicamente en la experiencia y todavía con limitaciones para investigar su efecto en la mejora del rendimiento y la R de la F [14]. La estrategia de inmersión en agua helada podría tener efectos positivos fisiológicos en nuestro organismo acelerando la R post competición. Los cambios fisiológicos que produce están relacionados con la movilidad de fluidos intracelular-intravascular, la reducción de edema muscular y el incremento del flujo sanguíneo [15]. Igualmente pudiera tener un efecto psicológico beneficioso en los deportistas reduciendo la sensación de F. La temperatura del agua altera la repuesta fisiológica a la inmersión y con frío se podría mejorar el proceso de R [15]. Recientes estudios con deportistas de conjunto [16], demostraron que la inmersión en agua helada presentó un incremento en marcadores pro- y anti-inflamatorios, sugiriendo que la inmersión en agua helada puede ser efectiva en la mejora de la recuperación muscular a corto plazo después de un ejercicio de alta intensidad [16].

Masaje

El masaje es una de las técnicas más utilizadas dentro del proceso de recuperación de los deportistas. A pesar del efecto beneficioso y la sensación placentera, todavía no existe nivel de evidencia 1ª a partir de estudios metanalíticos que hayan utilizado revisiones críticas y que incluyan el efecto del masaje en la recuperación del deportista. No obstante, trabajos presentados en los últimos años demuestran que el masaje mejora el flujo sanguíneo y el proceso de aclarado de la concentración de lactato en sangre venosa [17]. También recientemente en una publicación que analizó diferentes bases de datos, se concluyó que la mayoría de los estudios indicaban que el masaje reduce el nivel de daño muscular. Es necesario que futuros estudios solidifiquen la metodología manejada. Por ejemplo, el tiempo de exposición y el tipo de masaje son diferentes en la mayor parte de dichos trabajos, careciendo de consistencia [18].

Manguitos de compresión

Muchas estrategias de recuperación para atletas de elite están basadas en terapias usadas en poblaciones pacientes. La ropa de compresión es una de estas estrategias que tradicionalmente ha sido usada para tratar varias condiciones linfáticas y circulatorias. La compresión con “garments” a priori, mejora la vuelta venosa por el uso de compresión graduada a los miembros (próximo-distal) [19]. En un trabajo reciente de nuestro grupo de estudio publicado en el año 2014, analizamos el efecto de las medias de compresión en un triatlón de media distancia, concluyendo que no se presentó ningún tipo de ventaja para mantener la función muscular o reducir los marcadores de daño muscular durante la carrera en el grupo que las utilizó con respecto a un grupo control [20].


Tomado de Del Coso y col [20].


Sueño

El Sueño(S) es una estrategia natural de R orgánica. En humanos está demostrado que es vital en la supervivencia y en el RE [21]. Los atletas necesitan una apropiada cantidad y calidad de S, teniendo una implicación importante en el RE y en la R, así como en el sobre-entrenamiento, siendo el método más simple de R del deportista. La mayoría de estrategias de recuperación van encaminadas a la mejoras de la calidad del sueño, incluso suponiendo que los deportistas frecuentemente no cumplen con las 8 horas de regeneración orgánica. Trabajos muy recientes confirman que la eficacia de irradiación en el cuerpo con rayos de color rojo mejora la calidad del sueño en un grupo de jugadoras de elite femeninas, ofreciendo una terapia no farmacológica y no invasiva para prevenir desórdenes de insomnio tan frecuentes en deportistas [22].

Tomado de Zhao y col [22] .


Ergogenia

Las utilización de ayudas ergogénicas que tienen por objeto mejorar la recuperación en el deporte deben ser utilizadas en la medida en que estudios concluyan resultados con nivel de evidencia científica 1ª. A pesar de las grandes cantidades de dinero que los equipos invierten en suplementos sin nivel de evidencia 1ª, se siguen utilizando muchos productos sin conocimiento real de su potencial recuperador. Entre todos ellos, la Beta-alanina, la Cr, el Citrato, el Bicarbonato, ó más recientemente el Nitrato son elementos comunes en los planes de rendimiento de los deportistas. Las últimas tendencias en ergogenia vienen por la combinación de elementos potencialmente demostrados en la recuperación que apliquen su capacidad recuperadora en una dosis-respuesta adecuada, tal como el grupo de Hofmann demostró hace unos años la eficacia de la Cr más Beta-alanina en el rendimiento de fuerza en un grupo de 33 jugadores de futbol americano [23].

CONCLUSIONES

Para una correcta recuperación es absolutamente necesario conocer el tipo de fatiga y el mecanismo de producción. Las novedades relevantes en recuperación para reparar estructuras proponen la temporización de las estrategias en función de la respuesta individualizada, la activación de diferentes genes dependiendo del tipo de nutrición y entrenamiento, junto con el mantenimiento de la Inmunidad. El tipo de ingesta nutricional y el momento de la ingestión influirán en las adaptaciones producidas en respuesta al ejercicio. El asegurar suficiente cantidad y sobre todo calidad del sueño, será de importancia en la recuperación, además de un uso adecuado de la gestión de la inmersión en agua. Algunos suplementos nutricionales como el Monohidrato de Creatina, la Beta-alanina, o su combinación pueden ser beneficiosos en la R post-competición.

Julio Calleja-González para Stefano Benítez Capacitaciones.

