Validez de modelos basados en la frecuencia cardíaca para estimar el consumo de oxígeno durante el juego de tenis

Validez de modelos basados en la frecuencia cardíaca para estimar el consumo de oxígeno durante el juego de tenis
 

Recibe más contenidos como este en tu Whatsapp de inmediato y sin perder tiempo buscando.

Recibir sugerencias

Dependiendo de múltiples factores, incluida la superficie de juego y el comportamiento táctico de los jugadores, un partido de tenis competitivo puede incluir entre 300 y 500 esfuerzos de alta intensidad distribuidos en períodos cortos (≈1-10 segundos) de juego activo seguidos de períodos de recuperación (≈10 –20 segundos entre punto o ≈90 segundos cuando se cambia de extremo) durante un período de tiempo relativamente largo (≈1–5 horas) (Fernández-Fernández 2009, Fernández 2006). Las capacidades aeróbicas se consideran relativamente importantes para evitar la fatiga en el rendimiento competitivo (Kovacs 2007); de hecho, se han observado relaciones moderadas (Smekal 2000) y fuertes (Banzer 2008) entre el fitness aeróbico (es decir, el consumo máximo de oxígeno, VO2máx) y el nivel competitivo, y se ha demostrado que los tenistas competitivos tienen una capacidad aeróbica de media a alta (Baiget 2014, Fernández 2006). Parece que los tenistas de nivel internacional exhiben una mejor condición aeróbica que los jugadores de nivel nacional (Baiget 2016), y que los tenistas en mejores condiciones aeróbicas son capaces de participar a intensidades metabólicas más bajas durante el partido (Baiget 2015).

La medición y cuantificación de la intensidad metabólica de los partidos de forma regular puede ayudar a los entrenadores a ajustar la carga de trabajo de entrenamiento individual a las demandas específicas del juego (Novas 2003). En el tenis, la intensidad metabólica se ha evaluado principalmente mediante la frecuencia cardíaca (FC), la absorción de oxígeno (VO2) y el lactato sanguíneo (Fernández 2006). En los deportes intermitentes, la medición del VO2 ofrece algunas ventajas sobre otros métodos, por ejemplo, el registro incluye la energía utilizada para restaurar los fosfatos en los períodos de recuperación (Smekal 2001) y se ha utilizado ampliamente en el tenis con fines de investigación (Baiget 2015, Fernández-Fernández 2009, Ferrauti 2001, Smekal 2003, Smekal 2001).

En los últimos años, se han propuesto varios tests de campo específicos para evaluar la condición aeróbica de los tenistas. Estas pruebas permiten la medición directa del VO2 en condiciones estandarizadas, recreando los patrones intramusculares e intermusculares del juego, incluyendo movimientos específicos y golpes (Baiget 2014). Específicamente, se ha demostrado que la “Prueba de Resistencia Específica de Tenis” (SET-Test) es una prueba de campo válida y confiable para evaluar directamente el VO2máx y los umbrales ventilatorios (Baiget 2014). Además, el punto de deflexión de la FC obtenido a partir del SET-Test se puede utilizar para predecir indirectamente el segundo umbral ventilatorio (VT2) (Baiget 2015). Sin embargo, se desconoce la validez del test SET para estimar indirectamente el VO2 según diferentes intensidades de prueba con fines de entrenamiento.

El control de la carga de entrenamiento específica del tenis mediante la medición directa del VO2 durante el entrenamiento implicaría el uso diario de analizadores de gas portátiles. El uso regular de estos dispositivos durante el entrenamiento sería poco práctico y costoso para la mayoría de los entrenadores del tenis. Por otro lado, la FC es hoy en día una variable fisiológica relativamente simple y precisa (Wicks 2011) y, dada su relación casi lineal con el VO2 a intensidades de ejercicio submáximas (Astrand 1977), actualmente se considera un parámetro válido para estimar el VO2 en ejercicios continuos y constantes en estado estacionario, realizadas en cinta ergométrica y cicloergometría (USTA 2014). Más recientemente, también ha demostrado su eficacia en deportes intermitentes como fútbol, baloncesto, vóleibol, esgrima y hockey sobre césped. Sin embargo, hay poca información sobre la precisión de la FC para predecir el VO2 en el tenis. Debido a la dificultad de registrar el VO2 y la FC simultáneamente durante deportes intermitentes, las ecuaciones de predicción basadas en la relación entre FC y VO2 se han obtenido principalmente en el laboratorio, y actualmente se desconoce la eficacia de las ecuaciones de predicción de FC-VO2 específicas del deporte (Scribbans 2015).

