¿Deberían Todos Tomar Creatina?

¿Deberían Todos Tomar Creatina?

La creatina en su forma libre y fosforilada tiene un papel esencial en el mantenimiento y distribución de los niveles de ATP en tejidos con altas y fluctuantes demandas energéticas como el músculo, cerebro y corazón (Bonilla DA, 2013), hasta tal punto que alteraciones en las concentraciones de Cr en estos tejidos producen marcados cambios funcionales que generan diverso tipo de enfermedades (Patra et al. 2008; Balestrino et al. 2009; Nasrallah et al. 2010).

Como suplemento deportivo, la creatina es uno de las sustancias más investigadas en el mundo y por muy lejos la más popular para ganar masa muscular. Sin embargo, la mayoría de las personas subestima los poderosos efectos de la creatina y sus beneficios ocultos, los cuales pueden ser utilizados por cualquiera sin importar si se es un fisicoculturista, un atleta o una persona común y corriente.

No por nada se le conoce a la creatina como una sustancia pleitrópica (que afecta a más de una característica corporal) y le fue dedicada la CREATINE CONFERENCE „CREATINE IN HEALTH, SPORT & MEDICINE" en Alemania en 2015.

A continuación, enunciaremos un decálogo de los grandes beneficios que trae la ingesta de creatina y algunas recomendaciones, como siempre basados en la evidencia científica:

1. INCREMENTOS EN FUERZA

La creatina te hace más fuerte. En una revisión llevada a cabo por Rawson & Volek y publicada en el Journal of Strength and Conditioning se revisaron vaerios estudios publicados que analizaron el efecto de la administración de creatina sobre la fuerza muscular y se llegó a la conclusión que se genera un incremento promedio en fuerza del 8% tras la ingesta de creatina en comparación con el placebo. Para el levantamiento de pesas (número máximo de repeticiones a un porcentaje determinado de fuerza máxima), la suplementación con creatina mostró un incremento del 14% en fuerza en relación al placebo; con un incremento en la 1RM del press de banca desde el 3-45% y un mejoramiento del rendimiento en los levantamientos del 16-43% (Rawson & Volek, 2003). Lleva el siguiente mensaje a casa; si quieres hacerte más fuerte, ¡toma creatina!

* Percent changes listed are significantly different from baseline values, and significant differences between creatine and placebo groups are noted. Data on percent change were calculated from values in text or estimated from graphs where needed. One study (27) only provided change scores in kilograms; these values are reported in place of percent change. M = male; F = female. † The sample size listed represents the total number of subjects in the placebo and experimental groups, supplement duration refers to the length of the supplement/ training period, training status refers to years of resistance training experience (when provided), and activity during supplementation is a brief description of the training program (e.g., intervention, maintenance of current program, single body part design). Only change scores were provided for this study. Taken from Rawson & Volek, 2003.

2. GANANCIA DE MASA MUSCULAR

La suplementación con creatina es uno de los suplementos legales (a nivel mundial) más seguros para incrementar la masa magra muscular. Numerosos estudios han mostrado que la ingesta de creatina aumenta significativamente la masa libre de grasa (Helms ER, et al. 2014; Stone MH, et al. 1999; Vandenberghe K, et al. 1997; Willoughby & Rosene, 2001; Becque MD, et al. 2000).

3. PODER / POTENCIA CEREBRAL

Uno de los grandes depósitos de creatina en el cuerpo humano se encuentra en el cerebro. Varios estudios han mostrado que la suplementación con creatina en vegetarianos (al ser aquellos que responden fácilmente a la ingesta de creatina, conocidos en la comunidad científica como “responders”) y población de edad avanzada puede incrementar la función cerebral. La administración oral de creatina con un protocolo de ingesta de 5 gramos diarios durante seis semanas, aumentó los resultados de las pruebas de inteligencia y la capacidad de memoria en 45 jóvenes adultos vegetarianos (Rae C, et al. 2003). Los adultos mayores también se benefician con la administración de creatina, debido a que han evidenciado mejoras cognitivas significativas (McMorris T, et al. 2007). ¡Por lo tanto, si quieres un mayor rendimiento cerebral, supleméntate con creatina!

Figure 1. Variation in mean test scores with the supplement and the placebo. (a) Raven’s Advanced Progressive Matrices (RAPMs) under time pressure and (b) Wechsler Auditory backward digit span (BDS) tasks. Squares represent group 1 and triangles group 2 subjects. Bars represent standard errors. 5 g doses of supplement (creatine monohydrate (2-methylguanidoacetic acid); Pan Pharmaceuticals, Australia) or placebo (maltodextrin; Manildra Starches, Australia) in plastic vials. Taken from Rae C, et al. 2003.