Los invitamos a la siguiente capacitación en donde realizaremos un profundo análisis bibliográfico relacionándolo con ejemplos prácticos para su aplicabilidad.

http://g-se.com/es/org/stefano-benitez/capacitacion/webinar-la-recuperacion-determina-el-rendimiento-final-en-deportes-de-conjunto


REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS.

1)Bishop, PA., Jones, E., Woods, AK. Recovery from training: a brief review: brief review. J Strength Cond Res. May; 22(3):1015-24, 2008.

2)Terrados Cepeda, N., Mora-Rodríguez, R. y S. Padilla Magunacelaya. "La Recuperación de la Fatiga del Deportista". Editorial Gymnos, Madrid, 2004.

3)De Bock, K., Derave, W., Eijnde, BO., Hesselink, MK., Koninckx, E., Rose, A.J., Schrauwen, P., Bonen, A., Richter, EA., Hespel, P. Effect of training in the fasted state on metabolic responses during exercise with carbohydrate intake. J Appl Physiol. Apr;104 (4):1045-55, 2008.

4) Campbell, B., Kreider, RB., Ziegenfuss, T., La Bounty, P., Roberts, M., Burke, D., Landis, J., Lopez, H., Antonio, J. International Society of Sports Nutrition position stand: protein and exercise. J Int Soc Sports Nutr. Sep 26; 4: 8, 2007.

5)Moreira, A., Arsati, F., Cury, PR., Franciscon, C., Simões, AC., De Oliveira, PR., De Araújo, VC. The impact of a 17-day training period for an international championship on mucosal immune parameters in top-level basketball players and staff members. Eur J Oral Sci. Oct;116 (5):431-7, 2008.

6)Fernández-García, B. y N. Terrados Cepeda. "La Fatiga del Deportista". Editorial Gymnos, Madrid, 2004.

7) Halson, S. Recovery techniques for athletes Sports Science Exchange. Vol. 26, No. 120, 1-6, 2013.

8)Koopman R, Wagenmakers AJM, Manders TJF, Zorenc AHG, Senden J.M.G, Gorselink M. Keizer H.A, and van loon L.J.C. Combined ingestion of protein and free leucine with carbohydrate increases post exercise muscle protein synthesis in vivo in male subjects. Am J Physiol Endocrinol Metab. 288: e645-e653, 2005.

9)Bassel-Duby R, Olson EN. Signaling pathways in skeletal muscle remodeling. Annu Rev Biochem. 75:19-37, 2006.

10)Harris R. Elevation of creatine in resting and exercising muscles of normal subjects by creatine supplementation. Clin Sci. 83:367-74, 1992.

11)Ostojic SM. Creatine supplementation in young soccer players. Int J Sport Nutr Exerc Metab. 14(1):95-103, 2004.

12)Dorado García C, Sanchis Moysi J, Chavarren Cabrero J, López Calbet, JA. Efectos de la administración de suplementos de creatina sobre el rendimiento. Arch Med Dep.14: 213-221, 1997.

13)Schroder H, Terrados N, Tramullas A. Risk assessment of the potential side effects of long-term creatine supplementation in team sport athletes. Eur J of Nutr. 44(4):255-61, 2005.

14)Vaile J, Halson S, Gill N, Dawson B. Effect of hydrotherapy on recovery from fatigue. Int J Sports Med. 29(7):539-544, 2008.

15)Wilcock JM, Cronin JB, Hing WA. Physiological response to water immersion: a method for sport recovery? Sports Med, 36(9):747-765, 2006.

16)Jajtner AR, Hoffman JR, Gonzalez AM, Worts P, Fragala MS, Stout JR. Comparison of Electrical Stimulation versus Cold Water Immersion Treatment on Muscle Soreness Following Resistance Exercise. J Sport Rehabil. Mar 12 2014 [Epub ahead of print]

17)Wiltshire, E.V., V. Poitras, M. Pak, T. Hong, J. Rayner, and M.E. Tschakovsky (2010). Massage impairs post exercise muscle blood flow and “lactic acid” removal. Med. Sci. Sports Exerc. 42: 1062-1071, 2010.

18)Nelson N. Delayed onset muscle soreness: is massage effective? J Body Mov Ther. Oct; 17(4):475-82, 2013.

19)Bochmann, RP., W. Seibel, E. Haase, V. Hietschold, H. Rodel, and A. Deussen. External compression increases forearm perfusion. J. Appl. Physiol. 99: 2337-2344, 2005.

20)Del Coso J, Areces F, Salinero JJ, Cristina González-Millán, Javier Abián-Vicén, Lidon Soriano, Diana Ruiz, César Gallo, Beatriz Lara, Julio Calleja-González. Compression stockings do not improve muscular performance during a half-ironman triathlon race. Eur J Appl Physiol. Marzo, 14 (3):587-595, 2014.

21)Latorre Román, P.A. Sueño y rendimiento físico-deportivo. Arc Med Dep. XVI, 73:447-454, 1999.

22)Zhao J, Tian Y, Nie J, Xu J, Liu D. Red light and the sleep quality and endurance performance of Chinese female basketball players. J Athl Train. 47(6):673-678, 2012.

23)Hoffman J, Ratamess N, Kang J, Mangine G, Faigenbaum A, Stout J. Effect of creatine and beta-alanine supplementation on performance and endocrine responses in strength/power athletes. Int J Sport NutrExercMetab. 430-46, 2006.



COMPARTIR