"Modelo de sesión" Ejercicio y enfermedad cardiovascular. Cliente "Tipo C"

“Programas de Rehabilitación cardiaca”

Varias publicaciones en los últimos años han demostrado los beneficios del ejercicio físico en la prevención primaria y tratamiento de las enfermedades relacionadas con el sistema cardiovascular (ECV), señalando como principales beneficios un aumento de la capacidad funcional y el consumo máximo de oxígeno (VO2máx), una reducción de la frecuencia cardiaca submáxima y especialmente un aumento en el diámetro del calibre coronario, además de algunos beneficios psicológicos; en conclusión un aumento en la “calidad de vida” de estas poblaciones, todo bajo el contexto de la denomina Rehabilitación cardiaca”.

Actualmente la “Rehabilitación cardiaca” es definida como una práctica cardiológica terapéutica que tiene por objeto llevar a los pacientes que presentan enfermedad cardiovascular al mejor estado posible en su condición física, psíquica y social, ayudando a los pacientes a recuperar y/o mantener una vida plena y activa, (Leon, 2005). Los protocolos de funcionamiento de estas unidades de “rehabilitación cardiaca” están muy entandarizados; dividiendo por fases un proceso en el que intervienen diferentes perfiles profesionales sanitarios con el objetivo de manejar diferentes estrategias de tratamiento y sistemas de evaluación para estratificar adecuadamente el riesgo de estos pacientes ante la práctica de actividad física. En algunos países como Argentina o España es habitual encontrar estos servicios de “Rehabilitación cardiaca” y todos los indicadores parecen demostrar que sin duda alguna es la opción de tratamiento más recomendable para este segmento de población.


“Prescripción de ejercicio en sala de Fitness”

Sin embargo la realidad muestra que también son habituales las situaciones en las que una persona que presenta alguna ECV, acude a un centro deportivo a realizar ejercicio de “manera libre” o contrata los servicios de un entrenador personal, es ahí donde surge la necesidad de conocer las recomendaciones generales y especificas de trabajo que afectan a la prescripción de ejercicio fuera de las unidades de “rehabilitación cardiaca” antes mencionadas.

A continuación presentamos un modelo de sesión especifica para personas con enfermedad cardiovascular, categorizada como "tipo C", tras la evaluación previa.


El programa de ejercicio para pacientes con enfermedad cardiaca se basa en al prescripción tradicional para las personas sanas. Sin embargo, se modifica según indican la condición médica general y cardiovascular del paciente. Esto incluye un programa de ejercicio apropiado para el individuo con respecto a la modalidad, la frecuencia, la duración, la intensidad y el progreso del ejercicio.

Frecuencia. La frecuencia es de tres días por semana no consecutivos.

Duración. 45 a 60 minutos. Debe haber períodos de calentamiento y de enfriamiento de al menos 10 minutos, ejercicios de estiramiento y de flexibilidad, así como ejercicios cardiovasculares de 20 a 40 minutos que se realicen de forma continua o en intervalos. Este último puede ser útil en particular para los pacientes de enfermedad vascular periférica y claudicación intermitente.

Modalidad. Ejercicios cardiovasculares que involucran al conjunto de músculos grandes, tales como caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar, practicar aeróbicos, son adecuados para el acondicionamiento de resistencia cardiovascular. La intensidad ideal del entrenamiento cardiovascular estará condicionada por la clasificación del paciente B o C. En pacientes clase B utilizaremos un trabajo aeróbico extensivo con algunos picos aeróbicos intensivos, buscando la máxima adaptación cardiovascular, en casos de clientes más inestables clase C, utilizaremos un trabajo exclusivamente aeróbico extensivo. En ninguno de los casos se deberá sobrepasar el 85% del umbral isquémico.

El trabajo de fuerza también es provechoso para pacientes seleccionado. Por lo general, los ejercicios de resistencia se realizan con un patrón de entrenamiento de circuito de hasta 10 ó 12 ejercicios con 10 ó 12 repeticiones de resistencias que puedan realizarse cómodamente 60 - 70 % C.E, limitando los ejercicios del tren superior en pacientes clase C.


Referencias Bibliográficas.

Kesaniemi, Y. K.; et al. Dose-response issues concerning physical activity and health: an evidence-based symposium. Med. Sci. Sports Exerc. 33 (6 Suppl): S351-8, 2001.

Haskell, W. L.; et al. Physical activity and public health: updated recommendation for adults from the American College of Sports Medicine and the American Heart Association. Circulation. 116 (9): 1081-93, 2007.

Taylor, R. S.; et al. Exercise-based rehabilitation for patients with coronary heart disease: systematic review and metaanalysis of randomized controlled trials. Am. J. Med. 116 (10): 682-92, 2004.

Leon-Latre, M.; et al. Update on cardiovascular prevention and cardiac rehabilitation. Rev. Esp. Cardiol. 62 (Suppl 1): 4-13, 2009.

Archivo adjunto: DESCARGAR

COMPARTIR