4. BENEFICIOS CLÍNICOS

Los doctores también pueden actualizarse en una o dos cosas con respecto a la suplementación con creatina. La ingesta de creatina ha mostrado tener efectos neuroprotectores en enfermedades como Huntington, Parkinson y Esclerosis Lateral Amiotrófica (Wyss & Schulze, 2002). Adicionalmente, se ha encontrado en pacientes con enfermedad de McArdle que el consumo de creatina mejora la función del músculo esquelético (Vorgerd M, et al. 2000). En particular, un estudio de casos con un hombre de 26 años de edad con Miastenia Gravis, suplementado con creatina, mostró un incremento en su peso corporal en 7% (4% de dicho aumento en masa libre de grasa) y su fuerza mejoró en 37% (Stout JR, et al. 2001).

5. CREATINA PARA LA DEPRESIÓN

Un beneficio sorprendente de la suplementación con creatina es que puede ayudar en la reducción de los síntomas de depresión. A 52 mujeres con depresión les fue suministrado el antipresivo, inhibidor selectivo de la recaptación de serotonina, Lexapro (escitalopram oxalato) durante el estudio. 25 de esas mujeres consumieron creatina + Lexapro y los 27 restantes un placebo + Lexapro. Después de 8 semanas, el grupo que recibió creatina mostro resultados significativamente mejores en la Escala de Hamilton (Hamilton Depresion Rating Score), además la mitad de las mujeres del grupo de creatina no presentaron signos de depresión en comparación con un cuarto del grupo placebo al finalizar el estudio (Lyoo IK, et al. 2012). ¡Creatina contra la depresión!


Figure 2. Percentage Change in Hamilton Depression Rating Scale (HAM-D) Score for Women With Major Depressive Disorder Assigned to Creatine Monohydrate or Placebo Augmentation of Selective Serotonin Reuptake Inhibitor (escitalopram). Taken from Lyoo IK, et al. 2012.

6. ENFERMEDAD DE PARKINSON

Las personas con enfermedad de Parkinson muestran normalmente una disminución en la masa muscular, fuerza muscular y un incremento en la fatiga. En 2007, un estudio utilizó 20 pacientes con enfermedad de Parkinson Idiopática que fueron suplementados con monohidrato de creatina o un placebo más entrenamiento con pesas en un doble ciego. El grupo suplementado con creatina, tuvo un incremento significativo en la fuerza en press de pecho y curl de bíceps con respecto al placebo (Hass CJ, et al. 2007).

7. ¿DURANTE CUÁNTO TIEMPO PUEDES SUPLEMENTARTE CON CREATINA?

Suena crudo pero debido a la ignorancia de muchas personas que no tienen la preparación académica ni profesional para dar un punto de vista objetivo en el campo de la nutrición y suplementación deportiva, se han generado gran cantidad de preocupaciones o mitos con respecto a que no puedes consumir creatina por un largo periodo de tiempo por un sin número de riesgos potenciales, tales como enfermedad renal. Sin embargo, la investigación científica muestra todo lo contrario. Un estudio de 21 meses realizado en 98 jugadores de fútbol americano encontró que la suplementación con creatina a largo plazo (5-10 gramos por día) no afecta negativamente ningún marcador del estado de salud (Kreider RB, et al. 2003). Además, una investigación con placebo controlado, durante 310 días, realizada en 175 sujetos de edad avanzada con enfermedad neurodegenerativa no encontró efectos adversos de la administración crónica y a largo plazo de creatina en comparación con el placebo (Groeneveld GJ, et al. 2005). Otro estudio con 65 pacientes mayores con Parkinson tampoco evidenció efectos negativos luego de los dos años de investigación (Bender A, et al. 2008). Por lo tanto, se ha demostrado que la suplementación a largo plazo, incluso durante más de dos años, es segura y efectiva en una gran variedad de condiciones. En el caso de aquellos que sufren de enfermedad renal lo más aconsejable es no consumir creatina debido a que en esta población sí se ha visto un deterioro en la función renal.

8. ¿CUÁL ES LA DOSIS?

Aunque muchos estudios se han realizado con altas dosis de creatina sin efectos adversos, se ha demostrado que 5 gramos diarios es la dosis segura y recomendad de creatina para ver todos sus beneficios en personas del común (Shao A, et al. 2006). En el caso de culturistas, powerlifters, levantadores de pesas el protocolo de ingesta aguda (20 g durante 7 días y luego 5 gramos al día) muestra mejores y más rápidos resultados en comparación a dosis de 5 gramos (Bonilla & Moreno, 2015).

