Ingesta Energética y de Macronutrientes en Mujeres Atletas

Hay una escasez de ensayos clínicos sobre atletas femeninas, puesto que la mayoría de investigaciones son realizadas en atletas masculinos. Con la creciente participación de las mujeres en los eventos deportivos resulta bastante llamativa la escasez de investigación en este ámbito, pues la nutrición es un pilar fundamental para garantizar un buen rendimiento deportivo, tanto para los hombres como para las mujeres atletas. No se ha encontrado justificación a la falta de estudios en mujeres, pero una de las posibilidades que se plantean es que la mayoría de las recomendaciones nutricionales se han basado en datos recogidos con sujetos masculinos y se han extrapolado al género femenino.

Algunos keypoints de este interesante artículo de 2015:

+ La Asociación Dietética de Estados Unidos y de Canadá y el Colegio Americano de Medicina del Deporte, indican que la ingesta de proteínas abarca desde 1.2 a 1.7 gramos/kg/día. Según esto, el ensayo clínico en el que la ingesta media es de 1,8 gramos/kg/día excedería del límite, sin embargo, la posición de la Sociedad Internacional de Nutrición Deportiva implica que la ingesta de proteínas tiene que estar en el intervalo de 1,4 a 2,0 gramos/kg/día. La OMS establece que el consumo de proteínas es de 0,8 g/kg/día independientemente de la actividad física, de ahí que el ensayo clínico que se basó en estas recomendaciones concluyó que la ingesta de proteínas era elevada y, sin embargo, estaba dentro del rango de las recomendaciones anteriores. Esta falta de homogeneidad en las recomendaciones nutricionales puede dificultar la valoración de la alimentación de los atletas, a la hora de considerar si es o no adecuada, ya que en función de las directrices consultadas un consumo determinado puede ser adecuado e inadecuado al mismo tiempo (Ver un análisis realizado que muestra la necesidad de reevaluar las RDA con respecto a proteína dietaria).

+ En ninguno de los estudios incluidos se ha especificado el tipo de proteína ingerida, únicamente se ha expresado la cantidad. Si este aspecto no se tiene en cuenta puede que aunque un deportista mantenga una ingesta de proteínas adecuada a las recomendaciones, si predominan las de origen vegetal puede presentar problemas o retraso en la recuperación tras el ejercicio físico y su rendimiento deportivo puede verse afectado. Varios estudios reflejan que la fuente de prótidos influye en la mayor o menor síntesis de proteínas, en la recuperación tras el ejercicio y en el grado de hipertrofia muscular.

+ El mayor déficit que presentan las mujeres atletas es a nivel energético y de hidratos de carbono; la proteína es el macronutriente que mayoritariamente se encuentra dentro del rango recomendado; en la mitad de los estudios hay sobre ingesta de lípidos.

+ Se recomienda realizar un consenso entre instituciones científicas de prestigio sobre la ingesta energética y de macronutrientes en el deporte, haciendo especial hincapié en la mujer.

Resumen

Objetivo: determinar la ingesta de macronutrientes adecuada para mejorar el estado nutricional de las mujeres atletas y su rendimiento deportivo.

Métodos: se realizó una búsqueda en cuatro bases de datos: EBSCO, Proquest, Pubmed y OvidSP, empleando las palabras clave “protein intake” AND “athletes” y “endurance athletes” AND “nutrition”. Criterios de selección: artículos originales sobre el consumo de proteínas en atletas femeninas (Entre 2009 y 2014), en revistas científicas indexadas.

Resultados: se identificaron 722 artículos, de los cuales solo el 1,4% fueron considerados como incluidos. El 100% eran ensayos clínicos finalizados y publicados en el extranjero, el 50% en EE. UU. El 20% eran estudios exclusivos de mujeres atletas y el 80% incluían hombres y mujeres en la muestra. En el 70% de los estudios las mujeres atletas presentaron déficits energéticos; en la ingesta proteica, el 70% cumplieron con las recomendaciones dietéticas; la ingesta de hidratos de carbono fue inadecuada en el 90% de los ensayos clínicos y, en el 50%, las mujeres presentaban una sobreingesta de grasas.

Conclusiones: existe una deficiencia de información acerca de la nutrición en mujeres atletas en Europa y a nivel internacional. Las atletas femeninas consumen energía y macronutrientes en menor proporción que los atletas masculinos. No existe consenso en el rango de proteínas recomendado y se encuentran discrepancias en el consumo en función del tipo de ejercicio físico que se realice. Se recomienda llevar a cabo un acuerdo entre instituciones científicas de prestigio sobre la ingesta energética y de macronutrientes en el deporte, especialmente en la mujer.

Asencio LB & García-Galbis MR. Ingesta energética y de macronutrientes en mujeres atletas. Nutr Hosp. 2015; 32 (5):1936-1948.

Archivo adjunto: DESCARGAR

COMPARTIR