La naturaleza y la prevalencia de las lesiones durante el entrenamiento de Crossfit

La naturaleza y la prevalencia de las lesiones durante el entrenamiento de Crossfit

Hace algunos meses publicamos un blog respecto a un estudio de Smith y cols que se publico el mes pasado en el JSCR sobre los beneficios del CF sobre las mejoras en la composición corporal y el Vo2 . Dentro de la discusión del trabajo los autores reportaron que un 16% de los sujetos seleccionados para el estudio debieron abandonar el mismo por lesiones de sobreuso. La comunidad medica deportiva puso un especial interés y un foco de precaución sobre las posibles lesiones que podrían devenir de la alta intensidad, el alto volumen de repeticiones y la pobre técnica deportiva al realizar reiteradamente ejecuciones con alto nivel de fatiga. Las recomendaciones del Consortium for Health and Military Performance (CHAMP), de miembros del departamento de defensa de los EEUU y representantes del American College of Sports Medicine (ACSM), sobre el significativo riesgo potencial de lesión con este tipo de programas a pasar de sus beneficios, generaron un manto de dudas y sospechas sobre esta practica que se popularizo exponencialmente. Sin embargo estas críticas no son basadas en evidencia sobre epidemiológia por lo tanto hasta la fecha se desconocía la tasa de lesiones que genera la practica del CF.

En el último número del Journal del Departamento medico de la Armada de los EEUU, Grier y cols (2013), evaluaron un programa de entrenamiento de alta intensidad de la Armada (Advanced Tactical Athlete Conditioning (ATAC)) con el agregado de un programa de Crossfit o de un Ranger Athletic Warrior Program, sobre la condición física y la tasa de lesiones en un equipo de brigada de combate de 1393 soldados. Los autores reportaron que la tasa total de lesiones y la tasa de lesiones por sobreuso se incremento un 12% y un 16% respectivamente luego de la implementación de un programa extremo de alta intensidad, mientras que los soldados que no participaron del programa extremo de alta intensidad de un 14 y 10%, evidenciando que la adición de un programa extremo no genera mas lesiones que la no incorporación del mismo y señalaron que los factores de riesgo son el alto numero de kilómetros recorridos por semana en el campus de entrenamiento, el sobrepeso y el tabaquismo.

Este último mes en la publicación previa al papel del JSCR en un estudio inedito Hak y cols, realizaron el primer trabajo para conocer la tasa de lesiones y el tipo de lesiones que surgen del CF. Para ello se confeccionó un cuestionario en línea, que fue distribuido entre los foros en línea internacionales de CrossFit. Los datos recolectados incluyeron datos demográficos generales, programas de entrenamiento, perfiles de lesiones y el uso de suplementos. Se recolectaron un total de 132 cuestionarios completos de los cuales podemos observar que la media de experiencia de entrenamiento fue de 18,6 meses con un promedio de 5,3 hs por semana. Los investigadores reportaron que 97 (73,5%) declararon haber sufrido una lesión durante el entrenamiento de CrossFit. Un total de 186 lesiones fueron reportadas, de las cuales 9 (7,0%) requirieron intervención quirúrgica. Se calculó una tasa de lesiones de 3,1 por cada 1.000 horas de entrenamiento.

Esta tasa de lesiones es similar a la que ocurre en el levantamiento olímpico de pesas (2-4/1000hs), la lucha olímpica (2-9.6/1000hs), voleibol (1.7-3.8/1000hs), gimnasia (0.5-5.3/1000hs), e inferior a los deportes de equipo tales como fútbol (10-35/1000 hs) (Caine y cols 2010).

A pesar de la tasa de lesión similar a las modalidades deportivas antes mencionadas, se observa que las lesiones de hombro corresponde al 25% del total de las lesiones, presentando una alta prevalencia (31.8%). Estos valores son superiores a los encontrados en levantadores de pesas por Cahoon y Fry (1999), quienes reportaron que las lesiones de hombro se ubican en el tercer lugar (18%) por debajo de las lesiones de espalda baja (23%) y de rodilla (19%).

Otro de los lugares reportados con mas frecuencia de lesión es la espada baja 20%, similar a los datos de Cahoon y Fry (1999).

Hak y cols sugieren que la alta intensidad asociada al alto volumen de repeticiones con una alta sobrecarga son factores que pueden desencadenar las tasas de lesiones sobre hombros y espalda baja, debiendo ser tenidas seriamente en cuenta al organizar y programar los WOD para minimizar el riesgo de lesión y cambiar al percepción de la lesión sobre le crossfit.

La gran demanda de ejercicios del levantamiento de pesas como el snatch o el overhead squat, que requieren un gran dominio técnico, deberían ser controlados y dosificados junto con los demás ejercicios que involucren la articulación del hombro dentro de la semana de entrenamiento. Estos ejercicios ejecutados sin una base solida previa, con técnica inadecuada (exceso de rotación externa e hiperextensión de hombro) y en condiciones de fatiga, forman los ingredientes indeseables para una posible lesión de hombro.

Un punto importante que puede influir en la tasa de lesiones, es el gran foco de entrenamiento de orientación metabólica, con un orden aparentemente aleatorio con falta de entrenamiento de fuerza de base que genere una estructura solida, estable y balanceada para poder entrenar alta intensidad con alto volumen, minimizando la lesión.

Referencias

Hak PT, Hodzovic E, Hickey B. The nature and prevalence of injury during CrossFit training. J Strength Cond Res. 2013 Nov 22. [Epub ahead of print]

Grier T, Canham-Chervak M, McNulty V, Jones BH. Extreme conditioning programs and injury risk in a US Army Brigade Combat Team. US Army Med Dep J. 2013 Oct-Dec:36-47.

Smith MM, Sommer AJ, Starkoff BE, Devor ST. Crossfit-based high-intensity power training improves maximal aerobic fitness and body composition. J Strength Cond Res. 2013;27(11):3159-72

Calhoon G, Fry A. Injury Rates and Profiles of Elite Competitive Weightlifters. Journal of Athletic Training 1999;34(3):232-238

Dennis J. Caine, Peter Harmer, Melissa Schiff. Epidemiology of injury in Olympic sports. Willey Blackwell. 2010


COMPARTIR