9. ¿CUÁL ES LA MEJOR FORMA DE CREATINA?

Existen muchas formas diferentes de suplementos con creatina en el mercado mundial y todos con precios variables. Sin embargo, se ha demostrado que no existen beneficios adicionales tras la suplementación con formas de creatina diferentes al monohidrato de creatina (Jagim AR, et al. 2012). Así, el monohidrato de creatina es la forma más económica, potente y poderosa que ha mostrado todos los beneficios descritos anteriormente (Bonilla DA, 2013).

10. DESPUÉS DE TODO, ¿ES LA CREATINA SEGURA?

La creatina es uno de los suplementos más seguros de todos los tiempos, sin estudios respetables que demuestren efectos adversos a corto o largo plazo. Por muchos años la gente ha cuestionado su seguridad sobre los riñones, pero la administración de creatina a largo y corto plazo ha probado ser segura sobre la función renal en personas con una dieta alta en proteína, en personas con un solo riñón y en la población saludable en general (Lugaresi R, et al. 2013; Gualano B, et al. 2010).

CAPACITACIONES RECOMENDADAS

Webinar Acondicionamiento de la Fuerza - Serie 1 La Sentadilla

Taller de Antropometría, Nutrición y Entrenamiento para la Hipertrofia

Por: MSc. Diego A. Bonilla Ocampo
MTX COLLEGE Director & MTX NUTRITION Science Product Manager
Adaptado de: Matt Foreman

REFERENCES

Arnold, L. M., Rosen, A., Pritchett, Y. L., D’Souza, D. N., Goldstein, D. J., Iyengar, S., & Wernicke, J. F. (2005). A randomized, double-blind, placebo-controlled trial of duloxetine in the treatment of women with fibromyalgia with or without major depressive disorder. Pain, 119(1-3), 5–15.http://doi.org/10.1016/j.pain.2005.06.031

Balestrino M, Gandolfo C & Perasso L. (2009). Controlling the Flow of Energy: Inhibition and Stimulation of the Creatine Transporter. Current Enzyme Inhibition 5, 223-233.

Becque, M. D., Lochmann, J. D., & Melrose, D. R. (2000). Effects of oral creatine supplementation on muscular strength and body composition.Medicine and science in sports and exercise (Vol. 32).

Bender, A., Samtleben, W., Elstner, M., & Klopstock, T. (2008). Long-term creatine supplementation is safe in aged patients with Parkinson disease. Nutrition Research, 28(3), 172–178. http://doi.org/10.1016/j.nutres.2008.01.001

Bonilla, D. A. Aspectos Bioquímicos del Transportador de Creatina SLC6A8 y Estrategias para Incrementar la Captación de Creatina por el Miocito. Revista de Entrenamiento Deportivo, ISSN 1133-0619, 2013. 27 (4): 28-37

Bonilla, D. A., Moreno, Y. Molecular and metabolic insights of creatine supplementation on resistance training. Rev Colomb Quim. 2015. 44 (1): 11-18. DOI: http://dx.doi.org/10.15446/rev.colomb.quim.v44n1.53978

Groeneveld, G. J., Beijer, C., Veldink, J. H., Kalmijn, S., Wokke, J. H. J., & van den Berg, L. H. (2005). Few adverse effects of long-term creatine supplementation in a placebo-controlled trial. International Journal of Sports Medicine, 26(4), 307–13. http://doi.org/10.1055/s-2004-817917

Gualano, B., Ferreira, D. C., Sapienza, M. T., Seguro, A. C., & Lancha, A. H. (2010). Effect of Short-term High-Dose Creatine Supplementation on Measured GFR in a Young Man With a Single Kidney. American Journal of Kidney Diseases, 55(3), e7–e9. http://doi.org/10.1053/j.ajkd.2009.10.053

Hass CJ, Collins MA, Juncos JL. Resistance training with creatine monohydrate improves upper-body strength in patients with Parkinson disease: a randomized trial. Neurorehabil Neural Repair 2007;21:107-15.

Helms, E. R., Aragon, A. a, & Fitschen, P. J. (2014). Evidence-based recommendations for natural bodybuilding contest preparation: nutrition and supplementation. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 11(1), 20. http://doi.org/10.1186/1550-2783-11-20

Hespel P, Op’t Eijnde B, Van Leemputte M, et al. Oral creatine supplementation facilitates the rehabilitation of disuse atrophy and alters the expression of muscle myogenic factors in humans. J Physiol 2001;536:625-33.