Por lo tanto, recientemente Ernest Baiget de la Universidad Central de Catalunia (España), los objetivos de este estudio fueron: (a) evaluar la validez del criterio y la precisión del Test SET para estimar el VO2 en función de la duración del test, y (b) determinar la validez y precisión relacionadas con el criterio de valores específicos y semiespecíficos basados en métodos de frecuencia cardíaca para predecir el VO2 durante el partido en jugadores de tenis competitivo. Basándose en resultados anteriores (Baiget 2015), se probó la hipótesis de que la duración del tiempo del test SET predeciría el VO2 medido durante el test utilizando un modelo de regresión lineal. También se probó la hipótesis de que la ecuación de regresión FC-VO2 individual generada durante el ejercicio específico del deporte (estimación específica del partido del tenis) predeciría el VO2 medido durante el partido con el mismo nivel de validez y precisión que el generado a través de una prueba de tenis incremental (estimación del test de tenis incremental semiespecífico).

Es decir, este estudio tuvo como objetivo evaluar la validez de un test de tenis en cancha (prueba específica de tenis de resistencia [SET-Test]) y 2 métodos basados en la frecuencia cardíaca (FC) para estimar el consumo de oxígeno (VO2) en tenistas competitivos. Treinta y cinco jugadores masculinos realizaron un SET-Test para relacionar la duración del test (minutos) y el VO2. Dos semanas más tarde, 16 jugadores realizaron un partido simulado en el que se midieron la FC y el VO2 (VO2-PLAY, valor de criterio) y luego se compararon con los valores de VO2 predecidos a partir de las ecuaciones de regresión lineal de FC/VO2 derivadas del SET-Test (pVO2- TEST) y del partido de un set (pVO2-PLAY).

La duración de la prueba y el VO2-TEST fueron fuertemente correlacionados (r2 = 0.821, p >0.001, SEE = 5.6 ml·kg-1·min-1), lo que indica que el resultado de la prueba SET es un indicador algo bueno de la aptitud aeróbica en los tenistas. probablemente sea útil para fines de formación. El pVO2-PLAY y VO2-PLAY (valor de criterio) estaban fuertemente correlacionados (r2 = 0.832, p <0.001) y SEE era moderado (3.5 ml·kg-1·min-1 = 11.5%). El pVO2-TEST difirió del criterio (32.4±10.7 vs 30.8±8.6 ml·kg-1·min-1, p <0.001) y, aunque fuertemente correlacionado (r2 = 0.689, p <0.001), se produjo una sobreestimación (media Δ = 1.6 ml·kg-1·min-1 = 4.9%), produciendo un SEE alto (4.8 ml·kg-1·min-1 = 15.6%). Se concluyó que: (a) el rendimiento del SET-test es un predictor válido y moderadamente preciso del VO2; y (b) la ecuación de regresión FC-VO2 individual generada durante el partido de tenis predice el VO2 con mayor precisión que la regresión derivada a partir del SET-test.

APLICACIONES PRÁCTICAS

La medición individual precisa de la intensidad del entrenamiento es necesaria para desarrollar la condición aeróbica y el rendimiento específico. Las ecuaciones de predicción metabólica validadas para estimar la intensidad metabólica de los deportes intermitentes pueden ser útiles para establecer objetivos de intensidad con precisión (Scribbans 2015). El test de SET proporciona un método preciso para estimar indirectamente la frecuencia aeróbica máxima (que ocurre 2 tiros·min-1 antes de la carga máxima, Baiget 2017) y utilizando el modelo de regresión lineal basado en la duración de la prueba, el test permite estimar el VO2 a lo largo de un amplio rango de frecuencias de golpe de pelota (es decir, 9-25 tiros·min-1). Entonces, utilizando las diferentes frecuencias de golpe de pelota como carga externa, los entrenadores pueden determinar y controlar las cargas metabólicas (es decir, % de la MAF y del VO2 estimado) y contribuir a individualizar mejor el entrenamiento aeróbico específico en la cancha.

 

¿Te gustó este contenido? Recibe sugerencias de más y nuevos artículos en tu Whatsapp en el acto y con solo un clic.

Recibir sugerencias