Vías de Señalización Asociadas a la Inflamación del Músculo Esquelético

Posible rol anti-inflamatorio de la acción de los BCAAs.

Los procesos de recuperación de las rupturas miofibrilares asociadas al ejercicio se caracterizan por sus fases de grado secuencial aunque con cierta sobreposición entre ellos, incluyendo fases como la lesión, inflamación, regeneración y fibrosis. El daño tisular y la lesión predomina durante los primeros días después del entrenamiento, seguido por la regeneración. Cuando existe lesión severa el músculo no se recupera completamente y llega a formarse tejido fibroso aproximadamente dos semanas después de la lesión.

De esta manera, la respuesta inflamatoria es una fase importante del proceso natural de recuperación y sanación muscular. Durante esta fase existe una liberación de varios tipos de citocinas y factores de crecimiento que permiten el incremento de la permeabilidad de los vasos sanguíneos y la quimiotaxis de células inflamatorias, como neutrófilos y macrófagos. Estas células contribuyen a la degradación del tejido muscular deteriorado a través de la liberación de especies reactivas de oxígeno (ROS - Reactive Oxygen Species) y la producción de citocinas pro-inflamatorias, tales como el factor de necrosis tumoral alfa (TNF-α), interleucina-1 (IL-1) y IL-6 que regulan el proceso inflamatorio. El rol de estas células es bastante complejo ya que pueden promover bien sea la lesión o la reparación tisular.

En resumen, la inflamación del músculo esquelético puede incrementar la expresión o aumentar la actividad de factores como TNF-αB, ROS, IL-6 y NF-kB, los cuales pueden estimular directa o indirectamente la degradación proteica y atenuar la síntesis de proteínas. No obstante, la suplementación con aminoácidos de cadena ramificada (BCAAs) podría contrarrestar tales efectos al suprimir la proteólisis del músculo esquelético y estimular la síntesis de proteína. Uno de mecanismos propuestos por los cuales los BCAAs pueden regular la respuesta inflamatoria es rol intermediario de la L-glutamina (Ver L-Glutamina; Suplementación y Bases Metabólicas). Debido a que se ha demostrado que los BCAAs incrementan la síntesis de glutamina (vía alfa-cetoglutarato/glutamato) en situaciones que demandan alto consumo de glutamina y/o que disminuyen las concentraciones de glutamato (enfermedad catabólica, cáncer, sepsis, lesiones musculares, etc.), se podría pensar que el incremento de este inmunomodulador puede favorecer los procesos de atenuación inflamatoria.

La imagen adjunta muestra las vías de señalización asociadas a la inflamación del músculo esquelético y el posible rol de los BCAAs.

CAPACITACIONES RECOMENDADAS:

Taller de Actualización en Fisiología del Ejercicio

Taller de Deporte-Genómica; Técnicas Experimentales en Estudios Ómicos Relacionados con las Ciencias del Ejercicio

Referencias

Figura tomada de: Nicastro, N.; Ribeiro da Luz, C.; Seixas D.; Grassmann, L.; Azevedo, V.; Macedo, M.; Lancha Jr., H. Does Branched-Chain Amino Acids Supplementation Modulate Skeletal Muscle Remodeling through Inflammation Modulation Possible Mechanisms of Action. Journal of Nutrition and Metabolism. Article ID 136937. 2012

Rohde, T.; Maclean, DA.; Pedersen, BK. Glutamine, lymphocyte proliferation and cytokine production. Scandinavian Journal of Immunology, vol. 44, no. 6, pp. 648–650, 1996.

Yaqoob, P.; Calder, PC. Cytokine production by human peripheral blood mononuclear cells: differential sensitivity to glutamine availability. Cytokine, vol. 10, no. 10, pp. 790–794, 1998.

Archivo adjunto: DESCARGAR

COMPARTIR