Jagim, A. R., Oliver, J. M., Sanchez, A., Galvan, E., Fluckey, J., Riechman, S., …

Kreider, R. B. (2012). A buffered form of creatine does not promote greater changes in muscle creatine content, body composition, or training adaptations than creatine monohydrate. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 9(1), 43. http://doi.org/10.1186/1550-2783-9-43

Kreider, R. B., Melton, C., Rasmussen, C. J., Greenwood, M., Lancaster, S., Cantler, E. C., … Almada, A. L. (2003). Long-term creatine supplementation does not significantly affect clinical markers of health in athletes. Molecular and Cellular Biochemistry, 244(1-2), 95–104.http://doi.org/10.1023/A:1022469320296

Lugaresi, R., Leme, M., de Salles Painelli, V., Murai, I. H., Roschel, H., Sapienza, M. T., Gualano, B. (2013). Does long-term creatine supplementation impair kidney function in resistance-trained individuals consuming a high-protein diet? Journal of the International Society of Sports Nutrition, 10(1), 26. http://doi.org/10.1186/1550-2783-10-26

Lyoo IK, Yoon S, Kim T-S, et al. A Randomized, Double-Blind Placebo-Controlled Trial of Oral Creatine Monohydrate Augmentation for Enhanced Response to a Selective Serotonin Reuptake Inhibitor in Women With Major Depressive Disorder. The American journal of psychiatry. 2012; 169 (9): 937-945.

McMorris T, Mielcarz G, Harris RC, Swain JP, Howard A. Creatine supplementation and cognitive performance in elderly individuals. Neuropsychol Dev Cogn B Aging Neuropsychol Cogn 2007; 14: 517-528.

Nasrallah F, Feki M & Kaabachi N. (2010). Creatine and Creatine Deficiency Syndromes: Biochemical and Clinical Aspects. Pediatr Neurol 42: 163-171.

Patra S, Bera S, SinhaRoy S, Ghoshal S, Ray S, Basu A, Schlattner U, Wallimann T, Ray M. (2008). Progressive decrease of phosphocreatine, creatine and creatine kinase in skeletal muscle upon transformation to sarcoma. FEBS Journal 275(12): 3236-3247.

Powers ME, Arnold BL, Weltman AL, et al. Creatine Supplementation Increases Total Body Water Without Altering Fluid Distribution. J Athl Train 2003; 38:44-50.

Rae C, Digney AL, McEwan SR, Bates TC. Oral creatine monohydrate supplementation improves brain performance: a double-blind, placebo-controlled, cross-over trial. Proceedings of the Royal Society B: Biological Sciences. 2003; 270 (1529): 2147-2150.

Rawson ES, Volek JS. Effects of creatine supplementation and resistance training on muscle strength and weightlifting performance. J Strength Cond Res. 2003; 17(4): 822-831.

Shao, A., & Hathcock, J. N. (2006). Risk assessment for creatine monohydrate. Regulatory Toxicology and Pharmacology: RTP, 45(3), 242–51. http://doi.org/10.1016/j.yrtph.2006.05.005

Stone, M. H., Sanborn, K., Smith, L. L., O’Bryant, H. S., Hoke, T., Utter, a C., … Garner, B. (1999). Effects of in-season (5 weeks) creatine and pyruvate supplementation on anaerobic performance and body composition in American football players. International Journal of Sport Nutrition.

Stout JR, Eckerson JM, May E, Coulter C, Bradley-Popovich GE. Effects of resistance exercise and creatine supplementation on myasthenia gravis: a case study. Med Sci Sports Exerc 2001; 33: 869-872.

Vandenberghe, K., Goris, M., Van Hecke, P., Van Leemputte, M., Vangerven, L., & Hespel, P. (1997). Long-term creatine intake is beneficial to muscle performance during resistance training. Journal of Applied Physiology (Bethesda, Md. : 1985), 83(6), 2055–2063.

Vorgerd M, Grehl T, Jager M, et al. Creatine therapy in myophosphorylase deficiency (McArdle disease): a placebo-controlled crossover trial. Arch Neurol 2000;57:956-63.

Willoughby, D. S., & Rosene, J. (2001). Effects of oral creatine and resistance training on myosin heavy chain expression. Medicine and Science in Sports and Exercise, 33(10), 1674–1681. http://doi.org/10.1249/01.MSS.0000069746.05241.F0

Wyss M, Schulze A. Health implications of creatine: can oral creatine supplementation protect against neurological and atherosclerotic disease? Neuroscience 2002;112:243-60.

COMPARTIR